x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

La España más desigual

Mario Martín Lucas
Publicada el 25/01/2016 a las 13:42 Actualizada el 26/01/2016 a las 08:22
Corrado Gini fue un estadístico, demógrafo y sociólogo italiano que pasó a la historia por crear un coeficiente para medir la desigualdad en la distribución de la renta, conocido por su propio apellido.

Coincidiendo con la celebración de la cumbre del Foro Económico Mundial (World Economic Forum WEF) que anualmente se celebra todos los meses de enero en Davos (Suiza), la ONG Oxfam Intermon ha publicado un estudio titulado Una economía al servicio del 1% en el que señala “que la concentración de riqueza y patrimonio en pocas manos no ha encontrado freno para seguir creciendo”, hasta llegar a poner cifras a la creciente desigualdad, reseñando que las 62 personas más ricas a nivel mundial poseen la misma fortuna que 3.600 millones de personas, es decir tanto como la mitad de la población de nuestro planeta, y que el 1% más rico concentraba en sus manos, tanta riqueza como el 80% más pobre.

El mundo, en su conjunto, es hoy más desigual, pero en el caso concreto de España los datos son escalofriantes, ya que, según el coeficiente Gini, es el segundo país de Europa en el que más ha crecido la desigualdad entre 2007 y 2014, sólo por detrás de Chipre, habiéndose incrementando, en valor absoluto, diez veces más que la media europea y superando claramente el caso de economías intervenidas, como la griega.

Según Oxfam Intermon el 29,20% de la población española (13,4 millones de personas) se encuentra en situación de pobreza o exclusión social, como resultado de las políticas aplicadas que han evolucionado en un sentido contrario a la redistribución de riqueza, propiciando una caída del 22,20% en el salario medio, entre 2007 y 2014, mientras que nueve de cada diez euros recaudados fiscalmente provienen del bolsillo de los trabajadores y menos de un euro es aportado por los rendimientos del capital.

La extrapolación de datos como los del estudio presentado esta semana por Oxfam Intermon, a nivel de España, podrían ayudar al señor Rajoy a superar la cara de asombro que presenta estos días y ser consciente que la gran mayoría de españoles hoy vive peor que al inicio de su legislatura, ya que cobran menos dinero por su trabajo, tienen más inestabilidad laboral, una carga fiscal desproporcionada, además de una Sanidad y una Educación recortadas, todo ello, corrupción al margen.

El señor Rajoy debería recordar la cita de Jacques Duclos: “El mejor Gobierno no es aquel que hace más felices a los hombres, sino aquel que hace felices al mayor número de personas”, y en España, tras su presidencia, la mayoría de las personas vive peor y, por tanto, son menos felices y más desiguales.



Mario Martín Lucas es socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión