x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
LIbrepensadores

De luto

Mario Diego
Publicada el 25/11/2016 a las 06:00
La nebulosa política, periodística, columnista y algunos que otros tertulianos, generalmente los mismos, han cañoneado con unanimidad -hasta la fecha- a Unidos Podemos, por haberse negado a participar en el minuto de silencio dedicado a Rita Barberá en el Parlamento.

No voy a defender la posición de Unidos Podemos, son bastantes mayores para hacerlo ellos mismos, pero lo que sí voy a decir es lo que, desde mi punto de vista, es condenable. Lo que deduzco escuchando a todo ese microcosmo citado más arriba, es que la muerte lo perdona todo, eso sí, según quien sea el muerto.

Esa nebulosa, por la parte que toca a sus compañeros del PP, con sus aires contritos, lo que está haciendo es expiar su culpabilidad por haberse desentendido de la suerte de Barberá –después de haberla alabado un día sí y otro también– una vez que el fuego comenzaba acercarse demasiado a la cúpula del partido. Aznar lo resume perfectamente: “Lamento que haya muerto habiendo sido excluida del partido al que dedicó su vida”.

Por lo que toca a algunos periodistas, parte también de esa nebulosa, columnistas y tertulianos, su participación en la descalificación de Unidos Podemos, excluyendo aquellos que, sea cual sea la posición de este partido, lo descalifican automáticamente, quizás, estén expiando y contestando con antelación a la acusación del PP de “linchamiento o cacería” por su parte en contra de Barberá.

No puedo aceptar que los que hoy están hablando de “comportamiento miserable”, “de tipo de gente”, “de falta de respeto”, con respecto a Unidos Podemos, sean los mismos que negaron la legitimidad a las familias de los fallecidos en el metro de Valencia, los mismos que declaraban a propósito de la memoria histórica “Algunos se han acordado de su padre cuando había subvenciones para encontrarle”, los mismos que “querían ‘limpiar’ Badalona” o los mismos que instalaban concertinas en las vallas de Melilla.

Como no puedo aceptar que algunos de los que hablaban en sus medios respectivos, en el mejor de los casos, de otra cosa para mantener callado lo que ocurría, o que lo justificaban en el peor, sean los que nos den lecciones hoy sobre la honorabilidad o no, ya no solamente de Unidos Podemos, pero ni tan siquiera de quien sea.

No sé si Unidos Podemos ha tenido razón o no, lo que sí sé, pido perdón a la familia de Rita Barberá, es que el fallecimiento de Barberá no me ha afectado, porque ni soy familiar suyo, ni valenciano, ni militante del PP.

No obstante estoy de luto. Estoy de luto porque recientemente ha fallecido alguien de mi entorno por quien tenía, y sigo teniendo en el recuerdo, mucha estima. Un compañero, un camarada, un amigo al que lamento no haber podido acompañar en su último viaje. Esta muerte sí me ha afectado.



Mario Diego es socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión