X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

Sobre Mercadona y la fuerza del consumidor

Jesús Castro González Publicada 11/12/2016 a las 06:00 Actualizada 11/12/2016 a las 13:22    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 33

Muchos y muchas visteis el Salvados sobre de Mercadona, permitidme una pequeña reflexión, gracias. Partamos en el análisis de los españoles y españolas que contaban con un aparato de televisión accesible el pasado domingo, 27, por la noche.

La primera división, de las varias que voy a hacer, es obvia: una parte de esos españoles/as decidió ver el programa y otra no (no voy a entrar en porcentajes porque sería pura especulación). Pienso que la gente que no vio el programa es porque pasan de estar informados, o compran en Mercadona y no quiere hacerse “pajas” mentales. Son gente que habitualmente optan por la “sabia” decisión del “avestruz”: meter la cabeza en un agujero para no saber lo que pasa. Antes de despedir a este grupo, solo decirles que tengan cuidado porque de tanto meter la cabeza en el agujero, alguna vez no van a ver el tren y les va a pasar por encima.

Sigo con el grupo de televidentes del programa, entre los que me incluyo. Hemos podido escuchar a los testigos y abogados de ambas partes y solo nos queda a los jueces, todos/as los que hemos visto el programa, emitir un veredicto y dictar sentencia.

Despido en este punto a todos aquellos que no se mojan (es su práctica habitual) y pasan de ejercer su derecho a dictar sentencia. Ellos/as van a seguir yendo a Mercadona y no quieren magrearse el coco, comprensible. Hasta luego chicos/as.

A los que si queremos ejercer nuestro derecho de decidir, se nos presenta la dicotomía de escoger entre lo que nos dicta nuestra conciencia, haciendo caso a los detractores y declarándola culpable o decidirnos por dar prioridad a nuestros intereses y emitir un veredicto de inocencia.

“Para gustos se han hecho los colores”. Despido a los que han optado por absolver a la cadena. Ciao.

Ya vamos quedando menos. Quedamos los que con espíritu crítico, y aún reconociendo los beneficios (servicio, variedad, precio) que nos ofrece la empresa, pensamos que son inadmisibles las prácticas represivas y la política “absolutista” que tiene con sus empleados. Quedamos los que pensamos que Mercadona es culpable.

El veredicto está tomado, pero queda la parte más difícil hay que dictar sentencia, hay que imponer un castigo y lo más peliagudo, hay que cumplirlo.

Alguno es este punto dirá: “Pero como vamos a castigar, ellos tienen el poder, no hay nada que hacer”. Sí, ellos tienen el poder, pero nosotros, los consumidores, tenemos la fuerza. El sistema se nutre de nosotros, de nuestro dinero. Si nosotros dejamos de comprar, de consumir, el sistema (el capitalismo feroz) temblaría y se rompería en pedazos. Esa es nuestra sentencia, nuestro posible castigo.

Lamento apear ahora, aquellos que por su situación de penuria económica no se pueden permitir el lujo de escoger y de castigar y tienen, lógicamente, que optar por sus intereses, aunque les fastidie. Hasta siempre, amigos/as.

Ya solo quedamos “la élite”, los privilegiados que podemos optar por castigar. Los privilegiados que podemos pagar el pescado más caro en la pescadería del barrio. Muchos de vosotros/as, seres privilegiados repito, optáis por sentenciar, algunos incluso dictaréis sentencia, pero: ¿cuántos la ejecutáis? Me temo que yo y cuatro gatos más, que encima tenemos que aguantar que nos llamen tontos porque no nos aprovechamos de las ventajas de Mercadona.

Si no ejecutáis la sentencia, vosotros y vosotras que podéis, vuestra actitud crítica se queda en un mero postureo. Menos blablablá y más actuar, amiguetes. Vosotros y vosotras tenéis la fuerza y podéis hacer que esto cambie. Ah, claro, ¿qué vais a hacer vosotros solos? ¡No servirá para nada! Bonita forma de tranquilizar la conciencia. Alguien tiene que empezar. Yo mismo, ¡que coño! No soy un teórico. Las ideas se demuestran con los hechos.

Muchos sabéis que vivo en Laredo (Cantabria). Es, para mí, un lujo vivir en Laredo, algún día os explicaré por qué. Laredo también es un paraíso para el consumidor. A poco más de 200 metros de mi casa, hay un Lidl, un Aldi, un Telco (Super Lupa), un Neto y la última en llegar, la estrella, Mercadona.

Cuando llegó Mercadona a Laredo, como decían en la tele, me atrapó, me sedujo, quedé prendado de ella. Gran variedad de productos, buenos precios, una pescadería inmejorable, con “cuatro euros llenabas el carro”, su línea verde. Iba a Mercadona dos veces a la semana, todo lo compraba allí y, como todo el mundo, hablaba maravillas del establecimiento. Desprecié solemnemente las demás opciones. Aprovechaba los bazares de Lidl y Aldi y poco más.

Una Navidad intenté comprar langostinos "respetuosos", que no estuvieran manchados de sangre, y solo tenían langostinos tropicales procedentes de las piscinas “asesinas” de Ecuador (algún día os contaré cosas de los langostinos que coméis). Algo empezaba a fallar, el cartel colgado al fondo de la pescadería rezaba “Mercadona con la pesca sostenible”. Mentira cochina. Esgrimiendo mi viejo carnet de Greenpeace denuncié el hecho al servicio de atención al cliente. Mandé documentación sobre el “dañino” proceso de la crianza de langostinos tropicales. Me contestaron muy amablemente, pero siguieron vendiendo esos langostinos.

Empecé a dudar entonces de las bonanzas de Mercadona. ¿Quién me mandaría a mí husmear en la red? Encontré una web llena de denuncias de sus trabajadores.

Soy uno de esos privilegiados, de los que os hablaba antes, juzgué, sentencie y ejecuté sentencia. Comencé a pagar algo más por el pescado en la pescadería de mi barrio, la carne ya la compraba en la carnicería que hay debajo de mi casa, comencé a comprar los productos ecológicos en Aldi (más caros también) y arreglarme en lo posible por los supermercados de mi barrio. Hoy, solo voy a Mercadona dos veces al mes a comprar cosas muy concretas que solo encuentro allí.

Repito que tengo la suerte de ser solvente económicamente, pero el dinero no es lo primero en mi vida. Y alguno dirá “claro porque lo tienes”, y tiene razón. Pero no os perdáis, os he apeado hace tiempo de este autobús.

Alguno/a también dirá, "y¿y dónde compro si son todos iguales?” Siempre hay matices, los hay malos, menos malos y más malos. La mejor opción creo que es comprar a los minoristas de tu barrio, pero comprendo también que tenéis (yo estoy jubilado) una vida laboral tan “plena” que el tiempo es oro y es más cómodo comprarlo todo en el mismo sitio, pero también hay mucha ama/o de casa que no trabaja y, por desgracia, mucha gente que está en el paro, demasiados/as.

En fin, esto es lo que os quería contar. Termino recalcando algo que creo que es real: "Ellos tienen el poder, pero nosotros/as, consumidores, tenemos la fuerza". Convertir este hecho en una utopía o en una esperanza depende de vosotros/as. Yo ya he tomado mi opción y soy consecuente con ella.
______________
 
Jesús Castro es socio de infoLibre


Hazte socio de infolibre



14 Comentarios
  • CIBERCHUS CIBERCHUS 15/12/16 11:52

    Muchas gracias a todas y todos por vuestras opiniones y vuestro tiempo. El intercambio de ideas enriquece a la persona y todas las ideas son respetables, lamento que a algunos les haya dado la impresión de que quiero imponer la mia, nada más lejos de mi intención. El titulo tiene dos ideas y la menos importante es la primera. Mi intención con el articulo es recalcar la segunda ·Comos consumidores tenemos la fuerza y algunos afortunados podemos ejercerla y cambiar las cosas". Saludos y Felices Fiestas. Ciberchus

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • papariego papariego 13/12/16 17:22

    Yo diría "conocer no ocupa lugar y ayuda a ser más libre". Como veis, no hace falta pensar mucho, así que manos a la obra. ACTUAR.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 14/12/16 00:57

      Oiga ¿patento Ud. el "no sabe, no contesta" a tod@s los que nos negamos a dar informacion privada , cuando "preguntadores/encuestadores" se permiten entrometerse en nuestra vida, por aquello de "ENSEÑARNOS"? Verá, no se si "ocupa lugar" pero, es un desproposito, convertirse voluntariamente en "victima" zaheridos por "el articulista" ; y, ya si pagas para que te escriban despreciandote...es de nota!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 12/12/16 22:59

    He leido su arlo, entero. Expongo esta circunstancia, porque, créame, me ha costado. No se que es "salvados", no compro en "mercadona" , entiendo responsable saber como se desarrollan las materias primas de los alimentos que consumimos y de donde proceden. Dicho esto, que es el corolario que he concluido, positivo,de su texto. Entiendo perfectamente -dado el masoquismo desarrollado por la sociedad, debido al "aguante" con los gobernantes- que, en la Sección del digital "Librepensadores" Ud. haya conseguido 27 comentarios, incluido el mio. Y, mi pregunta a los lectores/comentaristas del arlo es: ¿la forma de manifestarse del articulista, les ha resultado "agradable"?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • Daimon Daimon 14/12/16 21:09

      Bueno...voy a atreverme a escribir....pero sólo por contestar a tu pregunta....el tono.....irritante desde el principio...será por ese masoquismo que llevan tiempo inoculándonos....pero es para plantarse y no pasar del primer párrafo....de entrada ya nos está excluyendo a los que no vimos el programa y nos está metiendo la cabeza en no sé qué agujero....en fin.... Ya que estoy aquí, me atrevo a decirle al autor que aunque comparto con él el activismo por un consumo responsable, ese no es, a mi parecer el tono adecuado para reivindicarlo. Buena noche.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • M.T M.T 12/12/16 23:18

      Pues añado el comentario 28 y no sé si me atrevo a opinar tras la reprimenda inicial con que comienza el articulista su artículo. Yo tampoco compro en Mercadona, no veo Salvados, me pregunto si 'vereficto' y ''sentencia ' son términos del lenguaje jurídico y finalmente me he quedado con la intriga de saber algo más de los langostinos.  En definitiva, carezco de la preparación necesaria para leer  dicho artículo. Buenas noches, Ana.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 12/12/16 23:38

        (jjjjj) Buenas noches, Maite.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • leandro leandro 12/12/16 22:22

    No compro en mercadona , me cae muy mal su jefe .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Birth 1 Birth 1 12/12/16 19:14

    Jesús Castro, enhorabuena por el éxito de su artículo. No es común que reciba tanto foro en el area de librepensador. Entiendo el atractivo. Debo de confesar que no compro en Mercadona, ni vi el programa. Lo que comparto con usted es la creencia en la fuerza de l@s consumidoras/es a través del voto de la compra. Y en ello me aplico. En mi caso selecciono por el país y localidad de procedencia. Voy a dar un ejemplo que tuvo su aquel. Estoy en contra de la política de asentamientos de Israel-que infringe las resoluciones de la ONU. Por ello me paso, no sin comentarlo en alto a todo el que me quiera escuchar, mis argumentos. En una ocasión tocó pimientos. Expresé mi opinión. A la semana siguiente me dí cuenta que los pimientos habían sido empaquetados en tres, y que dos eran de Israel y uno de España (letra pequeñísima). Asi que saqué mi cámara y no me escondí cuando lo comentaba y sacaba fotos. Pasé de pimientos. A la próxima semana se volvió al sistema anterior. Es una acción muy limitada. Al menos me reafirma y puede que alguien más que me oiga o con el/la que charle tome conciencia y se anime. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 12/12/16 13:16

    1.Compro algunas cosas en el mercadona, otras en el Gadis, otras en el supermercado del corte inglés... y otras en la tienda de mi barrio... (supongo que como la mayoría). 2.Mercadona tiene cosas buenas y cosas malas... como todos. 3.El consumidor es soberano y suele actuar con lógica. 4.La ley es igual para todos y todos están sometidos a ella. Si los de mercadona han vulnerado la ley... que los tribunales hagan su trabajo. 5.Mercadona es una gran empresa española, creadora de riqueza y de empleo... a pesar de lo que digan Evole y su cadena... y de las razones que tengan para meterse con ellos. 6.Necesitamos que haya más empresas como mercadona... lo cual sería bueno para la competencia y para los consumidores... y empresarios como los Roig... que empezaron con una carnicería... y han montado una empresa muy potente. 7.El mundo de la empresa es COMPETITIVO... y el de los supermercados y grandes superficies... aun más. Si quieres seguir en el mercado, tienes que ser eficaz y competitivo. 8.A nadie le obligan a comprarle ni a venderle a mercadona... y mucho menos a trabajar en mercadona. Quien no esté a gusto... que busque algo mejor... que seguro que lo hay.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • sant sant 12/12/16 13:02

    Sin duda la compra en los minoristas del barrio es la solución ideal pero ya quedan tan pocos que casi es un milagro encontrarlos. Por otro lado también cabe la posibilidad de presionar a Mercadona no comprando en sus establecimientos , que por otra parte de cuatro duros nada de nada , han subido los precios y bastante por encima de algunos de sus principales competidores . Si no se compra en sus establecimientos pueden ocurrir dos cosas o que su Presidente decida cambiar de política empresarial ( la que nos han contado) o que no lo haga y se ponga a cerrar establecimientos y despedir a diestro y siniestro a sus empleados (gracias a la excelente reforma laboral ratificada por el votante ) y cerrar colaboraciones con las empresas suministradoras. Pero bueno , eso no sería un problema del consumidor "irresponsable" , se le pasaría a "los maltratados empleados" que se convertirían en desempleados . La solución no es fácil pero con esta reforma laboral aún es mas difícil.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • EAJ49radio EAJ49radio 12/12/16 12:36

    Estoy de acuerdo con la idea del artículo. El comprar y valga la comparación, es como el votar, ahí tenemos al PP como lista más votada: tenemos a Mercadona como ejemplo de comercio. Hace tiempo que conozco el percal, que dice el dicho, voy muy poco, casi nada a este comercio, no hay nada más que se pueda decir, si no que van muy parejos en relación e influencia con Cotino, OPUS, son de la misma cuerda, no hay mejor ejemplo, un saludo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cea cea 12/12/16 12:26

    Carrefour,francesaa,Lidl y Aldi alemanas,no hacen lo mismo ?Las multinacinales hacen todas lo mismo,no son más tontas o menos sinvergüenzas que las españolas;pero de un tiempo a esta parte hemos entrado en la caza de lo nacional y da igual que se llame Mercadona,Zara o El Corte Inglés.Yo compro en las tiendas de barrio sobre todo fruta ,verdura y pescado,naranjas por internet,me lo puedo permitir,pero compro en Mercadona sin esconderme y saludando sus 75000 trabajadores y sus miles de empleos en empresas proveedoras.Respeto el artículo pero si se lee despacio destila yo soy juez y parte y el que diga lo contario es un indocumentado.Por lo demás yo sí vi Salvados y hoy es el día que no sé que se quiso explicar en el c programa;he leídfo opiniones para todos los gustos :que si era contra Mercadona,que si era pura propaganda...,a mí me pareció lamentable

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • mangurri mangurri 12/12/16 12:09

    Totalmente de acuerdo con comemtario Nº 15. No vi el programa pero no por eso no voy a dejar de saber que es lo que ocurre mas ò menos en Mercadona como en otrs grandes empresas del ramo. Concretamente a mi se me ve poco por Mercadona desde que hace ya algunos años me enteré de ciertos comportamientos o practicas con sus trabajadores.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    La Internacional del Odio

    La mayoría de los atentados yihadistas en Europa los han cometido ciudadanos europeos. Las propuestas de cerrar las fronteras son inútiles. Es un hagamos algo porque no sabemos qué hacer. Son inútiles porque los terroristas no vienen de fuera, están dentro, han nacido aquí.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Sin garantías no hay democracia

    La democracia, compleja y resbaladiza como ella sola, puede nombrarse y apellidarse de muchas maneras, pero todas tienen un elemento común: la articulación de un sistema de poderes y contrapoderes que actúan como garantía.
  • Cobarde con causa Juan Herrera Juan Herrera

    El wéstern, género de Trump

    El día que Trump, Kim-Jong-un o Maduro no hacen un duelo de pistoleros tuiteros, en el telediario hay un sheriff corrupto o un juez prevaricador.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre