X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

Y dale que te 'Prego'

Gonzalo de Miguel Renedo Publicada 10/03/2017 a las 06:00 Actualizada 09/03/2017 a las 22:37    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 26

"Es un grave error teorizar antes de tener datos. Sin darse cuenta, uno empieza a distorsionar los hechos para que se ajusten a las teorías, en lugar de las teorías a los hechos" (Sir Arthur Conan Doyle)


Empieza uno a sentir hastío de tanta presión. Ver la tele, leer los digitales, escuchar la radio, empieza a suponer un esfuerzo titánico. Mentiras, baboseos, ocultaciones, medias verdades, llenan las pantallas y los diales, lo que sería imposible sin la cooperación necesaria de cientos, miles de periodistas, no diré vendidos, pero sí acojonados por poder perder su curro si levantan la voz por encima de lo tolerable para quienes les pagan. Ese sí que es un auténtico salario del miedo. Les entiendo, no les justifico, pero les entiendo. Y les compadezco, aunque también es cierto, como en la fábula del lobo, "que fácil es ser valiente desde una distancia prudente". Pero dicho esto, también entendería que se dedicaran a otra cosa si no se ven capacitados para ejercer su profesión sin caer en la prostitución periodística, posiblemente el segundo oficio más antiguo del mundo, después de la prostitución política. "Si eres periodista y tienes demasiado miedo a denunciar a los hombres que están robando en tu ciudad, tienes la sensación de que estás traicionando tu casa. Y si sigues siendo periodista, tienes la sensación de que te están humillando a diario" (Terry Gould, Matar a un periodista).

Pero no contentos con hacer el caldo gordo a los gordos de verdad, a los realmente poderosos, ahora han salido de las alcantarillas de las redacciones sometidas al poder una docena de supuestos plumillas, no sabemos quiénes son ni qué pruebas aportan, que denuncia ser objeto de acoso y amedrentamiento por parte de los recién llegados, esa bicha para el statu quo que encarna Podemos. Hasta ahora, la llamada casta, se valía de los periodistas como autor mediato para sus ataques con polémicas basadas en exageraciones y absurdos. Todos nos acordamos de la beca de Errejón y de la declaración complementaria de Monedero. No les bastó. Ahora son los propios periodistas, sometidos a un régimen laboral rayano con la esclavitud, en lo salarial y en lo profesional, quienes se convierten ellos mismos en el argumento, en la base del golpe. La APM, la asociación de la Prensa de Madrid, conocida por su ecuanimidad y su rigor, ejem, se ha hecho eco de esta denuncia por parte de varios periodistas que cubren la información de la formación morada por supuestas presiones y presuntos acosos recibidos por la dirección de Podemos, lo que suponemos que incluye al propio Iglesias. Qué mal han digerido los grandes jerarcas del capital el triunfo del Coletas en Vistalegre II. Y lo que les queda por digerir.

A nadie gusta, como se ha quejado siempre la prensa honrada en otros momentos, que se oculten datos y hechos a la ciudadanía, como si fueran niños y niñas a los que no conviene saber los intríngulis de ciertos asuntos. Pues bien, si hay una actuación censurable, perseguible legalmente, si hay una realidad que la sociedad debe saber, dese a conocer con pelos y señales. Sin censuras. Qué es eso de acusar y ocultar las pruebas. Eso es lo que llevan haciendo los políticos desde hace décadas amparándose en sus secretos oficiales y sus informes reservados. Esos mismos políticos que, por cierto, no han desaprovechado la ocasión para retratarse una vez más, en especial los del partido en el gobierno, reconocido como el más corrupto de la historia y desde cuya llegada al poder en 2011 se ha producido un retroceso considerable de las libertades, en general, y de la libertad de expresión, en particular. Lo que no parece preocupar tanto a la APM, no en la medida que debería. Dice el portavoz del PP, Rafael Hernando, sí, el que se reía de las víctimas del franquismo y les acusaba de acordarse de sus seres queridos solo para conseguir una subvención, –ay, si te tengo cerca, querido Rafael, el célebre zapatazo de Ada Colau al banquero se iba a quedar corto–, pues eso, que dice este representante de la cordura, ejem, que la actitud de los dirigentes de Podemos para con los medios le recuerda a los de la izquierda abertzale en sus peores momentos. Una acusación canalla. Otra más. Ni que decir tiene que Hernando sí que nos trae a la mente el recuerdo de las prácticas ominosas de tiempos pretéritos, e imperfectos, como señalaba Xavier Fortes en un artículo en el que defendía que la crítica a quienes presionan a los medios, para ser creíble, debe circular en la doble dirección y no solo fijarse en un sentido, y además, con espejismos que se evaporan según te acercas para averiguar la verdad. Por otro lado, resulta especialmente pestilente esta tendencia de los más retrógrados de presentarse como defensores de las libertades que ellos mismos conculcan de manera habitual. Echemos un vistazo a esa asociación de moda, Hazte Oír, que se erige en adalid de la libertad de expresión, ellos, que abanderan el odio hacia quienes no se sienten fisiológicamente de acuerdo con su ser. ¿Hay mayor muestra de cinismo?

Vivimos tiempos estúpidos, tiempos en que el nazi acusa de procedimientos nazis a quien se defiende de sus añagazas, y supongo que Torquemada hoy se quejaría de sus víctimas por montar una santa Inquisición contra su persona. Ni que decir tiene que el Gran Wyoming sería nombrado Gran Inquisidor de El Intermedio. A quién quieren engañar. A quiénes quieren engañar organizaciones como Hazte Oír o la APM, con sus discursos de odio, unos, y con sus acusaciones dogmáticas, mientras no demuestren lo contrario, éstos. Una simple declaración de culpabilidad no disipa las dudas, señora Prego, ni su palabra va a misa. Todo lo más genera una insoportable sospecha de manipulación masiva. A qué viene arrogarse una autoridad moral que no poseen ni nunca han poseído, hoy menos que nunca. Por qué no conceden al mentís de la dirección de Podemos la misma fuerza que a una acusación que mantienen en el anonimato. ¿Tan olvidado tienen el estado de derecho? Recordemos con Vázquez Montalbán aquella declaración de la Federación Nacional de la Prensa Francesa, en 1945: "La prensa es libre cuando no depende ni de la potencia gubernamental ni de las potencias del dinero, sino exclusivamente de la conciencia de los periodistas y los lectores". Y empiezo a pensar que los periodistas, algunos, muchos periodistas están traicionando a su conciencia, y por ende, a sus lectores. Parafraseando a Orson Welles, puedo entender al militante de la resistencia que delata a sus camaradas porque le amenazan con quitarle la vida o con represalias contra su mujer y sus hijos, pero no puedo comprender, en plena democracia, a quienes actúan como sicarios para conservar un puesto precario y sin otra posibilidad de promoción que el pisotón.
___________

Gonzalo de Miguel Renedo es socio de infoLibre


Hazte socio de infolibre



10 Comentarios
  • Ciro2 Ciro2 19/03/17 08:04

    Resulta que los gerifaltes de la APM se hacen eco de denuncias sin aportar pruebas de los acosos de Podemos y llevan ocultando las presiones de la Casa Real desde hace cuarenta años, según nos acabamos de enterar tras conocerse las grabaciones al Rey realizadas por el espionaje español, que ya tiene bemoles. Décadas de ocultación al pueblo sobre temas que importan, y ahora nos quieren convencer Prego y cía con su sola palabra que debemos preocuparnos por acusaciones de patio de colegio. Lo decía Cristina Buhígas, un periodista solo tiene su firma y por lo que parece muchos de nuestros periodistas carecen de ella, y por ende, de cualquier crédito. Se quejan muchos de estos diplodocus de la pluma de las redes sociales, que si son un mentidero, que si no aportan más que insultos, que si es la barra del bar de siempre pero con altavoz, quiá, lo que les ocurre es que antes era igual pero solo estaban ellos despotricando, cuando les dejaban, claro. El resto del tiempo, callados como putas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Ogj Ogj 12/03/17 18:55

    Sr Gonzalo excelente articulo ,a ver si alguien aprende que es ser periodista Saludos cordiales

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Tablero Tablero 12/03/17 13:37

    El libro de Legineche era un pequeño librito dirigido a los que querían dedicarse a la profesión periodística.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Tablero Tablero 12/03/17 13:36

    Decía en un libro el grandísimo Manu Legineche que para ser periodista hacían falta tres cualidades: la vitalidad de un niño, la curiosidad de un gato y el valor de un soldado. Esta última cualidad la refería, primeros años ochenta, cuando un periodista debía hacer frente a peligros como guerras para encontrar y difundir la verdad. Hoy los peligros que se ciernen sobre los periodistas a diario, en los países desarrollados, no son las balas son el despido y la precariedad laboral. Gonzalo, excelente artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Yerma Yerma 12/03/17 11:55

    Gracias Gonzalo, tus palabras también son las mías. Un abrazo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Aticus Aticus 12/03/17 09:40

    Excelente artículo, lo suscribo al 100%. Enhorabuena 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Libertario Libertario 11/03/17 22:01

    Sr. Gonzalo, Gracias por decir lo que casi todos quisiéramos manifiestar. Tome nota Sr. Maraña y dignifique un poco su actuación en lo de la APM, pidiendo disculpas a los lectores y socios. Lo contrario diría y mucho de su pasado en el presente. Estoy seguro qué este gran artículo de opinión, pronto lo dejará en insignificante "el gran periodista Luis Arroyo". Seguro.... Salud y República

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • kelykely kelykely 11/03/17 20:50

    Un artículo muy bien estructurado y valiente... Los suscribo entero...Y que complementa algo al de JMaraña. Enhorabuena Gonzalo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Estela Estela 11/03/17 16:12

    Excelente articulo . Impagable. Felicitaciones Gonzalo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Cristina Buhigas Cristina Buhigas 11/03/17 11:13

    Gonzalo, has escrito el artículo que a mí me hubiera gustado escribir. Estoy totalmente de acuerdo. El periodismo no debe ser una profesión de cobardes. Muchos hemos padecido presiones y represalias y hemos intentado sobrevivir en nuestro trabajo sin mentir. rara vez lo hemos conseguido. A mí me echaron de Europa Press por no aceptar que el 11M lo hizo ETA y por decir a mis becarios que el Opus es una secta. Era redactora jefe y la empresa asumió el despido improcedente y me dio la indemnización que me correspondía, nadie dijo que estas eran las razones, pero lo eran. En otros medios me fue, antes y después, mucho mejor y no me quejo. El balance global de mis casi 40 años en activo (me tuve que prejubilar) es positivo. Pese a todos los avatares personales, sigo sin entender que jóvenes con contratos temporales, que no pueden independizarse, se sometan a los dictámenes de la llamada línea editorial que no es otra cosa, en la mayor parte de los medios actuales, que la mentira. ¿Qué temen perder si no tienen nada material que conservar? Deberían darse cuenta de que lo único de valor que tiene un periodista es su firma, yo nunca la he traicionado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre