Libertad de expresión

El cadáver de Jashogi fue disuelto en ácido dentro o cerca del consulado saudí en Estambul

Manifestación frente al consulado de Arabia Saudí en Estambul, el pasado 25 de octubre.

infoLibre

Los restos del periodista saudí Yamal Jashogi fueron disueltos en ácido dentro del consulado saudí en Estambul, donde fue asesinado el pasado 2 de octubre, o bien en sus inmediaciones, según ha confirmado este viernes Yasin Aktay, asesor del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, al diario Hurriyet. "Ahora sabemos que no solo le desmembraron, sino que se deshicieron del cuerpo disolviendo sus partes", ha declarado Aktay, también amigo del fallecido. "Por eso lo desmembraron primero: para que fuera más fácil disolverlo. Tenían la intención de no dejar ningún rastro", ha añadido en comentarios al diario turco, recogidos por Europa Press.

Este jueves, fuentes del Gobierno turco bajo condición de anonimato coincidieron con la información que ha dado Aktay. Según hicieron saber al diario The Washington Post, las "pruebas biológicas" encontradas en el jardín del consulado indicaban que los restos mortales del periodista "fueron eliminados" de tal forma que "no era necesario enterrar el cuerpo. La Fiscalía de Turquía asegura que Jashogi murió estrangulado poco después de entrar en el consulado saudí y su cuerpo fue descuartizado "de acuerdo a una idea premeditada". De hecho, considera que los funcionarios saudíes implicados en el crimen se deshicieron del cadáver conforme a estos planes, informa la agencia Anatolia.

Las autoridades saudíes, que han detenido a 18 personas por su presunta vinculación con el asesinato, han afirmado que un colaborador local intercedió para hacer desaparecer el cuerpo del reportero, cuyos restos aún no han sido localizados.

Turquía contempla la posibilidad de que los restos de Jashogi fueran sacados del país en maletas

Turquía contempla la posibilidad de que los restos de Jashogi fueran sacados del país en maletas

Más sobre este tema
stats