x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

El misterio de los beneficios de la banca

Ismael Mármol
Publicada el 29/04/2016 a las 06:00
Todo lo que cuento en esta entrada viene del hecho de que el Banco Popular me ha cobrado dos euros por hacer una disposición en efectivo por caja. Aunque el servicio de caja se remunera por las comisiones de administración y mantenimiento, es uno de esos casos en los que al banco le merece la pena saltarse los criterios del Banco de España y cobrar por un servicio dos veces. Total, para dos tipos que van a reclamar les merece la pena.

Y como resulta que los tipos cero dejan a la banca española sin rentabilidad, pues hay que agudizar la imaginación. Hay quien lo hace por medios legítimos y hay quien exprime sin piedad a sus clientes.

Los bancos españoles ganan dinero, en términos absolutos mucho dinero, pero resulta que no son rentables.

De verdad, no es un caso para Cuarto Milenio, económicamente no son rentables.

La razón de esta paradoja está en la rentabilidad exigida por los accionistas, que se representa como Ke. Esta variable es el retorno que exige un inversor a cada una de las posibilidades que se le presentan para depositar su dinero y dependerá de las preferencias del mismo y del riesgo que otorgue a cada alternativa.

El problema con la Ke es que no es observable, es un número que sólo se puede estimar y que, además, es diferente para cada inversor, cada proyecto y cada momento.

Juan Palacios cuenta las burlas que el profesor de finanzas Merton Miller tuvo que sufrir en la entrega de los Premios Nobel cuando reconoció a los físicos que la variable básica de las finanzas no es observable. Intentó salir del paso hablando del neutrino, una partícula sin masa cuya existencia solo se podía deducir de su interacción con otras partículas.

Pero poco después se pudo detectar el neutrino mientras que la rentabilidad esperada aún se espera.

Bueno, pues los accionistas de los bancos solo mantendrán sus acciones mientras la rentabilidad que obtengan sea superior a la que esperan. No sabemos exactamente cuál es esa cifra pero hay quien la estima en el entorno del 10%, muy lejos del 20% que se llegó a alcanzar en los mejores momentos previos a la crisis cuando los beneficios de la banca eran descomunales.

Para más información, se puede consultar:

I. El Banco de Santander estuvo cerca de ganar 10.000 millones de euros pero un ligero problemilla se lo impidió. Aunque en el año 2015 ya ganó 5,816 millones millones, como ha aumentado desmesuradamente el número de acciones en circulación, no son cifras comparables directamente.

II. Al final tienen una carta para la reclamación por el cobro de dos euros por una disposición en efectivo de una cuenta propia. No es que merezca la pena por lo reducido del importe, es a lo que juega el banco, es por molestar un poco y que les cueste mas tener que atender la queja que lo que reciben. Si no le devuelven el dinero o en dos meses no les han contestado, envíen la misma al Servicio de Reclamaciones del Banco de España. Reclamación por cobro de comisión por disposición de efectivo en caja.

III. El Banco Popular ha ofrecido una rentabilidad para los accionistas en 2,015 ¡del 0,83%! Sólo un banco ha ofrecido un retorno sobre la inversión superior al 10%.

Así que no se extrañen si el Popular, la Caixa, el BBVA o el Santander, los tres primeros por necesidad, el cuarto porque no puede evitarlo, es su naturaleza, siguen innovando en sus técnicas para exprimir a los clientes. Eso sí que es inventiva y no lo de Silicon Valley.



Ismael Mármol es socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • elvizca elvizca 29/04/16 12:17

    Es la mente financiera que, sustituyendo la cultura de los viejos banqueros y bancarios basada en objetivos y estrategias de futuro, han establecido los nuevos banqueros y ejecutivos para los que la única referencia es el precio en bolsa de sus acciones.  Apostarlo todo al hoy, que mañana ya se nos ocurrirá  la forma de salvar y repetir el hoy. Así vemos quiebras, fusiones, absorciones, pérdidas patrimoniales para accionistas y Estado, y  finalmente abuso de cobros a clientes, lo que deja resultados rápidos para unos y ruina para otros. //A ver si alguna entidad financiera grande entiende que su supervivencia y  los beneficios reales y duraderos solo pueden venir de una gestión apoyada en la satisfacción moral y material de accionistas, clientes y empleados. Es decir de una BANCA ÉTICA.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión