x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

Ese presidente llamado Mariano Rajoy

Publicada el 27/10/2014 a las 06:00
Ante la realidad desbordante (corrupción, Podemos, Cataluña…), Mariano Rajoy parece armarse con una coraza hecha de indiferencia. Hace unas semanas, un columnista lo definió como un killer que, sin prisas pero con eficacia, siempre acaba con sus adversarios. Los hechos demuestran que algo de razón debe tener, pero, por más que disponga de esa capacidad de enterrar, políticamente hablando, a quien se interponga en su camino y por mucho que haya demostrado tener más vidas que un gato, no da la sensación que estemos ante un genio. Desde que se estrenó como presidente, su manera de ejercer la política se aproximó a las hadas: los dos gozan de una alegría aparente y de un optimismo engañoso, y ambos parecen excesivamente exquisitos para descender a la cruda realidad de la vida cotidiana.

Las declaraciones a través de un plasma, el hecho de mirar hacia el otro lado cuando se presentan mal dadas y tantas y tantas otras actuaciones que Rajoy lleva a cabo en su día a día como presidente pueden intentar destruir las verdades, pero difícilmente las reemplazarán. Por mucho que se empeñe, las locomotoras económicas ficticias que anuncia a bombo y platillo y el optimismo injustificado no llevan al establecimiento de unos hechos reales, conducen solamente a una perfección que la ciudadanía va percibiendo como irreal. Que los hechos no están del todo seguros en las manos del poder es algo que el siglo XX ya evidenció, pero, en el caso de Rajoy, lo relevante es que el poder, por su propia naturaleza y por los errores que él mismo lleva cometiendo, se ve incapaz de canalizar el porvenir que toda realidad factual debe ofrecer a su ciudadanía (prosperidad y oportunidades de futuro, al fin y al acabo).

Éste parece uno de los éxitos del auge de Podemos. Por mucho que se anuncie desde algunas tribunas que una parte de sus propuestas nunca se podrían desarrollar, el ascenso parece imparable. Según las encuestas, va recolectando votantes no sólo del PSOE e IU, sino también del PP. Ha sido capaz de difundir la idea de similitud entre las personas, canalizada bajo la forma de una condolencia ilimitada, es decir, de una participación emotiva de los problemas que afectan a la ciudadanía. Más allá de propuestas y soluciones concretas, la estrategia de Podemos se encamina, en definitiva, hacia el reconocimiento sensible del individuo por el individuo.

No necesitamos muchos meses para comprender que Rajoy no tenía esta sensibilidad que ahora demuestra Podemos, que no le preocupaba esta ciudadanía, que no “cultivaría” nada que beneficiase a una mayoría, que sería incapaz de mejorar las condiciones sociales en las que vivimos. Desde el principio, comprobamos que su mundo orgánico y su universo inorgánico quedaban homogeneizados por una pátina –la del establishment, que ya marcó la segunda fase del zapaterismo–, una capa gruesa en forma de reforma laboral, recorte en prestaciones de desempleo, subidas de impuestos… que no sólo no mejoraron la vida de quienes lo estaban pasando mal sino que, además, empeoraron la de quienes subsistían. Que un dirigente político cultive algo para su ciudadanía implica que sea capaz de disecarla, de purgar en sus problemas y de rellenarlos con soluciones. Rajoy, en cambio, embutido en su plasma, habla de tiempos en los que las cosas eran diferentes y de otros tiempos en los que podrían serlo.

En 2011 hubo una parte de la ciudadanía, que nunca había votado a la derecha, que depositó la papeleta del PP en la urna pensando que, con él en el poder, una esfera celeste en forma de puestos de trabajo inundría las calles y los polígonos de nuestras ciudades; pero para que la esfera celeste se transforme en trabajo hace falta que no sólo sea algo que brille sino un modelo (de sociedad): el resplandor de lo intangible es tanto un ejemplo sobre el que hay que reflexionar como un conjunto de medidas político-económicas que hay que tomar. No sirve esperar a ver si se produce algún milagro.

Al presidente de un gobierno hay que exigirle realismo; el realismo quizá no siempre sea realista, porque, a menudo, al conferirles la condición de hechos naturales, el realismo simplifica los problemas sociales; pero, en medio de una crisis, lo que debe caracterizar a un presidente es la voluntad de otorgar un fundamento realista a la vida social de sus conciudadanos. Fundamento realista, es decir, “algo” diferente de lo moral, “algo” en forma de decisiones políticas que esté en conformidad con lo que las personas (y no entes tan abstractos como los mercados, por ejemplo) son y con lo que necesitan.

Durante décadas, PP y PSOE defendieron cosas distintas. Pero hoy, si Pedro Sánchez no se pone manos a la obra y da un giro, esta evidencia terminará por transformarse en trampa, porque ya hay una parte de la población que entiende que PP y PSOE son casi lo mismo. Si Pedro Sánchez quiere demostrar que al PSOE le queda algo de lo que fue, debe convencer a la ciudadanía que su partido sigue defendiendo que las personas somos los seres en los cuales la existencia precede a la esencia, y transfromarlo en un proyecto político ilusionante. Este puede ser el regreso del PSOE a la mente de muchos de sus exvotantes.

En caso contrario, cuando el ciudadano o la ciudadana progresista se acerquen al colegio electoral pueden tener la sensación que en el universo del PP y del PSOE habrá dejado de haber elementos antológicamente diferenciados y, a la postre, a pesar del mal momento por el que pasa el PP, el PSOE no mejorará sus malos resultados del 2011. Entonces, la prensa dirá que Pedro Sánchez habrá sido una víctima más de ese presidente llamado Mariano Rajoy, un político desconcertante que, a pesar de las apariencias, es capaz como nadie de subyacer a los tiempos históricos y a sus mudanzas.
Más contenidos sobre este tema




13 Comentarios
  • CapitanRed CapitanRed 01/11/14 20:08

    Mariano es como aquella silenciosa señorita que si no hablaba era por no c.........

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ela ela 27/10/14 22:48

    Ela dice: vuelvo a opinar despues de los nuevos casos de corrupción (y no serán los últimos) La oposición tiene el deber de pedir la dimisión de Rajoy y su equipo y convocar elecciones, y si el PP lo rechaza por su mayoría absoluta tendrían que manifestarse FUERA del congreso cada día hasta conseguirlo.. A grandes males grandes remedios. Hubo un alcalde en un pueblo de Madrid que dijo:" Españoles, la Patria está en peligro, acudid a salvarla" , pues a que esperamos¿

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Javi M Javi M 28/10/14 15:30

      He entrado para pedir exactamente lo mismo que pide Ela en su comentario número 10. Me parece que esta situación ya es absolutamente insoportable y no nos basta con que mamandurrias como la Aguirre salgan con cara de pena pidiendo perdón. No nos basta con que digan que lo van a solucionar.Es absolutamente necesario que se disuelvan las Cortes a partir de mañana mismo. La oposición no tiene a día de hoy más papel que dcometido que pedírselo y manifestarse fuera del Congreso a diario hasta que el gobierno claudique.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • JLSanchez JLSanchez 27/10/14 23:56

      Cierto, toda la razón del mundo, y la idea de abandonar el hemiciclo en bloque me parece genial !!!!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • luzin luzin 27/10/14 19:30

    El artículo me parece delirante y de una indigencia intelectual y política que no tiene nombre. Pero vamos a ver ¿Quién o quiénes han elegido al Sr. Rajoy? Para aquellos que no lo sepan el sr. Rajoy fue elegido en un congreso celebrado en Valencia donde se pusieron de acuerdo para repartirse el pastel que suponen para nuestro políticos el presupuesto público. Los españoles, un pueblo penoso e ignorante que no conocen el funcionamiento del sistema electoral y la organización de los poderes del Estado, refrendan la lista, simplemente porque les dicen lo democrático que es este sistema y que además es el mejor de todos los posibles, y lo importante y cívico que es votar. Una vez refrendado el partido popular se les entrega absolutamente todo el poder, para que puedan hacer lo que quieran. Así que señores, ¿a quién se debe el Sr. Rajoy? ¿al pueblo que refrenda o a la mafia que le nombra? Hagan juego ... y sigan votando :)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • serpiente serpiente 27/10/14 19:18

    El Psoe lo primero que tiene que hacer es poner en la calle a sus militantes prime, como FG, E Salgado, P.Solbes, etc, por haber utilizado sus cargos en el gobierno como trampolín para puestos dorados en las multinacionales. Y a partir de eso, ya puede hacer discursos de gran calado, y exigir elecciones anticipadas, este pais no aguanta ya más.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jhgb jhgb 27/10/14 16:29

    RAJOY, ese mentiroso SINVERGÜENZA.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • JLSanchez JLSanchez 27/10/14 13:15

    ¡¡¡¡¡ Ese presidente llamado Rajoy DEBE DIMITIR YA !!!!!  ¡¡¡¡ No, no es un genio claro que no, es un INEppTO !!!!!  Es un cobarde políticamente hablando que solo sabe ESCONDER LA CABEZA A VER SI ESCAMPA.  Es un IDIOTA porque menosprecia la inteligencia de las personas al EVITAR LLAMAR A LAS COSAS POR SU NOMBRE: "esa persona de la que usted me habla... "  "algunas cosas...."  "dejar que la Justicia actúe..."   ES un imPPresentable por negar la existencia en "B" en sede parlamentaria. ¿¿¿¿ Sigue Rajoy NEGANDO LA EXISTENCIA DE LA CAJA "B" en el PP ????  ¿¿¿¿ CUÁNTO COBRÓ EN "B" RAJOY ????  ¿¿¿¿ QUÉ HA A HACER RAJOY CON RATO, ACEBES, GRANADOS, FABRA, CAMPS,.... ????   ¡¡¡¡¡ RAJOY DIMISIÓN YA, ELECCIONES GENERALES YA !!!!!  RAJOY es sinónimo de MENTIRA: lo del Prestige, lo del 11M, ....  ¿¿¿¿ Va RAJOY A NOMBRAR EN UNA LISTA COMPLETA A TODOS LOS CORRUppTOS DE SU PARTIDO ????   ¿¿¿¿ Los va a EXPULSAR ????   ¿¿¿¿ Qué piensa hacer RAJOY ???? 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • menchugijon menchugijon 27/10/14 10:34

    El Rajoy no es un memo,yo lo llamaría caradura,sinvergunza etc....Y respecto al PSOE si no se despegan de todos los barones y toda la porquería lo llevan crudo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Belley Belley 27/10/14 06:11

    Señor Pallarès, lo felicito por su lúcido análisis de Rajoy como prestidigitador sin conejo en la chistera, inconveniente que terminará por llevarlo a la derrota en las urnas, ya que la realidad es tozuda y termina siempre por imponerse a la ficción mentirosa. Y lo felicito asimismo por señalarle a Pedro Sánchez la única vía posible de salvación para que los españoles dejemos de percibir que "PP y PSOE son casi lo mismo": convencernos de que el PSOE defiende que las personas somos "seres en los cuales la existencia precede a la esencia". Me temo, sin embargo, que Sánchez carece de altura intelectual para llevar a cabo esta empresa y, lo que es peor, que no está interesado en transformar la cruda realidad en que vivimos con cirugía curativa, ya que sigue creyendo en los paños calientes que han sido la norma en el envejecido y caduco régimen del 78.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • JuanaN JuanaN 27/10/14 01:21

    Qué hace la oposición que no presenta una moción de censura aunque la pierda ??? Por lo menos así se demostraría que todos no son iguales.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Giordano Giordano 27/10/14 00:20

    Más que subyacer a los tiempos históricos y a sus mudanzas Rajoy yace en el limbo de la Moncloa. Por otro lado, yo creo que Pedro Sánchez está asesorado en exceso. El pobre debe estar saturado y confundido. No es de extrañar que un día diga que no hace falta el ministerio de defensa, que otro proponga funerales de estado para las asesinadas por violencia machista, que se oponga al envío de tropas a Irak o que pacte con Rajoy la no petición de dimisión de Mato para a continuación desdecirse. Hay que dejarle que sea él mismo; que saque y muestre sin complejos su verdadera personalidad. Como casi todos los cercanos al PSOE se sienten obligados a decirle que haga esto o lo otro lo traen mareado. Seamos comprensivos, lo llamaron de urgencia para una competición a la secretaría general que ganó, como diría Felipe González, por descarte. Más que una víctima de Rajoy es víctima de sí mismo, no Pedro Sánchez, sino el PSOE.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión