X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

Independencia y libertad 'desde la tramoya'

Santiago Ipiña Publicada 02/03/2017 a las 06:00 Actualizada 01/03/2017 a las 22:37    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 17

El sólo hecho de estar leyendo este artículo de opinión es una justificación para que el lector de infoLibre pueda tener la certeza de que el medio que lee acepta la crítica (1ª acepción del Diccionario de la Lengua Española) no sólo como prueba de libertad en la opinión, sino también como indicio de su independencia tomada esta no especialmente desde el punto de vista económico.

No puede ocultarse, sin embargo, que cuando semana tras semana el lector medio descubre el contenido de la sección Desde la Tramoya (¿3ª acepción del DLE: “tramoya es un enredo dispuesto con ingenio, disimulo y maña”?), una sombra de duda empieza a tomar dimensiones de cierta consideración en lo que respecta a la libertad e independencia de este medio digital. Seguramente es oportuno aclarar que cuando hablo de lector medio me baso en el número y contenido de los comentarios que se producen en los artículos aparecidos en dicha sección de infoLibre (véase este ejemplo). El columnista de la anterior sección tiene un tema favorito de exposición, Podemos, lo que no necesariamente debe ser motivo de preocupación cuando de libertad e independencia se habla. Tampoco debe serlo el hecho de que dicho columnista se declare militante del PSOE, asesor de comunicación pública y sociólogo profesor universitario. Otra cosa es el modo con el que expresa el contenido de su columna semanal.

Describir el modo del señor Arroyo puede realizarse de varios modos (permítaseme la repetición irónica), uno de los cuales es preguntarse si no puede encontrarse en el panorama periodístico español un articulista proPSOE, asesor de comunicación y sociólogo profesor universitario que exprese su opinión de forma que el desprestigio personal del adversario político no sea la base de su argumentación. Y, si no es demasiado demandar, ¿podría dicho articulista exponer sus ideas sin mediar la provocación de conductas poco recomendables? Un ejemplo como el del señor Sánchez-Cuenca resulta fácil que venga a la mente si de corrección en las formas de expresión se trata, por más que algunas de las singularidades señaladas, como la de ser asesor de comunicación pública, no son de aplicación en su caso hasta dónde sé.

Dicho lo cual, el lector puede preguntarse sobre la relación entre libertad, independencia y el contenido de la sección Desde la Tramoya. Pues, en primer lugar, parecería que no permitir que alguien escriba sus opiniones iría en contra de la necesaria libertad de expresión, un argumento que repetidamente puede leerse en los comentarios que generan los artículos del señor Arroyo. Sin embargo, a mí me parece que esto significa confundir la libertad de opinión con la libertad que una persona tiene en expresar su opinión de manera inapropiada. Creo importante resaltar que la opinión que este articulista expone no es original, no aporta pautas sobre las que seguir una reflexión más profunda; al contrario, repite insistentemente argumentos basados en opiniones ya expuestas con anterioridad. En el conjunto de las opiniones originales no existe elemento alguno aportado por el señor Arroyo cuando se consideran sus artículos en la sección Desde la Tramoya. A lo que se debe añadir que cualquier opinión debería expresarse del modo más respetuoso posible, de la misma forma que para opinar sobre la labor docente de un profesor resulta poco o nada aconsejable, como así queda recogido en los manuales de las buenas formas, citar a la madre responsable de su existencia en este mundo.

En segundo lugar, ser independiente no sólo significa serlo desde el punto de vista económico; también suele significar que no concurran vínculos de orden personal antepuestos y contradictorios con la esencia de ser independiente. Cuando se priman dichos vínculos puede resentirse el buen desarrollo de la discusión, en el necesario clima de tranquilidad intelectual, dentro de cauces heurísticos en donde los integrantes de dicha discusión encuentren ideas nuevas no previamente tenidas en cuenta. No puedo dejar de mencionar que el que genera desasosiego es un asesor de comunicación que sabe perfectamente con qué intención lo hace. No se trata de estímulos que ponen en funcionamiento circuitos neuronales adormecidos; se trata precisamente de lo contrario, es decir, de recurrir o estimular instintos primitivos que residen en la paleocorteza cerebral, instintos como la agresividad que evolutivamente han jugado un papel primordial, pero que no tienen un rol determinante en la aparición de nuevas conexiones en la neocorteza cerebral reciente y propia de la evolución humana.

Uno tiene la sensación, concluyendo, de que libertad, independencia, infoLibre y la aparición semanal de la columna del señor Arroyo no son términos compatibles si este articulista mantiene su modo de expresión. Dicho con todos los respetos hacia la línea editorial de una empresa que, en todo caso, debe reconocerse que lucha intensamente por la compatibilidad de los tres primeros términos anteriormente citados.
_____________________

Santiago Ipiña es socio de infoLibre


Hazte socio de infolibre



17 Comentarios
  • Damas Damas 04/03/17 23:40

    Yo tomé la decisión de no volver a leer los artículos semanales de Luis Arroyo en infoLibre, con intención de que sea definitiva, a partir de uno en el que en mi opinión y así lo expresé en un comentario, traspasó el límite del respeto y consideración mínimamente debidos a los lectores, en esto coincido con lo manifestado por estovamal. Ya anteriormente por correo electrónico había manifestado mi disconformidad con la manipulación realizada al atribuir a Podemos, la convocatoria de la manifestación el día de la última investidura de Rajoy; cuestión que formalmente era mentira. En otras ocasiones fue la forma de incluir a Podemos en sus artículos con ánimo descalificador, sin argumentos, ni razones. Estoy de acuerdo con el artículo de Santiago Ipiña, a excepción del último párrafo y me parece destacable, lo que menciona sobre no confundir la crítica, o el rechazo en mi caso, a los artículos de Luis Arroyo, con algo relacionado con no respetar "la libertad de expresión" o que se produzca mi descontento por leer opiniones distintas a las mías, no, claramente no es ese el motivo. Con lo que no puedo, es con lo que Santiago Ipiña dice de "los modos" la forma en que se expresa. Respecto a que Luis Arroyo continue escribiendo en infoLibre me es totalmente indiferente, lo mismo que me sucede con otro colaborador semanal, sencillamente para mí es como si no estuvieran, por esto es por lo que no comparto el último párrafo. Por último, supongo que debido a la ubicación de esta sección, y por tanto de este artículo, es por lo que posiblemente no haya habido más comentarios, ya que de haber reparado en el titular hubiera interesado a más personas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Ciro2 Ciro2 05/03/17 07:40

      Gracias por leerme el pensamiento. Me ahorra la transcripción. Y es verdad que la sección de Librepensadores se merecería una más destacada posición en la parrilla de salida del diario, no digo la Pole pero tampoco la cola. Que la calidad y el interés lo determinen.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • estovamal estovamal 04/03/17 00:25

    Yo dejé de leer las columnas de este sr. hace tiempo, al igual que todo lo relacionado con él, como los comentarios o el anterior librepensadores que usted propuso. Y tengo absoluta confianza en la independencia y libertad de infolibre, que ampara el caso de Arroyo por ejemplo. No soy quien para exigir la no publicación de sus columnas. Pero recuerdo que mi última intervención como comentarista en un artículo de Arroyo le advertí era inadmisible su falta de educación en sus expresiones hacia los lectores, y que debería pedir disculpas a éstos. Cosa que entiendo no se ha producido. Así que sigo sin leer sus columnas: su contenido, al venir de una persona de escasa educación y tendencia a faltar al respeto del lector, no me interesa para nada. Lo lamentable es que parece ser es profesor universitario.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 02/03/17 14:14

    Obvio los arlos del periodista 'cuerpo' de este texto, dado que leer/comentar en Infolibre, alimenta mi ocio. Profesor Ipiña, esperaba mas de Ud. que responder/satisfacer las 'demandas de atención' del 'reiterado' defendiendo que, a su entender, los contenidos del ínclito, no se justifican/responden al ejercicio de un periodismo libre; sino que, alientan, un rechazo cuasi-agresivo, que sus contenidos provocan en algún@s comentaristas. ¿Por qué lo leen? ¿Por qué dedicarle un espacio en 'Librepensadores'? Desde la libertad (la de Ud. y la de él), que defiendo; no ha lugar. Saludos cordiales.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 9 Respuestas

    0

    0

    • ManuMartin ManuMartin 02/03/17 16:31

      Entiendo lo que dice. Yo sigo al 'ínclito' porque me parece un significativo ejemplo en tiempo real de una construcción de relato político hegemónico, desinformador y alienante. Muy significativo puesto que ha medrado al amparo de uno de los dos principales partidos de este país y ha trabajado para sus gobiernos. En cuanto a si ha lugar o no un artículo crítico en 'Librepensadores', evidentemente sí, por definición. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      0

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 02/03/17 17:54

        Cierto. Pero, mi 'no ha lugar' no respondía a si, rechazándole, se le dedican arlos para mayor publicidad, en Librepensadores o donde se considere oportuno; sino por entender de todo punto improcedente, como consecuencia de que, un articulista difiere de mis posturas ético-políticas, pueda pedir su exclusión. 1.- Entiendo, son colaboradores autónomos, y 2.- Que, hasta ahí podiamos llegar en la izda; pretender que un diario digital, excluya a un trabajador, del nivel que fuera o fuese. En mi primer comentario, anticipé el respeto, pero no he sido capaz de hacerme entender. Y, no se me alcanza semejante petición, desde un profesor respetable y respetado. Es mi explicación del 'no ha lugar' Si ha reparado en alguno de mis comentarios, verá que, antepongo, generalmente, el respetos a cualquier persona, esté o no, de acuerdo con sus opiniones. Saludos.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        0

        • ManuMartin ManuMartin 02/03/17 19:12

          Convengo con usted en no excluir, supuestos unos mínimos acuerdos de convivencia, claro está. Por ello, no estoy de acuerdo con el último párrafo y corolario de Santiago. Por otro lado, no lo veo como 'publicidad': la crítica es sana, necesaria e imprescindible. Saludos.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • itnas itnas 02/03/17 19:46

            Seguramente sea pertinente destacar que el último párrafo de Santiago contiene el condicional 'si este articulista mantiene su modo de expresión'. Por ejemplo, no me parece apropiado dirigirse a alquien empezando 'Profesor Ipiña esperaba más de Ud.', simplemente existen normas de buena educación y respeto que controlan nuestros fuegos internos de origen diverso. ¿No se entiende qué cosa es criticar al que critica? El problema de esta Sra. es que ha confundido 'pretender que un diario digital, excluya a un trabajador, del nivel que fuera o fuese' con la opinión que merece el modo de exponer opiniones; si, en el límite, la opinión implica sí o no un articulista escriba en un medio, ¿no es otra opinión más? ¿se debe coartar dicha opinión? ¿quién es aquél que se atribuye esta capacidad? Y así hasta dónde deseemos preguntarnos por la libertad de opinar, eso sí, con respeto por favor, y entendiendo que en estos foros no estamos ante tribunales de justicia para defender causas por muy inverosímiles que éstas nos parezcan, consecuentemente, dejando la agresividad aparcada en casa.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

    • itnas itnas 02/03/17 15:31

      Tal vez releyendo el artículo encuentre Ud. respuesta a sus preguntas. Por lo demás, el espacio dedicado en 'Librepensadores' responde a la misma libertad a la que alude, no le parece? Autoaplicarnos los comentarios que hacemos, en ocasiones, ilumina. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      0

      0

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 02/03/17 16:03

        Quiere decir que ¿la 'demanda de atención' les mueve a ambos? Ah, bueno; discúlpeme. Todo suyo...Abosoluto respeto a su libertad -la de ambos- y, tod@s los que practiquen la misma dieta.¡Que aproveche! ...Ya informarán/compartiran si surte efecto.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        0

        0

        • itnas itnas 02/03/17 19:18

          Se equivoca nuevamente. Tal vez se auto describe? Quién sabe? En mi caso concreto se me ha pasado la edad de llamar la atención, seguramente aspiro a lo contrario, y Ud.?

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          0

          0

          • irreligionproletaria irreligionproletaria 03/03/17 00:22

            Será la ultima vez que comente con Ud, sus arlos con su propio nombre Santiago Ipiña, ni con el nick 'itnas' comentados por Ud. mismo.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            0

            0

            • itnas itnas 03/03/17 08:51

              Gracias, será un placer y un ejemplo de equidistancia: como ve, yo nunca comento sus opiniones a no ser que sea Ud. quien se dirige a mi, directa o indirectamente. Que tenga un agradable día, hoy y siempre.

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              0

  • M.T M.T 02/03/17 12:49

    Suscribo y aplaudo una vez más el contenido del artículo de Santiago Ipiña, al tratar de cuestiones que tienen que ver con la independencia y libertad de opinión, libertad de expresión, Infolibre y modos. Este aplauso o felicitación tiene que ver sobre todo con la forma y modo tan excelentemente argumentado y respetuoso con que presenta sus ideas al respecto. De ahí una vez más mi felicitación acompañada de un saludo muy cordial.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ManuMartin ManuMartin 02/03/17 11:21

    En cuanto a tu anterior artículo que enlazas, 'El caudal de L. Arroyo', sé que es difícil más habría que eliminar, al menos, la mitad de los comentarios de cada artículo que pertenecen a un solo señor, que dice ahora ser señora (como si eso lo exonerara del acoso machista), y que no aportan nada al debate. Y, al menos, otro tercio más, que pertenecen a quienes se enredan (nos enredamos) a veces con dicho señor, hasta que cierra el hilo con nueve o diez comentarios seguidos. ¿Será este comentarista real o un sofisticadísimo troll arroyiano?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ManuMartin ManuMartin 02/03/17 11:19

    Me parece que abres un debate interesante, Santiago, y estoy básicamente de acuerdo contigo. Aunque, desde mi modesto punto de vista, Arroyo también tiene derecho a provocar el cerebro reptiliano de quienes se dejen... Otra cosa sería que mostrara unos modos inaceptables, en el sentido que contemplan las "normas de la comunidad". Ahora bien, sí soy muy crítico con los intereses creados de Arroyo. Como he dicho varias veces, este señor se trae sin pudor alguno su trabajo privado a su columna: trabajaba para Pedro Sánchez cuando bombardeaba todas las semanas conque era el mejor y más "presidenciable" de los candidatos, cargando, como no , contra Podemos; de igual manera que trabaja ahora para Leopoldo López y su familia... Por otro lado, en contraste con el muy acertado ejemplo que pones de Sánchez-Cuenca, está su encono con Podemos: tantos gestos que no le gustan (¿quizá porque no se le han ocurrido a él?), tantos "alternative facts" como suelta, su insistencia en 'conocerlos muy bien', en haber sido compañero de departamento de Bescansa; suena más que a legítima disputa política a despiadada competencia profesional... Arroyo trabaja para Arroyo, sus amigas y amigos y sus jefes (Felipe González, Rubalcaba, Juan Luis Cebrián), aunque sea tan incompetente como para contribuir a arruinar un país entero (ver su artículo 'No, presidente, el Gobierno no sabe lo que hace', 03/05/2013). Pretende imponer un relato acerca de una realidad paralela; es un fiel practicante de la "posverdad". Hay quienes, como Sánchez-Cuenca, hacen cuanto está en su mano para propiciar un intercambio libre y creativo de ideas y quienes, como Arroyo, buscan seguir haciendo sus negocios, caiga quien caiga. Observar, a pesar de todo esto, el desparpajo con el que se conduce, nos hace comprender en manos de quiénes hemos estado... y seguimos, de momento.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Dundun Dundun 02/03/17 09:56

    CHAPEAU, Santiago has dicho lo que muchos pensamos y hemos comentado mas de una vez pero sin tanto atino y respeto como tú lo haces!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
  • @cibermonfi Javier Valenzuela Javier Valenzuela

    ¿Hacia un Estado de Excepción?

    La libertad, primera víctima del emponzoñamiento de la crisis política catalana. A uno y otro lado del Ebro.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    ¿Irán los catalanes a votar en bici?

    La cuestión no es baladí, porque la forma en la que nos movemos representa el 40% de las emisiones de CO2 y es una de las principales causas de contaminación atmosférica en nuestras ciudades.
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Madrid

    Pido que me comprendan si me niego a aceptar la caricatura facha de Madrid que se utiliza estos días en muchas declaraciones, porque yo he vivido y vivo en otro Madrid y me reúno a hablar de poesía o a tomar cerveza con otro Madrid.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre