Banca

La caída del negocio de la banca amenaza al crédito

Imagen de la cúpula del Banco de España en Madrid

El núcleo del negocio de los bancos consiste en pagar menos por los depósitos de lo que cobran por los préstamos. Esa diferencia se llama margen de intereses. Entre otras cosas, ese margen mide la salud del negocio. En los tres primeros meses del año, el margen de intereses de los grandes (Santander, BBVA, Popular, Bankinter y Sabadell) cayó un 9,3%, de 12.622 millones a 11.451 millones, según datos de la patronal bancaria, la AEB. Una nueva señal de alarma.

En concreto, los bancos mencionados obtuvieron hasta marzo 11.451 millones de euros frente a los 12.622 del primer trimestre de 2012. Es cierto que las situaciones son muy distintas entre entidades y es cierto también que los cambios en el sistema (fusiones etc) han modificado las cuentas. Pero la caída está ahí. La consecuencia puede ser muy negativa. Expertos como el economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez han advertido de que puede tener consecuencias sobre el crédito, justo cuando más lo necesitan las empresas y los particulares.

Por entidades, los márgenes cayeron un 14,3% en el caso del Santander, un 14,5 en el Popular y un 19,4% en el caso de Bankinter. El BBVA mantuvo el tipo (0,8% de subida) y Sabadell mejoró un 10,8%.  

Para hacer bien las comparaciones hay que tener en cuenta que el Popular ha integrado parte de la operación con el Pastor, el BBVA contabiliza por primera vez a Unim y el Sabadell mete en sus cuentas tambén por vez primera  a la CAM.

Dinero barato, dinero caro

El bajonazo en los márgenes, que se nota especialmente en entidades como el Santander, se debe, aseguran fuentes bancarias a que "los bancos están sustituyendo dinero barato del BCE por pasivo muy caro".

Según datos de marzo, los bancos europeos, ansiosos de demostrar solvencia y mejorar imagen, han devuelto al Banco Central Europeo (BCE) 235.803 millones. Supone el 23,14% del dinero que tomaron en la barra libre abierta por la autoridad monetaria europea para asegurar la liquidez en plena tormenta. Sólo el Banco Santander ha devuelto 31.000 millones al BCE. El BBVA también informó en febrero que había devuelto 8.000 millones, dos tercios de lo que tomó prestado.

La combinación de bajo rendimiento de la cartera inmobiliaria (el euríbor, referencia de tipos en el mercado hipotecario está en mínimos del 0,528%), depósitos retribuidos al 3%-3,5% en la guerra del pasivo que trata de controlar el Banco de España, sobre dimensión del negocio y atonía económica dibujan un mal panorama.

La opción para la banca está clara. Intentar ganar más. ¿Cómo? Encareciendo los préstamos. Una mala noticia para la economía. Todo en un contexto de sobredimensionamiento en oficinas y redes. En unas jornadas recientes organizadas por Deloitte, los expertos pusieron porcentajes a ese exceso de dimensión que todavía registraría el sistema bancario en España: sobra entre el 10% y el 30% de la red.

Los hombres de negro comienzan el examen de los bancos rescatados

Los hombres de negro comienzan el examen de los bancos rescatados

Más sobre este tema
stats