Hipotecas

“Si un banco te estafa 30.000 euros y la Justicia le permite quedarse con 15.000, está permitiendo un robo”

Protesta contra las cláusula suelo.

"Había quedado en la notaría para firmar la hipoteca; cuando llegué, la directora de mi banco (Banco Popular) estaba esperándome. Antes de meternos a firmar, me llevó a una sala aparte y me dijo que firmase un seguro gratuito para la hipoteca; luego me habló de que el euríbor estaba alto y de que ya era hora de que bajase". De esta manera, Constancio Cuadrado se convertía en un afectado por las cláusulas suelo y firmaba un producto financiero disfrazado de "seguro gratuito". El producto financiero obligaba a Constancio a pagarle al banco 12.000 euros, pero él se negó a pagarlo y, finalmente, un juez reconoció que había sido estafado, por lo que no tuvo que "regalar" tal cantidad.

Que el euríbor "estaba alto" fue la única advertencia, señal, o guiño que el banco hacía sobre la cláusula suelo que habían incluido en la hipoteca de Constancio, y por la que el banco, desde el año 2008, le había cobrado 35.000 euros de más. Cuando se ejecuta un préstamo hipotecario, los bancos establecen un tipo de interés vinculado, generalmente, al euríbor, una tasa de intereses fijada a nivel europeo, la cual fluctúa de forma constante. A la hora de firmar las hipotecas, la letra pequeña de muchas entidades recogía que aunque el euríbor bajase, los intereses que pagaban los afectados no bajarían de un determinado umbral (cláusula suelo). En mayo de 2013, el Tribunal Supremo declaró esta práctica ilegal y abusiva.

El caso de Nieves Candón es una repetición de la misma escena, pero con diferente guión. "Yo pagaba una hipoteca desde el año 1994, pero me divorcié de mi marido y decidí comprarle su parte del piso para quedarme en él; acudí en el año 2007 al banco (Banco Pastor) y me propusieron hacer una ampliación de la hipoteca. Luego me enteré de que cada mes estoy pagando 300 euros de más, por lo que, desde ese año y hasta hoy he pagado unos 30.000 euros de más". Según relata Nieves, "no te esperas, ni por asomo, una traición así de alguien que lleva el asunto de tu hipoteca desde hace más de 10 años". "Yo tenía un problema con el piso a causa de mi divorcio, y ellos me dijeron que estaban ahí para solucionarlo, pero luego me entero de que tengo una cláusula suelo y otra por la que, si dejo de pagar mi hipoteca durante un mes, el banco se queda con el piso; no sólo es aprovecharse de que una persona no sea un experto en finanzas, sino también, en muchos casos, es una traición personal", explica Nieves.

Aunque no se enteraron gracias a la televisión, ambos la señalan como la primera pista para descubrir que sus hipotecas contenían este tipo de cláusulas. "Hacía unos días que los informativos mencionaban una bajada del euríbor que iba a repercutir de forma positiva en las hipotecas, pero yo veía que la cuantía mensual de mi hipoteca se mantenía constante, así que acudí al banco en busca de respuestas", comenta Constancio. Cuando llegó a su entidad, el responsable admitió que era cierto que su hipoteca no se había reducido con la bajada del euríbor, pero añadió que era "algo perfectamente normal y sin importancia". Cuando, posteriormente, el banco le exigió 12.000 euros por la firma del "seguro gratuito", Constancio también advirtió el asunto de la claúsula suelo. Nieves acudió a su banco por el mismo motivo, aunque en su caso el responsable de la entidad no le negó la existencia de una cláusula suelo en su hipoteca, pero le manifestó que "las cosas estaban mal para todos" y que "era legal" porque ella lo había firmado.

Menos de la mitad de lo que se les debe

Este miércoles, el abogado del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) avaló que se aplique una retroactividad "limitada en el tiempo" en el cálculo de las cantidades que los bancos deberán devolver a los afectados por las cláusulas suelo en España, por lo que los bancos no estarían obligados a devolver el dinero cobrado de más antes de la sentencia del Tribunal Supremo, en mayo del 2013. Aunque no se trata de una senetencia, ni su postura es vinculante, si, definitivamente el TJUE decide aplicar la limitación de la retroactividad de las claúsulas suelo hasta mayo de 2013, los damnificados podrían cobrar menos de la mitad de lo que les debe su banco.

Si el tribunal fallase en este sentido, Constancio cobraría 18.000 euros de los 35.000 que pagó de más debido a la claúsula suelo de su hipoteca, mientras que Nieves recibiría unos 14.000 euros de los 30.000 de la cláusula. Según destacan ambos, esta lógica va "en contra" de la Justicia. "Si un banco estafa 30.000 euros y la Justicia le permite quedarse con 15.000, la Justicia está permitiendo un robo", denuncia Constancio. Para el afectado, "hasta nosotros, que no somos profesionales en materia jurídica, nos estamos dando cuenta de que nos están tomando el pelo, porque si un tribunal dictamina que una cláusula es abusiva, lo es desde el primer día en que se firma, no a partir de que se reconoce esa injusticia". "El abogado del TJUE está defendiendo a los bancos a capa y espada, no hay duda", concluye.

Por su parte, aunque Nieves considera que "están en juego intereses muy fuertes", se muestra "más que esperanzada"; "hace ocho años nadie daba un duro por nosotros, ¿cómo vas a enfrentarte a los bancos?, me decían; Y a día de hoy, mediante una demanda colectiva impresionante, hemos ganado una batalla, de las más importantes, pues hay una sentencia que reconoce que lo que nos hicieron fue un abuso". La damnificada concluye denunciando que existe "poca información", y advierte de que la postura del abogado del TJUE "es una opinión, no una sentencia", por lo que, asevera, no tira la toalla. 

Las reclamaciones por cláusulas suelo copan el 46% de las recibidas por el Banco de España en 2015

Las reclamaciones por cláusulas suelo copan el 46% de las recibidas por el Banco de España en 2015

Más sobre este tema
stats