X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

El Supremo contra la Constitución y Catalá aplaude

Fernando Pérez Martínez Publicada 22/03/2017 a las 06:00 Actualizada 21/03/2017 a las 20:08    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 5

Cuando uno se imagina a los miembros de un Tribunal Supremo de Justicia, no le viene a la mente una montonera de inclementes ancianos crapulosos, togados de rasos y terciopelos sus cuerpecillos libidinosos, con manos ávidas, enmarcadas por laboriosas puñetas, y dedos adiposos, rematados por pálidos y mantecosos pulpejos sobriamente regalados de anillos elegantemente adornados con exclusivos e hipnóticos brillantes de fulgor intimidante, adictos al amoroso trato con billetes recién planchados.

Antes bien el cuadro es muy otro, o debiera decir la fantasía, pues esta visión de gente madura y reflexiva con intereses ajenos a las cosas prosaicas, anclados en pensamientos elevados, acicateados por elevados principios y afanes equilibrados y humanitarios, empeñados en el triunfo del imperio de las leyes justas sobre la arbitrariedad que nubla el juicio de los poderosos y les hace, en ocasiones, correr en pos de su egoísta provecho atropellando en su loca carrera el derecho de cuantos encuentran a su paso sin contemplación alguna; no se encuentra respaldo por la realidad que la prensa refleja.

El acuerdo social que recoge la Constitución Española -con rango de derecho fundamental que evita los abusos y violencias que pueden surgir, cuando se tensan las relaciones entre las legítimas aspiraciones de los trabajadores y el interés legal de los patrones, regulando el desarrollo de conflictos de manera que los pulsos y enfrentamientos entre las partes no alcancen rasgos de guerra abierta, de la que la historia nos ha enseñado que todos pierden- es, según el Tribunal Supremo, papel mojado.

La figura del “esquirol”, trabajador al servicio de los patronos que suplanta a los huelguistas, tan odiada por los trabajadores en huelga, pretende el Tribunal Supremo darle carta de naturaleza y cobertura legal en beneficio exclusivo de una de las partes, arrebatando de un plumazo el único instrumento legítimo, en poder del trabajador para detener los abusos que pueden tentar a los empresarios dada la situación de superioridad económica en que se hayan frente a sus asalariados.

El Tribunal Supremo español, jaleado por el actual ministro de Justicia señor Catalá, pretende aprovechar la excepcional debilidad de la clase trabajadora, por los efectos de la gran estafa que aquí han llamado crisis económica, para dar otra vuelta de tuerca y arrebatar el derecho de huelga a los trabajadores, legalizando el esquiroleo.

El señor ministro de Justicia del Partido Popular se echa al monte con los miembros del TS para arrancar de la Constitución Española, arbitrariamente y por las bravas, la página que recoge un derecho fundamental, abocando a los trabajadores a la ley de “son lentejas…”, que tanta destrucción, dolor y violencia ha provocado en nuestras sociedades en tiempos pasados.

Una decisión cuya frivolidad no encuentra paralelo entre los países de nuestro entorno y que con seguridad no podrá prosperar, pues los resultados de tan caprichosa ceguera son tan previsibles como la sucesión de las estaciones.

Con una diferencia. Esta situación, creada contra natura, daña irreparablemente el contrato social y arroja a la ilegalidad a los trabajadores para defender la justicia.
________________

Fernando Pérez Martínez es socio de infoLibre


Hazte socio de infolibre



5 Comentarios
  • Inocencio XIV Inocencio XIV 24/03/17 00:24

    Es tarde. Hace horas que las calles quedaron vacías. La ciudad duerme. Vas buscando tu cama y ya has puesto el piloto automático mientras pateas un recorrido familiar.  Hace rato que deberías estar reposando porque en pocas horas tus obligaciones de cada día van a madrugar más que tú. De un rincón oscuro salen unos matones. Vas a  volver a casa, pero  sin blanca y ultrajad@. No doy detalles, cada cual que imagine. Llevaban unas chupas raras, como antiguas, con las siglas TS bordadas. No parecían emigrantes.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • karls sanchz karls sanchz 23/03/17 00:47

    La sedacion social es absoluta. Estamos solos, como esa nave perdida en el espacio estelar llamando a la Tierra. No queda nadie, ... ni siquiera los sindicatos de clase, ... aunque la cabeza asomen están/mos paralizados. !!! Y nos quieren hacer creer que la guerra civil, fué culpa de los rojos quema-iglesias !!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • juan alvarez juan alvarez 22/03/17 13:45

    Esta es una mera consecuencia de una doctrina de muchos años de la Sala Cuarta, en relación con el art 42 del Estauto de los Trabajadores: Las subcontratas de distinta actividad, que el artículo no menta, y las de la propia actividad, en las que el artículo no hace responsable al contrtante sino de forma muy escasa, es algo que deberían saber TODOS LOS TRABAJDORES. Esta norma está vigente desde 1980, sin modificación alguna. Pero con la denominada descentralización, que no es tal sino la subcontratación de toda la mano de obra, una forma de evitar los Convenios Colectivos provinciales o estatales, y dejar a las subcontratas, que ni siquiera son empresas, pues que no corren riesgo o ventura alguna, sino chollos de denominados emprendedores, primos, cuñados, amiguetes de los que controlan la cosa pública y el IBEX, rebajar los salarios hasta donde están hoy los de nuestros hijos. No solamente los Sindicatos, tan encelados con la indemnización por despido, incluidos los de clase, los catedráticos de derecho laboral de toda España, que conocen los efectos, los jueces de los social de toda España, que dan clases en las universidades, todos, los sectores económicos y sociales, y, sobre todo las cúpulas del PPSOENVCiU de este país, durante más de 35 años han consentido la vigencia de esta norma, a sabiendas de los resultados que ahora usted apunta. Porque todo el país, está subcontratado, que no descentralizado. La supresión del derecho de huelga es una consecuencia más, como las subcontratas de camareras de pisos y limpiadoras amedia jornada trabajándola entera, con la mitad del SMI: si te quejas a la calle que hay seis millones en el desempleo. El trabajo por cuenta ajena es aquel en que el empresario se apropia del trabajo de forma inmediata a cambio de un salario. En las subcontratas el empresario ha desaparecido. Así el empresario es un primo, cuñado, o amiguete que tiene un ordenador en casa, hace una SL por 30 euros ante el notario y contrata trabajadores para TODAS las empresas y el Estado. Nada más. Este país de necios no soló no sabe, sino que no pregunta ni pide responsabilidad a quines dicen saber y les hacen tragar con todo. Y les votan y aplauden.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • korrosivo korrosivo 22/03/17 11:22

    Noticias como ésta sacan lo peor que llevo dentro y explican, sin el menor género de duda, por qué las revoluciones suelen ser sangrientas y se pasa a cuchillo a los explotadores, ya sean nobles, curas, terratenientes o empresarios. O jueces.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • AMP AMP 22/03/17 19:20

      Ya se está tardando demasiado, y, estamos pagando y pagaremos aún más cara la sumisión de este triste pueblo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre