El déficit de la Seguridad Social

El Gobierno ‘camufla’ otra vez un nuevo “hachazo” a la hucha de las pensiones

Funcas avisa de que las pensiones serán un 35% más bajas tras las últimas reformas

El Ejecutivo en funciones anunció este viernes con sigilo la retirada de otros 8.700 millones de euros del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, lo que comunmente se conoce como la hucha de las pensiones. La noticia del "hachazo" –así lo han definido desde PSOE y Podemos– salió del gabinete de prensa del Ministerio de Empleo y Seguridad Social a eso de las 20.30 y sin previo aviso. Unas horas antes hubo reunión del Consejo de Ministros, una cita en la que, según se desprende de la referencia publicada en la página web de la Moncloa, ni tan siquiera se abordó el tema. Algo que ha sido duramente criticado durante este sábado por partidos y sindicatos.

"Real Decreto por el que se modifica el Real Decreto 939/1997, de 20 de junio, por el que se regula la afectación, al programa de fomento de empleo agrario, de créditos para inversiones de las Administraciones Públicas en las Comunidades Autónomas de Andalucía y Extremadura y en zonas rurales deprimidas", fue el único asunto relacionado con la cartera dirigida por Fátima Báñez. Tampoco hizo alusión a la nueva retirada de fondos de la hucha la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante los ocho minutos que se prolongó su intervención ante los medios de comunicación para resumir los acuerdos adoptados durante la cita con los titulares ministeriales.

Como cada mes de julio y diciembre, el Ejecutivo ha tenido que echar mano de nuevo al Fondo de Reserva de la Seguridad Social para abonar las pagas extraordinarias a los pensionistas. Una noticia de tal calado se suele hacer pública a través del ministerio a última hora de la tarde y sin previo aviso: eso ocurrió en julio de 2015 y diciembre de 2014, por ejemplo. Sin embargo, en diciembre de 2015 y en julio de 2014, la noticia la adelantó el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, coincidiendo con la rueda de prensa en la que analizó los datos del paro y afiliación de la seguridad social, algo que no ocurrió en esta ocasión. Sin embargo, el Consejo de Ministros nunca trata estas retiradas del Fondo previamente a que Empleo lo anuncie, sino que el asunto es abordado en la reunión posterior a que la cartera capitaneada por Fátima Báñez lo haga público.

Duras críticas de partidos y sindicatos

La nueva retirada de dinero de la hucha de las pensiones ha desatado las críticas de la Unión General de Trabajadores (UGT). El sindicato dirigido por Josep Maria Álvarez cargó, a través de un comunicado, contra el Ejecutivo conservador, al que acusó de haberles "ocultado deliberadamente" esta decisión: "La Unión General de Trabajadores solicitó reiteradamente esta información en la reunión que mantuvo el jueves pasado en el Consejo General del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS)", señalan en la nota publicada en su página web, en la que también ponen el foco en "la falta de previsión y de respuestas" para encontrar una solución que mantenga un Fondo de Reserva que está en las últimas.

PSOE y Podemos también se han hecho eco de la noticia. Mientras que Pedro Saura, diputado socialista electo por Murcia, acusó al presidente del Gobierno en funciones de haber "engañado, mentido y ocultado" a los españoles el "hachazo" durante la campaña electoral, el secretario Político del partido morado, Íñigo Errejón, señaló que la hoja de ruta del Ejecutivo busca hacer el sistema insostenible para, posteriormente, privatizarlo. Una medida que también criticó el secretario de Organización del partido dirigido por Pablo Iglesias, Pablo Echenique, que recalcó que la decisión se ha tomado tras los comicios e ironizó diciendo que el 20 de junio habría sido "mala fecha" para hacerlo.

Frente a estas críticas, la diputada del PP Carolina España afirmó que las pensiones en nuestro país "están aseguradas con el PP, por ley, para que nadie pueda volver a congelarlas" y cargó contra los socialistas, a los que acusó de estar impulsando una "campaña del miedo" y de dejar la Seguridad Social "en déficit" cada vez que gobiernan. "El sistema es ahora más sostenible porque por cada nuevo pensionista que entra en el sistema, se crean seis puestos de trabajo", añadió. Una teoría que fue rechazada este mismo sábado por Comisiones Obreras, cuyo secretario confederal de Protección Social y Políticas Públicas, Carlos Bravo, afirmó que es "evidente" que el discurso del Ejecutivo del crecimiento económico no garantizará en 2016 el equilibrio del sistema de pensiones.

Una hucha que se vacía año a año

El Fondo de Reserva se creó en 2000 para subsanar las posibles desviaciones entre ingresos y gastos de la Seguridad Social. Desde 2006 a 2011, el fondo acumulado aumentó desde los 35.879 millones de euros hasta los 66.815, cuando se alcanzó el pico máximo. A partir de ese momento, comenzó a disminuir. La ley limitaba a un 3% del gasto anual en pensiones la cantidad que se puede sacar cada año. Hasta que en diciembre de 2012 el Consejo de Ministros suprimió ese tope, acuciado por los efectos de la crisis en las cuentas de la Seguridad Social. Fue en ese mes, ya con el PP en el Ejecutivo, cuando se metió por primera vez la mano en la hucha.

Desde entonces, se han retirado un total de 54.151 millones de euros del Fondo de Reserva –7.003 en 2012, 11.648 en 2013, 15.300 en 2014, 11.500 en 2015 y los 8.700 en lo que llevamos de 2016– y 8.130 millones del excedente de las mutuas, unas cifras que elevan el pago de las pensiones contributivas hasta los 62.581 millones. La hucha se ha quedado tiritando, situándose en niveles inferiores al año 2006: tras esta última retirada del mes de julio, el montante acumulado se asciende a 25.179 millones de euros. Con estas cifras, y de seguir la misma tendencia, se calcula que la reserva podría durar hasta la retirada de diciembre de 2017. Algo que también alertó esta mañana el diputado socialista. 

Cada vez hay menos cotizantes por culpa del paro y más gasto en prestaciones. Además, pese al crecimiento del PIB, la precariedad del empleo que se crea está afectando a los ingresos de la Seguridad Social. Los salarios más bajos, el aumento de la temporalidad y el auge de los contratos a tiempo parcial impiden que la recaudación despegue. Al tiempo, el Gobierno ha multiplicado en los últimos tres años las subvenciones a las empresas para que contraten trabajadores. Son las llamadas tarifas planas de cotizaciones para contratos indefinidos y autónomos, además de otras exenciones, informa Begoña P. Ramírez. Todo esto está provocando el actual, y por el momento incontrolable, déficit de la Seguridad Social.

El Ejecutivo saca 9.500 millones de la 'hucha' de las pensiones, la mayor retirada de fondos de su historia

El Ejecutivo saca 9.500 millones de la 'hucha' de las pensiones, la mayor retirada de fondos de su historia

Más sobre este tema
stats