Economía de la Eurozona

El frenazo francoalemán enfría la ola de optimismo económico que vende el Gobierno

Rajoy avisa a sus barones: "Es imposible que a todo el mundo le vaya a gustar la decisión que se adopte"

La agencia estadística europea, Eurostat, dio la razón este jueves a quienes llaman a sujetar las riendas del optimismo al hablar de recuperación económica. Los datos publicados sobre la evolución de la economía de la eurozona (17 países) en el tercer trimestre son precupantes. El conjunto de los países del euro crecieron un escaso 0,1%, dos décimas menos que en el trimestre anterior. Pero lo peor es que confirmaron los temores sobre la renqueante evolución de las locomotoras económicas: Alemania se ha frenado, con un crecimiento del 0,3% (0,7% en el trimestre anterior) y Francia, primer destino de las exportaciones españolas, ha retrocedido un 0,1%.

Para España son muy malas noticias. La prometida recuperación, apenas insinuada en la salida de la recesión del tercer trimestre, se basa en la actividad exportadora. Entre enero y agosto, según los datos distribuidos ayer por el Ministerio de Economía, el saldo comercial arrojó una diferencia negativa de sólo 8.420 millones de euros. Hace apenas cinco años ese déficit era ocho veces mayor (66.970 millones).

La brecha se ha cerrado gracias a las exportaciones, orientadas precisamente hacia la zona euro en su mayor parte. Por eso el frenazo de Francia y de Alemania, admiten fuentes de Economía "no es una buena noticia", si bien matizan que se trata sólo de datos de un trimestre.

Datos de Comercio Exterior

De acuerdo con los datos del Instituto de Comercio Exterior, los principales destinos de las exportaciones españolas en Europa son Francia (25.012 millones de euros hasta agosto); Alemania (15.332 millones), Italia (10.893 millones) y Portugal (10.751). Italia, por cierto, también registró un retroceso de su economía entre julio y septiembre del 0,1%

Los datos de Francia son, en opinión de los expertos, los más preocupanteds por su peso en la economía de la eurozona. Hace menos de una semana,la agencia Standard and Poor's (S&P), que fue la primera en retirar la "triple A" a Francia, le rebajó de nuevo la calificación para dejarla en "AA" por considerar que el débil crecimiento  le dejan un corto margen para sanear las cuentas públicas.

S&P explicó en un comunicado que "es poco probable que el enfoque actual del Gobierno" con sus reformas "mejore de forma sustancial las perspectivas de crecimiento" a medio plazo.

Advertencia clara

Aunque la rebaja de calificación no es una catástrofe, menos aún Francia paga por su deuda tipos muy bajos, es un toque de advertencia más y un refuerzo para la idea que manda en Bruselas: Francia no está impulsando las reformas necesarias para reducir el gasto público, y ajustar el déficit.

El preocupante frenazo de las economías punteras en Europa, alimentan, además, el debate sobre los ajustes que están haciendo los países más afectados por la crisis y el papel en ésta de la principal economía europea, Alemania.

En términos interanuales, el PIB de la eurozona experimentó entre julio y septiembre una contracción del 0,4%, dos décimas mejor que el dato del trimestre precedente, mientras que los Veintiocho lograron salir de territorio negativo con una expansión interanual del 0,1%, frente a la caída del 0,2% del trimestre precedente.

Entre los países que comparten la moneda única, en el tercer trimestre de 2013 sólo Italia (-0,1%) y Chipre (-0,8%), así como Eslovenia y Grecia, cuyos datos no estaban actualizados, permanecían en recesión, después de que España (+0,1%), Estonia (+0,4%) y Países Bajos hayan retornado a tasas positivas de crecimiento.

Guindos presume en la UE de las exportaciones españolas

Más sobre este tema
stats