X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

Yo acuso

Luis Felipe Rodríguez Oliete Publicada 01/09/2014 a las 06:00 Actualizada 01/09/2014 a las 14:39    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 51

Los últimos acontecimientos me rebasan. Soy un ciudadano que pertenece a la generación de la cada vez más vergonzosa Transición. Próximo a los setenta, viví la común ilusión del cambio. Me burlé del “atado y bien atado “.

Yo confieso: que los de nuestra generación estamos penetrados y contaminados hasta el tuétano. Primero fue la delación (no lo viví, por suerte), pero luego nos instalamos en el amiguismo, el enchufísmo y el soborno. Era todo tan habitual que nadie ponía en duda que fuera la única forma de conseguir los objetivos. Desde el magistrado al ujier, del general al recluta, del cardenal al cura de pueblo, del catedrático al alumno, del director al empleado, o tenías padrino o no prosperabas. La recomendación.

¿Alguien se pregunta por qué somos una generación tan amoral? (La excepción, que la hay, no es la regla). Yo sí, me lo he preguntado muchas veces: Fuimos formados para ser así durante cuarenta años como bien lo refleja la literatura y el cine de nuestros tiempos. Somos una sociedad con mucha podredumbre y, a más altura, mayor. La Transición fue una burla, un apaño y un reparto. A las consecuencias me remito.

Yo acuso: a aquellos miembros de la familia real que, pese a sus privilegios, necesitaron tener más. A los presidentes de Gobierno que lo fueron todo y que tuvieron merecidas y jugosas jubilaciones que tampoco les fueron suficientes. Además de hacer “bolos” (bien pagados), pertenecen a consejos de grandes compañías (¿servicios prestados?). A ministros y presidentes de comunidades bien colocados. Alguna tiene la desfachatez de presumir, al dejar el cargo, de su fichaje a los pocos días como “cazatalentos” después de haber tenido que destituir a varios contratados por ella por “presuntos” corruptos para las administraciones públicas. Paro en este nivel porque hacia abajo, que también hay, es minucia.

Yo acuso: a las cúpulas de los partidos políticos, sobre todo a los grandes, por participar de la fiesta y proteger a los propios corruptos. A estas alturas, ¿alguien tiene dudas de la vergonzosa financiación? ¿Alguien tiene dudas de sobres, dobles y triples sueldos? Campañas electorales tramposas y despilfarradoras para mayor gloria del lider. Mentirosos en sus programas y tratando al votante de súbdito y tonto.

Yo acuso: a la jerarquía judicial que no alza la voz para denunciar la exasperante lentitud en hacer justicia (culpa de todos los poderes). En los asuntos en los que hay alguien importante implicado irremisiblemente pasa lo siguiente: se alarga al menos un quinquenio o más. El corrupto de turno hace un tiempo que no está a exposición pública (ya no es de los nuestros). Alcanza una edad avanzada que todo lo amortigua y genera pena a la sociedad. Además, si es aforado, agota la vía y poco antes de abrir causa, renuncia al aforamiento y vuelta a empezar con lo que al final el tribunal sentencia pena menor porque ha “sufrido” la lentitud de la justicia. Es rentable, 30 años a cuerpo de rey ejerciendo el cargo, dos añitos a lo sumo en prisión o indultado y, al salir, a seguir disfrutando de lo robado. Previamente si el caso se estigmatiza, con la colaboración de la prensa afín, al juez díscolo se le aparta, a ese sí, con celeridad.

Yo acuso: a la jerarquía de la Iglesia católica que fue la responsable, por delegación, de su adoctrinamiento vacío durante nuestra formación en lugar de educar (la mayoría fuimos a colegios religiosos). La ética en los cajones y el único pecado: el que tiene que ver con lo que ocurre de cintura para abajo. Ahí están los resultados, iglesias vacias y seguimiento de su magisterio cero.

Yo acuso: a la prensa de este país que se ha plegado y ha ejercido la omertá como nadie, ora por seguridad, ora por exceso de “prudencia” y cuando no, por intereses espúreos. Últimamente, todo por la audiencia. Están polarizados en bandos, lo que para uno es titular a cinco columnas para el otro ni aparece o “poquito” para disimular. Basta ver las portadas y hasta las gráficas, partiendo de una misma noticia objetiva, lo manipuladas que están.

¿Alguien puede creer que lo último publicado hasta hoy  sobre el señor Pujol y familia no lo conocían el poder político local y nacional así como la prensa? Yo no me lo creo. Cuando se les ha ido de las manos el problema secesionista, han funcionado las cloacas y todos a una al degüello. Incluso algún periodista dice, sin despeinarse, que era “vox pópuli”. Más de treinta años y estos fabulosos periodistas de investigación (¡Qué risa! Sólo averiguan cuando hay denuncias interesadas que los utilizan para sus vendettas), si tanto sabían, no eran más que igual de sinvergüenzas.

Todo el poder es cómplice, mientras convino, se calló y protegió. No obstante admito apuestas: ¿Cuántos tribunales?, ¿Cuántos años? ¿Se nos habrá muerto y no hay caso? ¿Habrá protección por lo que diga alguien que ha gobernado con unos y con otros? ¿Se devolverá el dinero? ¿Quedará todo prescrito? ¿Habrá nueva amnistía fiscal, que ya sabemos para lo que ha valido? ¿Será el único objetivo final desactivar el enredo y “pelillos a la mar”?

Yo me acuso: como ciudadano, de mirar para otra parte en época de vacas gordas, de reelegir con mayorías a gobernantes bajo sospecha de corrupción, de haberlo justificado con el “todos son iguales”, “los de enfrente son más”,  “los que vengan serán peores”, pero yo con mis corruptos que para eso son míos. ¿Ahora nos asombramos? ¡¡Que vergüenza!!

Yo sugiero: permitamos que generaciones que aún no tienen los cincuenta tomen el relevo y si no hemos sabido educarla en valores éticos, que aprendan a partir de nuestros errores.


Luis Felipe Rodríguez Oliete es socio de infoLibre


Hazte socio de infolibre



21 Comentarios
  • Manuel Morales Manuel Morales 04/09/14 21:13

    Suscribo punto por punto el artículo. Excepcional trabajo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • LFRO LFRO 04/09/14 22:26

      Muchas gracias y un saludo

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Antonio Roca Antonio Roca 02/09/14 14:03

    Mire Jose Luis: La empresa Gowen, acusada de vaciamiento y de fraude masivo de impuestos, etc está dirigida por una persona corrupta. ¿Sabía usted que esa persona era un joven dirigente universitario que hizo un discurso apocalptico cuando Felipe Gonzalez fue a la Universidad. Le llamo corrupto a él y a todos. Fue muy aplaudido por los jóvenes universitarios. Era un líder apocaliptico. Pues ahora sabemos que ese presidente de Gowen, ese que enardecía con discursos apocalípticos, era el corrupto. y ese joven no pertenecía a la generación de la transición, ni Matas, ni los Puyoles hijos, ni los de la Gürtel, tampoco eran de la transición. Hay que reforzar la lucha contra la corrupción y eliminar procedimientos no igualitarios de entrar como trabajadores públicos (como por ejemplo los Profesores universitarios, jueces, etc) Pero por favor, no haga esas comparaciones tan exageradas. La dictadura era corrupción total. Luego ha ido bajando, auunque quedan todavía demsiados casos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • El analista de Marilyn El analista de Marilyn 03/09/14 08:46

      Tiene usted razón, el señor de Gowen es un corrupto. Y también tiene razón en que el señor de Gowen llamó corrupto a Felipe González Marqués... Ha día de hoy, podemos afirmar que el corrupto señor Gowen también tenía razón con respecto al consejero de Gas Natural. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • LFRO LFRO 03/09/14 11:44

        En el fondo veo que sí estamos de acuerdo. Una vez más, gracias por su atención y un saludo.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Antonio Roca Antonio Roca 02/09/14 13:50

    Fijese usted Jose Luis que yo no me reconozca en nada de lo que usted dice. Es mas no lo veo alrededor. Mire en mi juventud muchos luchamos contra la dictadura y por la libertad y la democracia, llegamos a acuerdos en un país imposible para hacer una Constitución en que todos nos reconocieramos (todos perdimos un `poco y ganamos mucho). Pero la corrupcion no tiene ni que ver con la dictadura. Mire los profesores de enseñanza pública cobraban una permanencia a los alumnos. Hoy en día no. La corrupción era generalizada en el éjercito, ahora no. Tambien en la polícia, ahora no, etc. Regalar un jamón se llamaba hacer una oposición..Y así todo. ¿Que hay problemas de corrupción? Pues hay que acabar con ella, utilizando las cárceles, etc. Pero no me venga con esos discursos apocalipticos. Mire usted, desde mi juventud nose por qué, pero no me fio de los discursos apocalípticos. ¿Será porque los mas apocalipticos que he conocido luego fueron los mas corruptos? A lo mejor hay mas relación....

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • LFRO LFRO 02/09/14 14:19

      Me confirma en mi argumento. Los que más presumen suelen ser los más proclives corruptos. Yo precisamente me auto inculpo en mi escrito.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • LFRO LFRO 02/09/14 13:58

      Como podrá comprobar digo que hay excepciones, podría ser ud, una de ellas. Respecto a la enseñanza, hablo de la religiosa. No obstante, la opinión es libre a Dios gracias. Muchas gracias por su atención.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • lacastadepio lacastadepio 02/09/14 00:19

    Completamente de acuerdo en el 100% de tu articulo. Espero poder seguir viéndote, o mejor dicho, leyéndote por estos mundos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • tartessos tartessos 01/09/14 23:46

    No puedo comentar nada, solo que estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dice.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • LFRO LFRO 02/09/14 08:00

      Gracias por el comentario.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • javielito javielito 01/09/14 23:37

    Todos tenemos que acusarnos de dejación de funciones, porque ha esta situación hemos llegado por no controlar lo suficiente a los políticos y dejar nuestro futuro en sus manos y por desgracia nos hemos equivocado, así que ahora todos tenemos que contribuir a reparar nuestros errores. Y a exigir una sociedad más justa, por todo lo que lucharon nuestros mayores por ello no podemos defraudarles. Hay que construir una sociedad más ética.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • LFRO LFRO 02/09/14 08:01

      Muchas gracias por tu comentario

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • juancfraile juancfraile 01/09/14 23:36

    Te felicito por tu artículo Luis Felipe. Es un análisis certero de algunos de nuestros males. Como síntomas de una enfermedad aquí denuncias muchos de ellos desde tu propia perspectiva e introspectiva. Pero esta sociedad viene enferma desde hace siglos, no es un mal de las dos últimas generaciones, recuerda el periodo franquista, la guerra civil, la dictadura de Primo de Rivera. Por abreviar: la Revolución francesa no pasó por aquí, la revolución industrial, tampoco. En muchos momentos de la Historia hemos ido con el paso cambiado. Y eso se paga. Si como cuerpo social tenemos muchos achaques no es menos cierto que muchos músculos democráticos están entumecidos porque no pudieron desarrollarse a tiempo. De aquella anemia histórica estas goteras contemporáneas. Y también a considerar que en un naufragio la responsabilidad del capitán no es comparable a la del grumete. Pero insisto, reflexiones como la tuya ayudan a vernos en un espejo , nos guste o no.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • LFRO LFRO 02/09/14 08:02

      Te estoy muy agradecido por tu comentario.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Jaume OY Jaume OY 01/09/14 23:30

    Gracias D.Luis,comparto con usted todos y cada uno de los puntos que a expuesto y además yo me acuso de no haber plantado cara a esta gentuza.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • LFRO LFRO 02/09/14 08:02

      Muchas gracias

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • javielito javielito 01/09/14 23:26

    En cuanto a lo dejar paso a otras generaciones no estoy de acuerdo con usted, toda las generaciones son necesarias para hacer una sociedad mejor y más justas y todas tienen algo que aportar desde la experiencia o la frescuras de las nuevas corrientes. El  gran fallo de mi generación creo que ha sido el asqueo progresivo de la política y el alejamiento por fases de nuestra vida de la actividad política y social, lo que ha permitido que se perpetuase el bipartidismo. Siendo las generaciones más formadas la  progresiva  desilusión que hemos sentido de la  democracia ha hecho que quizás nos distanciemos mucho de la política al menos de la profesional con lo que también hemos contribuido a lo que ha pasado. Por eso no sobra nadie ni nadie tiene que apartarse para dejar paso a otra generación, porque todos hemos sino en una u otra manera culpables de lo que ha pasado, y ahora lo que tenemos todos es que aporta en la medida de nuestras posibilidades para remediar lo que no hicimos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • LFRO LFRO 02/09/14 08:03

      Gracias por el comentario

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • javielito javielito 01/09/14 23:01

    Magnifico artículo Luis, ustedes y las dos generaciones anteriores fueron las más castigadas por la postguerra que como decía mi abuelo, lo peor vino tras la guerra, que fuemucha hambre y reconstruir un país destrozado con una visión ideológica que educó y adoctrinó en unos valores nacional-católicos, que ha condicionado mucho a varias generaciones, yo soy de la generación que no teníamos edad para votar la Constitución, pero vivíamos aquel momento como algo maravilloso que parecía que ya íbamos a ser felices por los resto de los siglos porque se murió el dictador y ahora íbamos a ser una democracia y todo iba a ir muy bien. Con el paso del tiempo hemos ido viendo los múltiples defectos de la democracia en España, la corrupción, la partitocracia, el mal funcionamiento de la justicia, las injusticias sociales, y nos hemos ido desengañando de está democracia que nos habían vendido de la Transición, que  está terminando con  CORRUPCIÓN generalizada pero lo peor es la CORRUPCIÓN MORAL.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • LFRO LFRO 02/09/14 08:04

      Muy agradecido por tu comentario.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre