Yemen

Al menos 22 personas condenadas a muerte en Yemen por delitos cometidos cuando eran menores

Human Rights Watch

infoLibre

Con el informe “Look at Us with a Merciful Eye': Juvenile Offenders Awaiting Execution on Yemen's Death Row" (“Míranos con clemencia: delincuentes juveniles a la espera de su ejecución en el corredor de la muerte”), Human Rights Watch (HRW) denuncia que al menos 22 personas han sido sentenciadas a muerte en Yemen a pesar de haber cometido sus delitos cuando tenían menos de 18 años.

Además, el gobierno yemení ha ejecutado a 15 jóvenes en cinco años, acusados de delitos que cometieron cuando eran menores de edad. “El gobierno de Yemen debería dejar de pedir la pena de muerte y de ejecutar estas sentencias para menores”, defiende la organización. El pasado 3 de diciembre de 2012 Yemen ejecutó a Hind al-Barti, una mujer que fue condenada a la máxima pena por un delito cometido cuando tenía 15 años, “hay pruebas contundentes de que Hind al Barti era sólo una niña cuando fue acusada de asesinato y aun así fue condenada a la pena capital”, ha declarado Priyanka Motaparthy, investigadora de HRW. Según la organización de derechos humanos, la chica declaró en una entrevista en la Prisión Central de Saná, que se vio obligada a firmar una confesión falsa que  implicaba a la joven en un delito, después de que los policías la golpearan y amenazaran con violarla. Su familia fue informada de que iba a ser ejecutada tan sólo unas horas antes del fusilamiento.

Human Rights Watch ha pedido la revisión de todas las penas de muerte, al menos en aquellos casos en los que pueda existir la duda de si el delito fue cometido cuando la persona era aún menor de edad o no, y pide la conmutación de las mismas cuando no haya pruebas suficientes sobre la edad del imputado. El código penal yemení y la ley internacional prohíben la ejecución de jóvenes delincuentes, ha informado Europa Press.

“Quiero que el mundo sepa que aquí se está ejecutando a delincuentes jóvenes. A nadie le preocupan estos casos, ni los revisan…Si no tienes a alguien que te ayude, te ejecutan seas joven o no”, declara Qaid Youssef Omar Al-Dhadamy, uno de los jóvenes que se encuentran en el corredor de la muerte y que cometió un delito cuando tenía 15 años. Según HRW, parar las ejecuciones a jóvenes delincuentes es una forma clara y directa para que el gobierno de Yemen muestre su compromiso con los derechos humanos. “El Gobierno de transición tiene ante sí una gran oportunidad, simple pero urgente, de revertir una de las penas más duras respecto a derechos humanos”.

En enero de 2013, al menos 22 hombres y mujeres jóvenes esperaban una ejecución bajo condena de muerte en prisiones yemeníes, ejecuciones que, a menos de que se encuentre una evidencia que indique que tenían menos de 18 años cuando cometieron los actos por los que son acusados, se llevarán a cabo. Tres de ellos, concretamente Mohammed Taher Sumoom, Walid Hussein Haikal y Mohammad al-Taqil podrían ser ejecutados en cualquier momento al haber agotado las tres posibilidades de recurrir. Algunos de ellos describen cómo la policía les extrajo información interrogándoles mientras eran torturados.

Uno de los principales problemas respecto a esta cuestión es que Yemen es uno de los países con más bajas tasas de inscripción de nacimientos del mundo. Entre los años 2000 y 2010 el país registró únicamente el 22% de todos los nacimientos. Además, el aparado judicial yemení carece de mecanismos imparciales y precisos para determinar la edad de los jóvenes en proceso penal, lo que aumenta el riesgo de que esos menores sean condenados a muerte.

Yemen es, junto con Irán, Sudán y Arabia Saudí, uno de los  cuatro países del mundo que han llevado a cabo ejecuciones de personas que cometieron sus delitos cuando eran menores.

La pena de muerte acabó con la vida de 682 personas en 2012 en 21 países

La pena de muerte acabó con la vida de 682 personas en 2012 en 21 países

Más sobre este tema
stats