x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones

Carta abierta de un padre del IES Lancia (León)

Jean Pierre Lohrer
Publicada el 20/05/2013 a las 17:12 Actualizada el 27/05/2013 a las 18:10
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Somos padres y madres con nuestras ideas, nuestra filosofía de vida y con nuestras discrepancias pero estamos todos y todas de acuerdo en algo fundamental: en defender los intereses de nuestros hijos e hijas.


Vivimos en un país, donde el avance y la escalada de la pobreza son escalofriantes. La escuela debería ser un sector protegido de los intereses ideológicos y económicos, pero con la LOMCE los intereses económicos, privados y religiosos se convierten en protagonistas y van en sentido contrario al de la educación, ya que son profundamente antidemocráticos, están en contra de la igualdad de acceso a la enseñanza y tienen el objetivo oculto de enviar a la basura el principio fundamental de la escuela publica: La igualdad de oportunidades.


En esta ley no se habla del contenido de la enseñanza, no se habla del ritmo escolar, no se habla de las condiciones objetivas de los estudios, de la sobrecarga de las clases (no se estudia en las mismas condiciones en una clase de 25 alumnos que si hay 31), no se habla de mejorar y reenfocar el dialogo entre el profesorado y los padres y madres a través del Consejo Escolar, vemos que se suprime el poco espacio democrático que tenemos en las escuelas, que se habla solo de competitividad escolar, de reducción de puestos de profesores, de más religión, de más competición económica entre centros educativos etc.


Pero, sin embargo no se habla de las dificultades económicas de muchas familias, no se habla de los intereses ni de las necesidades de los alumnos y de las alumnas. Por todos estos motivos como padre el día 9 de mayo apoyé la huelga general de la educación.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

 
Opinión