X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

A la mierda los pastores, se acabó la Navidad

Carlos Benguigui de la Cámara Publicada 09/01/2017 a las 06:00 Actualizada 07/01/2017 a las 19:49    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 11

Frecuentemente se plantea la cuestión acerca de por qué en España, a diferencia de otros países de su entorno, el fantasma del neofascismo que recorre Europa, aunque no sólo, no ha encontrado su expresión en agrupaciones políticas de nuevo o no tan nuevo cuño. Hay quien se vanagloria aduciendo que España, no como sus vecinos, vivió un acontecimiento tan maravilloso como fue el 15M, lo cual impediría el auge de fuerzas de extrema derecha. Dicho análisis, aunque no desprovisto de razón, suele subestimar el hecho de que si en España no se ha manifestado aquel neofascismo es porque aún cuenta en su atmósfera social, cultural, política, vivencial... con el viejo fascismo –en su vertiente posfranquista– de toda la vida. Basta simplemente rememorar los orígenes del actual partido en el Gobierno para percatarse de ello.

El PP, anteriormente llamado Alianza Popular, fundado por un ministro del franquismo, acogió en su seno desde su fundación distintas sensibilidades que aglutinaban la democracia cristiana, conservadores, liberales y sin duda también lo que hoy entendemos por extrema derecha, sectores claramente falangistas o próximos a la Falange. Una suerte de alianza al estilo de lo que en tiempos anteriores al golpe de Estado que condujo al país a 40 años de dictadura representó la CEDA –Confederación Española de Derechas Autónomas– y que colaboraría en dicho golpe. Sin ello no se entiende que la señora Cospedal sea capaz de defender semejante discurso frente al jefe de Estado por sangre azul y toda la cúpula militar sin despeinarse.

Gran parte de lo defendido en el Día de la Pascua Militar por dicha señora aleja peligrosamente a España de las democracias a las que pretende asemejarse, situándola más próxima de estos movimientos que recorren Europa desde Hungría o Polonia hasta Francia; tal vez estén preparándose a lo que está por venir. Situar en el mismo nivel de análisis, como hace Cospedal, el drama de los refugiados que llegan a costas o vallas europeas, a causa de la acción o inacción de las propias potencias europeas, y la amenaza terrorista, revela una visión tan rastrera que bien podría ser defendido con las mismas palabras por la señora Le Pen en Francia o por el señor Farange en el Reino Unido. Esa misma expresión pronunciada en otros países por otros representantes públicos, desde España y con amplio consenso, se tildaría sin mayor problema de discurso xenófobo que incita al odio; pero pareciera que aquello de ver la viga en el ojo propio cuesta.

Ello deriva en buena medida de la lobotomización a la cual España está tan acostumbrada. Dicha lobotomía colectiva también la expresa Cospedal en su discurso sobre la “fundación” de la “nación” española y la “conquista” –es aberrante que aún en nuestros días un representante público no tenga el más mínimo pudor en emplear tales términos– de América. Es cuanto menos sorprendente que las mismas personas que contribuyeron y contribuyen a la consolidación del relato en virtud del cual el actual sistema político se basaría en la presunta “conciliación“ y “consenso” de “todos” los españoles, recurran a tales conceptos –conquista de América, reconquista– cuando se intenta dibujar el “origen” un tanto mítico de la nación española. La “conciliación” y el “consenso” suponen la aceptación del otro en su diferencia, una suerte de cohabitar en las diferencias que nos construyen y gracias a las cuales nos construimos. Ahora bien, la utilización de estos términos en la descripción del presente resulta sospechoso si cuando uno se refiere al pasado se continúa poniendo el acento en la “conquista”, la absoluta negación del otro, del judío, musulmán, gitano, nativo americano, inmigrante o refugiado.

Hasta aquí, como dicen los franceses, mi coup de gueule. A la mierda los pastores, se acabó la Navidad.


Hazte socio de infolibre



11 Comentarios
  • cromwell cromwell 11/01/17 20:12

    Me solidarizo con el artículo por considerarlo muy acertado. Es un hecho que la extrema derecha está presente en el Desgobierno actual y en todas las instituciones lo que se les nota nada más abren la boca.Y, si, Massaluca, yo fuí de los que tenía que decir ¡arriba España! al descolgar el teléfono y terminar escritos (llamados oficios) con las frases "Gracia que espero alcanzar de V.E. cuya vida guarde Dios muchos años o bien por Dios, España y su revolución Nacional-Sindicalista. Ya no se escribe así pero el contenido de sus soflamas y sus hechos son los mismos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Antón 17 Antón 17 09/01/17 23:43

    Buen artículo. Totalmente de acuerdo con usted.Es verdad que dentro del PP está representada toda la gama de derechas, pero hay algo que Aznar introdujo, a mi entender, que fue la mafia, estaba representado en la boda de su hija. Mafia de la burbuja inmobiliaria, es decir, corrupción total, mafía de bastantes jueces, que son el último asidero de los polítiicos corruptos, mafia de ciertos funcionarios y periodistas, apoyando la gran mafia, que se llama PP.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • dikarpa dikarpa 09/01/17 20:56

    Parece mentira... es que no acabamos de enterarnos al contario que la Cospedal. En 1975 cuando aquel generalísimo estaba a punto de dejarnos media españa lloraba a moco tendido. En cuanto la pichó apareció un hada mágica (tipo disney) y tocó con su varita a aquellos desgraciados pistoleros convirtiéndolos en demócratas. No es tan difícil de entender.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • RFripp RFripp 09/01/17 13:42

    Tiene gracia lo de la pureza de la raza y la nación española. Renegar del pasado y el no reconocimiento de la mezcla de sangres judías, musulmanas y demás por parte de la derecha extrema española. A la sectaria ministra de defensa le haría ver en  " Amor a quemarropa " película de Tony Scott, la secuencia en la que Cristopher Walken interroga a Dennis Hopper en un caravana y este le explica porque los sicilianos son una mezcla de razas, etc... En cuanto a que el PP tiene integrada a la derecha fascista, es un hecho que llevo manteniendo desde hace muchos años. En las ciudades pequeñas donde nos conocemos todos es muy fácil verificarlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • AMP AMP 09/01/17 12:41

    "...Dicho análisis, aunque no desprovisto de razón, suele subestimar el hecho de que si en España no se ha manifestado aquel neofascismo es porque aún cuenta en su atmósfera social, cultural, política, vivencial... con el viejo fascismo –en su vertiente posfranquista– de toda la vida. Basta simplemente rememorar los orígenes del actual partido en el Gobierno para percatarse de ello." Ya está dicho todo al respecto.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • massaluca massaluca 09/01/17 10:29

    Pronto tendremos que decir!!Viva España !!Al descolgar el teléfono,son los mismos fachas de siempre,y los socialistas golpistas,ayudándoles,

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Copito Copito 09/01/17 09:52

    Estupendo artículo, claro y conciso.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Cesar MV Cesar MV 09/01/17 06:29

    Totalmente de acuerdo. En España aun vivimos entre los naionales y los rojos. O sea, los que ganaron y perdieron la guerra. La prueba es que la mayoria de los votos de un personaje escandaloso como Rajoy vienen de vascos y catalanes. Ese nacionalismo es el caladero mayor de votos por lo que no le interesa ni acabar del todo con eta ni arreglar el problema catalan. Asi de claro.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • JoanCavalle8746 JoanCavalle8746 09/01/17 13:06

      Esta usted en sus cabales? o todavía arrastra los excesos navideños. Pero como se puede escribir semejante barbaridad ?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Cesar MV Cesar MV 09/01/17 15:26

        Para JoanCavelle8746 Pues si tengo la cabeza bien puesta. Naci en la posguerra y con un padre franquista y falangista con el que jamas pude hablar de politica excepto para que el pegara un puñetazo encima de la mesa porque no acertaba a contestarme algo concluyente.Se lo que digi y lo reafirmo y se lo diria a la cara al Sr. Rajoy pero me temo que no le interesara.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Maca Maca 09/01/17 00:18

    ¿No será porque ese NEOFASCISMO, es lo que nos gobierna "desde todas las instituciones del Estado español? Por Dios, España, y su Revolución Nacional Sindicalista.................Maca

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    En busca de un modelo para decir adiós

    Si está contando los días y las horas que faltan para el 1 de octubre, o es de los optimistas que esperan algún tipo de milagro el día 2, es posible que sufra una decepción mayúscula. Esto no ha hecho más que empezar.
  • Telepolítica José Miguel Contreras José Miguel Contreras

    Renuncio a mi derecho a decidir

    En España, desde la vuelta de la democracia en 1977, no habíamos padecido una avería en nuestra maquinaria democrática como la que afrontamos en torno al problema catalán.
  • Buzón de Voz Jesús Maraña Jesús Maraña

    No me hable usted de Cataluña

    Es posible que la operación judicial-policial-política desplegada este miércoles haga imposible nada que se parezca a un referéndum, pero la cuestión de fondo sobre Cataluña no tendrá arreglo mientras se siga pensando más en las siguientes elecciones que en las siguientes generaciones. 
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre