CONFLICTO LABORAL

Bankia quiere recortar a la plantilla los pluses que ha dejado de cobrar en el ERE

Bankia sale del Íbex 35

Bankia quiere recortar los complementos variables y de promoción profesional de su plantilla, que fueron negociados como parte del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), aun antes de haber entrado en vigor. La empresa acaba de comunicar al comité de empresa su intención de abrir un periodo de consultas de un mes para llevar a cabo lo que el Estatuto de los Trabajadores llama “modificación sustancial de condiciones de trabajo”. Un cambio que los sindicatos rechazan por “incomprensible”, “irresponsable” e “innecesario”.

Tanto el sistema de retribución variable como el de promoción profesional y la Previsión Social Complementaria –cobertura de riesgos, planes de pensiones de jubilación– quedaron fijadas en un acuerdo firmado por la empresa y los sindicatos el 26 de noviembre de 2012. Entonces se estableció un sistema único y armonizado para los trabajadores procedentes de las siete cajas de ahorro que dieron lugar a Bankia.

En el acuerdo del ERE, del 8 de febrero de 2013, se firmó una reducción del coste del sistema de previsión social complementaria del 30%. Y la suspensión del cobro de las retribuciones variables durante este año. En 2014 y 2015 quedarían, además, sujetas a los resultados antes de impuestos del banco. Sólo a partir de 2016 se aplicaría plenamente el nuevo sistema. Otro tanto ocurre con los puntos de promoción profesional, que no se devengarán hasta 2016.

Sin embargo, se quejan los sindicatos, la empresa pretende cambiar ahora, antes de haberse cerrado el ERE, el complejo sistema de cálculo de las variables que definen tanto esos complementos variables como la promoción profesional. Pese a que ninguno de ellos entrará en funcionamiento hasta 2016. Tales modificaciones, teme el comité, se traducirán en recortes de esas cantidades para los trabajadores supervivientes del ERE, que incluye 3.500 despidos hasta 2015. “Es un nuevo ataque a la plantilla”, resumen.

Precisamente las críticas sindicales se centran en el hecho de que la empresa quiera modificar “los equilibrios y ahorros coyunturales firmados para aminorar el impacto” del ERE. “Aceptamos esas sacrificios a cambio de reducir el número de despidos”, explican, “no se puede tocar uno de los factores sin tocar los demás”.

Complejo sistema de cálculo

Las retribuciones variables se calculan en Bankia de acuerdo con tres factores:los resultados de la empresa, el cumplimiento individual y del equipo de unos determinados objetivos y el desempeño profesional. Según los sindicatos consultados, la entidad pretende aumentar en un 20% la exigencia de cumplimiento de los parámetros anteriores. El sistema de promoción profesional, a su vez, se basa en la valoración obtenida para calcular la retribución variable y se realiza mediante la acumulación de puntos por cada trabajador. La empresa también quiere alterar el peso de los factores que determinan esos puntos: más para el criterio funcional, menos para la antigüedad.

Bankia ha declinado hacer comentario alguno a infoLibre sobre un asunto que acaba de llegar a la mesa de negociación, indicó un portavoz.

Sin pluses por el ERE

Las retribuciones variables y la promoción profesional no fueron los únicos apartados que aceptaron suspender los trabajadores de Bankia con ocasión del ERE. También prescindieron del cobro de la antigüedad hasta el 31 de diciembre de 2016, del plus del convenio hasta el 31 de diciembre de 2015 y de las aportaciones a los planes de pensiones hasta el próximo 31 de diciembre. En 2014 dichas contribuciones se reducirán al 50% y en 2015 llegarán al 70%. Desde 2016 el ahorro comprometido deberá ser del 30%.

Esas medidas acompañaban a los 3.500 despidos del ERE, que concluyen en las oficinas el próximo viernes. A partir de enero le tocará el turno al personal de los servicios centrales. En estos días se están produciendo los últimos despidos en las sucursales de Andalucía, Cataluña y Canarias. Hasta el momento, 3.447 trabajadores han solicitado la baja voluntaria, de los que se han ido 1.941. La entidad ha denegado el cese voluntario a 734 personas y en su lugar ha despedido a otros 357 empleados, hasta completar los 2.298 ceses cerrados a fecha de 30 septiembre.

Pese a contar con el acuerdo de los principales sindicatos, el Expediente de Regulación de Empleo de Bankia suma ya más de 200 demandas individuales de los trabajadores despedidos. Alegan que se les seleccionó de forma arbitraria y discrecional.

Bankia niega ser la sucesora de Caja Madrid para eludir su responsabilidad penal

Bankia niega ser la sucesora de Caja Madrid para eludir su responsabilidad penal

Más sobre este tema
stats