X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

Presos, cárceles y reinserción

Gabriel Arrese Leza Publicada 28/12/2016 a las 06:00 Actualizada 27/12/2016 a las 18:41    
Etiquetas
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 4

Un grupo de voluntarios y de internos escucha con atención la explicación de un guía sobre la historia de la Plaza Mayor de Madrid. No se distingue quién es preso y quién es voluntario. Todos disfrutan de una salida agradable. Nadie está preparado para vivir en la cárcel. Tampoco para salir de ella. Son las consignas que defiende la ONG Solidarios para el Desarrollo. Sus voluntarios ayudan a la reinserción social de estas personas que han pasado largos años en la cárcel.

Una vez al mes, Solidarios para el Desarrollo organiza una salida de ocio para los internos. Así, contribuyen a que se sientan ciudadanos. Una actividad que para algunas personas puede suponer algo cotidiano pero que para otras puede suponer una nueva vida. Mediante guías sobre la historia del país, visitas a museos, así como a huertos urbanos, se ayuda a los internos a comenzar la resocialización. Una tarea difícil y estigmatizada. Asociaciones como Eslabón completan el círculo de ayuda necesaria para la reinserción. Desarrollan programas de empleo para personas privadas de libertad, terceros y segundos grado (100.2), o en libertad condicional.

El objetivo es romper con la dura rutina penitenciaria. Devolver a esa persona la autoestima de alguien que tiene mucho que aportar de nuevo a la sociedad. Una de las mayores trabas que se encuentran es a la hora de conseguir trabajo. El haber permanecido preso supone para las empresas una condición negativa, fruto de los prejuicios. De manera automática se produce la relación de preso como una persona poco honrada. Todo ello fruto de la desinformación y de la falta de programas para la reinserción. El proyecto de Solidarios busca romper con los estereotipos que se generan en torno a estas personas.

No debemos olvidar que los internos han dejado sufrimiento detrás, pero la pena de prisión no puede ser una venganza social. La cárcel debe constituir un paso adelante para aquellas personas que hayan cometido un delito. Sin embargo, muchas veces supone un lastre para toda la vida. En la actualidad, estar aislado de la sociedad durante muchos años supone una gran desconexión de la realidad. Es en la situación en la que se encuentran muchos presos a la hora de salir. Presos que entraron cuando no todo el mundo tenía un teléfono móvil y que ven como ahora las relaciones sociales dependen de los smartphones. Pequeños detalles que quizá una persona no valora pero que para los internos supone un gran cambio al que adaptarse.

La propia Constitución Española refleja en su artículo 25 que: “Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social y no podrán consistir en trabajos forzados”. Sin embargo, la reciente aprobación de la prisión permanente revisable del nuevo Código Penal supone un paso atrás en el camino de la resocialización.

En la actualidad hay más de 61.000 personas en prisión. Aunque la tasa de delitos en España es una de las más bajas de la Unión Europea, la tasa de encarcelamiento es un 32% superior a la media de los países europeos, entre otras causas, por el aumento de la duración de las penas en los sucesivos códigos penales.

Salir a dar un paseo, encontrar un trabajo o entablar una conversación son derechos básicos y fundamentales para el desarrollo de una sociedad sana. El haber estado en la cárcel no debe suponer un agravio para las personas. La voluntad de cambio, los medios de comunicación y las empresas constituyen los pilares fundamentales para conseguir la reinserción de las personas que merecen otra oportunidad.
_______________

Gabriel Arrese Leza es socio de infoLibre


Hazte socio de infolibre



4 Comentarios
  • leandro leandro 28/12/16 22:30

    La realidad es que a nadie importa la reinserción de los presos . Es una realidad . Se hacen cárceles para meter dentro a gente y así olvidarse de ellos . Cada vez se aleja más el retorno de esa gente . .

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 28/12/16 23:19

      No. No es verdad...tienes razón en que deberíamos ser mas ciudadan@s motivados en conocer las situaciones que -aún siendo fuera horribles, rozan la desesperacion, en muchas cárceles- Hay asociaciones de presos, mantenidas por amigos y familiares, que convocan seminarios en la UCM, en Somosaguas, en la Facultad de Políticas. Procuro, dentro de mis limitaciones, hacer llegar a todas las áreas en las que me muevo, esta discusión, estrategias para una reinserción efectiva. Trabajo para cambiar situaciones practicas, como el reconocimiento de las cotizaciones a la SS, en demanda de ayudas para comenzar fuera. Dispongo para su lectura y discusión posterior, libros escritos por distint@s penad@s y expenad@s, que presto a estudiantes en otras facultades, para discutir la reinsercion real desde la disposición, llegado el 3er. Grado, de trabajo para afrontar la libertad sin retroceder. 'Décimo cuarto asalto' de J. Rubio Gómez; 'Paremos los vuelos' Campaña Estatal por el cierre de los CIE; 'De la ilusión a la decadencia' de Archy (E. Monjas Sierra); 'Un reflejo de la Sociedad' de Amadeu Casellas; 'Una condena compartida' de MJ Gea Fernández, M.Dominguez Sánchez-Pinilla e I. Sadaba Rodríguez; 'Un resquicio para levantarse' (Historia subjetiva del A.P.R.E). de J. Ávila Navas... Si nos importan y estamos ahí para evitar la recaída. Me acabas de dar una idea: voy a dar los libros en deposito a la Biblioteca de Filosofia y voy a poner la disponibilidad en los tablones de anuncios de Derecho, Criminologia y concordantes. En el último seminario, mi corolario de lo hablado con el colectivo 'entre rejas' fue la petición de que la sociedad de fuera, no les tuviese miedo. Me sorprendió, por coherente. Ciertamente, si la sociedad asume que han pagado su deuda social, que se han rehabilitado y les transmitimos confianza, la respuesta será positiva necesariamente. Saludos cordiales.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 28/12/16 13:23

    Gracias por su texto. Es un arlo imprescindible. Una parte de la sociedad esta privada de libertad en cárceles (en cumplimiento de sentencias) y deben percibirse parte de esa sociedad en la que, reinsertados, tienen todo el derecho a desarrollarse. 1.- Quisiera incidir en el "trabajo" como único medio de reinserción real. Mayoritariamente, l@s pres@s en España, trabajaban en las cárceles. Una vez alcanzado el 3er. grado ¿por qué las mismas empresas para las que han trabajado en reclusión, no reconocen el contrato carcelario? Est@s trabajador@s cotizan a la SS por su trabajo, durante el cumplimiento de condena ¿por qué -especialmente a extranjeros "indocumentados"- no se les reconoce el tiempo cotizado? Es difícil -cuasi imposible- encontrar empleo en España. Pero, los sueldos de los penados, nada, absolutamente, tiene que ver con los salarios habituales (también de miseria) ¿Podríamos promover una cláusula de 'contratación preferente' una vez libres, para las empresas que los han utilizado a precio de saldo en presidio? Dice el articulista que, tenemos la mayor población reclusa, con una de las mas bajas tasas de delincuencia de la UE; lógicamente, las fianzas/abogados defensores que se pueden permitir los delincuentes "de cuello duro" no están al alcance de "robagallinas" que diría Lesmes. Es el momento de trabajar por este sector poblacional. El neoliberalismo imperante, criminaliza "mas" la pobreza, después de la era de los derechos civiles (Loïr Wacquant, "Castigar a los pobres") Émile Durkheim [arlos compilados en Textes, en el que sostiene que "...el Estado moderno debe orientar su acción cada vez mas hacia la regulación jurídica de la vida social, es decir que se acerca, por una vía normativa, a la visión positiva de Max Weber acerca del papel central del derecho en el orden político contemporáneo.] Durkheim sostiene que "el Estado no es un poder coercitivo enorme, sino una organización amplia y consciente, capaz de llevar a cabo, una acción a la vez unificada y variada, flexible y extensiva." No hay reinserción sin trabajo como único medio para afrontar las necesidades propias y de la prole. El Estado, tras la libertad, debe evitar esa prueba diabólica

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    0

    • GabrielArrese GabrielArrese 28/12/16 13:50

      Interesante reflexión. Lo primero gracias por el comentario y por aportar más puntos de vista. Quizá está bonito debate podría alargarse tanto en caracteres restantes como en tardes enteras. Veo que le ha llamado la atención el dato de tener gran población reclusa y ser a la vez un país con baja tasa de delincuencia. Respecto al resto de cuestiones, a mi parecer, se necesita un profundo análisis de las estructuras penitenciarias, de la política al respecto y de la conciencia ciudadana. Sin obviar, claro está, la escasa y contaminada información que vierten los medios de comunicación sobre las cárceles (sólo salen violadores, hechos poco ocasionales y brutales o famosos y sus "lujosas" vidas en estos centros). Quizá sea una excusa manida pero al final los cambios deben empezar por donde deben empezar, y es que parece que los políticos tienen siempre la culpa de todo; culpa no sé, pero responsabilidad y capacidad sí. Un saludo

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    En busca de un modelo para decir adiós

    Si está contando los días y las horas que faltan para el 1 de octubre, o es de los optimistas que esperan algún tipo de milagro el día 2, es posible que sufra una decepción mayúscula. Esto no ha hecho más que empezar.
  • Telepolítica José Miguel Contreras José Miguel Contreras

    Renuncio a mi derecho a decidir

    En España, desde la vuelta de la democracia en 1977, no habíamos padecido una avería en nuestra maquinaria democrática como la que afrontamos en torno al problema catalán.
  • Buzón de Voz Jesús Maraña Jesús Maraña

    No me hable usted de Cataluña

    Es posible que la operación judicial-policial-política desplegada este miércoles haga imposible nada que se parezca a un referéndum, pero la cuestión de fondo sobre Cataluña no tendrá arreglo mientras se siga pensando más en las siguientes elecciones que en las siguientes generaciones. 
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre