Reino Unido

Johnson insiste en no dimitir por las fiestas y pide esperar los resultados de la investigación

Boris Johnson durante la sesión de control en la Cámara de los Comunes.

infoLibre

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha insistido este miércoles en que no va a dimitir por el escándalo de las fiestas en Downing Street en el marco de la pandemia y ha pedido a los parlamentarios esperar los resultados de la investigación independiente en curso, según informa Europa Press. En una sesión de control al premier en la Cámara de los Comunes, la diputada liberal demócrata Wendy Charmberlain le ha preguntado si "le ha llegado la hora de dimitir" y Johnson ha respondido un categórico "no".

Así, ha indicado que ya se ha "disculpado sinceramente" por "cualquier error cometido" y ha pedido a los parlamentarios esperar a las conclusiones de la investigación que lleva a cabo Sue Gray, que llegarán la próxima semana, según ha trasladado.

El líder del Partido Laborista, Keir Starmer, ha preguntado al premier que si no entendía las restricciones que él mismo impuso en el marco de la pandemia, destacando que las palabras del mandatario son "ridículas" y que "malgasta energía defendiendo lo indefendible".

En este contexto, ha señalado que los tories están "demasiado distraídos para liderar" el país "por su propio caos". "(Johnson) está fuera de control, no tiene ideas y pronto estará fuera de Downing Street", ha añadido, según ha informado la BBC.

Mientras, Johnson ha insistido en "esperar" los resultados de Gray y ha subrayado algunos de los logros de su Administración. "Estoy profundamente orgulloso de lo que ha hecho este Gobierno", ha dicho, según ha recogido la cadena Sky News. Asimismo, ha acusado a Starmer de "malgastar el tiempo de la ciudadanía" con esta línea de preguntas y le ha calificado de "completamente irrelevante".

Durante la sesión, un veterano parlamentario torie, David Davis, ha pedido a Johnson directamente que abandone el cargo, subrayando a los parlamentarios que espera que los líderes asuman la responsabilidad de sus actos. "En nombre de Dios, váyase", ha dicho.

Johnson lleva días bajo una intensa presión debido a las informaciones que apuntan a la celebración de varias fiestas en Downing Street durante los momentos más duros de la pandemia. De hecho, al menos 20 diputados conservadores planean apoyar una moción de censura en su contra. El 'premier', por su parte, insiste en no dimitir y en aguardar a los resultados de la investigación de Sue Gray.

Un conservador deserta de las filas tories

Por otro lado, el diputado conservador Christian Wakeford ha desertado este miércoles de las filas tories y se ha unido a los laboristas. Starmer ha dado la bienvenida a Wakeford, que se ha sentado detrás del líder laborista en los Comunes, y ha indicado que "cualquiera que quiera construir un Reino Unido basado en la decencia, la seguridad (...) es bienvenido en mi Partido Laborista".

Wakeford ha escrito una carta a Johnson, de la que se ha hecho eco la prensa británica, en la que ha sostenido que su marcha tiene mucho más que ver con "el liderazgo y la forma tan vergonzosa" en la que se ha comportado el primer ministro en las últimas semanas.

A su juicio, Reino Unido necesita un Gobierno que esté centrado en abordar el coste de la crisis desatada por la pandemia y en proporcionar una vía para superar el covid-19 que proteja los estándares vitales de los ciudadanos y defienda una seguridad que alcance a todos. "Necesita un Gobierno que defienda los más altos estándares de integridad en la vida pública y lamentablemente tanto tú (Johnson) como el Partido Conservador se han demostrado incapaces de ofrecer el liderazgo que este país merece", ha zanjado.

Boris Johson autorizó las fiestas en Downing Street y mintió al Parlamento, según su exasesor Dominic Cummings

Boris Johson autorizó las fiestas en Downing Street y mintió al Parlamento, según su exasesor Dominic Cummings

Más sobre este tema
stats