x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

Cataluña con la monarquía en el banquillo

Domingo Sanz
Publicada el 10/01/2016 a las 18:08 Actualizada el 11/01/2016 a las 18:09
10 de enero de 2016, a las 00:30 horas, porque actualmente hay que retratar cada momento en que se escribe. Siendo imposible la reconstrucción de las violencias militares que acabaron en 1874 y 1939 con las dos primeras repúblicas españolas, para que ahora pudieran defender con las armas la Monarquía presente, el devenir de la historia ha querido que confluyera el primer paso de su ajusticiamiento legal con el pacto casi orgásmico de las fuerzas democráticas que quieren dar a luz la primera república de Cataluña.

Entre paréntesis, debemos felicitarnos por el papel que por fin está cumpliendo el único poder del Estado compuesto necesariamente por miembros de categoría intelectual demostrada en pruebas objetivas. Como sigan así, terminaremos enviando al baúl de los recuerdos ese dicho que, desde la noche de los tiempos, nos dice con pesimismo que los poderosos siempre se libran de la justicia.

Cierro paréntesis para decir que desde un humilde Periscopio, el día 16 de septiembre le pregunté a Felipe VI lo siguiente: ¿Porqué no llamó usted (en 2014) a los señores Rajoy y Sánchez a su despacho, juntos o por separado, en público o en privado, puso la Corona sobre la mesa, les enseñó la foto de Cameron y les dijo que o legalizaban el referéndum de Cataluña y participaban para ganarlo, o habría abdicación real?

Evidentemente, no me contestó, pero todavía no había sucedido ni lo del 27-S ni lo del 20-D ni lo de esta misma tarde de sábado catalanista. Ahora mismo, señor Rey de España, usted ya solo puede elegir entre dos opciones: La primera, abdicar para abrir la puerta de la Tercera República y salvar la unidad de España provocando un tsunami que confunda durante unos minutos a los independentistas, quizás el tiempo suficiente. La segunda, seguir oculto mientras los sustos de un humilde juicio en Palma de Mallorca avergüenzan, un poco más cada día, a millones de españoles. Y un mucho y para siempre a toda su familia.

Soy incapaz de seguir escribiendo cuando a mi izquierda, la misma pantalla que están viendo millones de españoles apuntilla una de las noches más negras del presidente en funciones, defensor máximo de Felipe VI: “Grabé a Rajoy recibiendo un sobre”. Autor, Luis Bárcenas. Este juicio sigue aún, peligrosamente, sin señalamiento de fecha.



Domingo Sanz es socio de infoLibre


Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión