Crisis política en Venezuela

Maduro llama "cobarde" a Sánchez y le avisa: sus manos pueden quedar "llenas de sangre"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante un acto militar este domingo.

infoLibre

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha dicho ser el líder de "la Venezuela buena" y ha tachado de "cobarde" al jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, por su reconocimiento al opositor Juan Guaidó como mandatario legítimo. En caso de una intervención militar, ha añadido, sus manos quedarán "llenas de sangre".

"Nos puso un ultimátum, como si a Venezuela la gobernaran desde Madrid", ha dicho Maduro, horas después de que Sánchez reconociese al opositor Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela. "Se lo dije desde el primer día, a Venezuela no le pone un ultimátum nadie", ha añadido. Maduro, que ha presidido en Aragua una ceremonia militar con motivo del aniversario del fallido golpe de Estado impulsado en 1992 por Hugo Chávez, Día de la Dignidad en Venezuela, ha avisado a Sánchez de que sus manos quedarán "llenas de sangre" si se concreta el "golpe de Estado", como le ocurrió a José María Aznar con la guerra de Irak.

Para Maduro, Sánchez ha sido "cobarde" al tomar una decisión "nefasta" para las relaciones internacionales, aunque no ha aludido a ninguna medida de represalia. "La historia lo recordará como un pelele que se ha puesto al servicio de la política guerrerista de Donald Trump", ha añadido Maduro. El presidente ha advertido de que tanto él como las Fuerzas Armadas "defenderán la patria con la propia vida si fuese necesario" y ha llamado a la movilización militar y ciudadana --"si quieres paz, prepárate para defenderla"--, ante una multitud que coreaba gritos en favor de los "leales" y contra los "traidores".

"Aquí voy a seguir gobernando junto al pueblo los seis años que me toca gobernar", ha señalado, al descartar por completo cualquier salida del poder o convocatoria electoral. También ha rechazado los planes para enviar ayuda humanitaria al país sudamericano: "No somos mendigos de nadie".

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ya había respondido horas antes este domingo al ultimátum que el jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, le dio para la convocatoria de elecciones. "Es como si yo obligara a la Unión Europea a reconocer la República de Cataluña", ha asegurado.

En una entrevista con Jordi Évole en La Sexta, Maduro ha acusado a Sánchez de ser "un farsante". "Debería ser él quien convoque elecciones", ha defendido, para después dirigirse al presidente del Gobierno como el "Papa benefactor de la izquierda mundial". Maduro ha acusado a Sánchez de plegarse a la política del presidente estadounidense, Donald Trump, y de "repetir la historia" del expresidente José María Aznar. "Da vergüenza. Está pasando por la derecha a Aznar. Se arrodilla con Trump y tuerce el brazo de Iglesias", ha añadido.

Carga contra PP, Cs y Podemos

En este sentido, el presidente venezolano ha explicado que, con su estrategia, Sánchez "no gana ni un voto por la derecha y pierde muchos votos hacia la izquierda". "Son errores que le van a costar la presidencia", ha aseverado para después insistir: "Le va a ir peor que a Aznar cuando se metió en Irak". Según Maduro, Sánchez es un presidente "no electo" que "no cuenta con el calor ni el apoyo del pueblo". "El 80% del pueblo español quiere elecciones. Creo que le irá muy mal en las elecciones que convoque", ha opinado.

Por otro lado, el presidente venezolano también se ha dirigido al Partido Popular y a Ciudadanos, a los que ha acusado de despreciar Venezuela con su "visión neocolonial". "No tienen capacidad de hacer política, y se van a estrellar con nosotros", ha sostenido. Asimismo, ha respondido a las declaraciones del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en las que aseguraba que ya no compartía algunas de las declaraciones que hizo en el pasado relacionadas con el país iberoamericano. "(Iglesias) debería ocuparse más de unir a su partido y de dejar de presionar. Hay una percepción en España de que todo el que hable mal de Venezuela creen que gana puntos. Y yo creo que es del revés", ha señalado.

España reconocerá a Guaidó

Maduro se ha expresado así el día en el que cumplía el plazo que varios países de la Unión Europea, con España a la cabeza, le dieron la pasada semana. En caso contrario, el Ejecutivo español reconocería a Guaidó como al mandatario interino de Venezuela.

Francia, Alemania y Reino Unido se sumaron al ultimátum de ocho días de España, al igual que Bélgica, Polonia y Portugal. La Unión Europea, por su parte, se limitó a indicar que reconocería a Guaidó si Maduro no convocaba elecciones "en los próximos días". "Europa que se encargue de sus problemas, que no se meta en la situación de Venezuela. ¿Por qué la Unión Europea tiene que decir a un país del mundo que ya hizo en su momento sus elecciones presidenciales que las vuelva a repetir?", ha apostillado.

Mejor eslóganes que noticias

Más sobre este tema
stats