X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

El capitalismo y la guerra

Mario Diego Publicada 20/04/2017 a las 06:00 Actualizada 20/04/2017 a las 00:53    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 1

¿Cambiar el orden social? ¡Una necesidad! “El capitalismo lleva dentro la guerra como la nube la tormenta", decía Jean Jaurès.

El ataque químico contra la población de Khan Sheikhoum incrementa el horror de la guerra que el pueblo sirio está padeciendo desde su comienzo en 2011, ya sea por parte del régimen o por parte de las milicias armadas por las potencias vecinas. Esta guerra ya ha provocado 500.000 muertos y 10 millones de personas desplazadas, la mitad de la población, de los que 4 millones han tenido que abandonar el país.

Si al comienzo de la guerra las grandes potencias occidentales apostaron por la caída de Bachar Al-Assad, apoyando las milicias islamistas financiadas por sus aliados, como son Arabia Saudí o Catar, en 2014, cuando la guerra contra Daesh se convirtió en la prioridad, las mismas potencias apostaron por la continuidad de éste: “Antes Bachar que Daesh”, decían. Posición que Trump recordaba no hace tanto tiempo y eso a pesar de las quejas diplomáticas cuando Rusia decidió intervenir en esta guerra.

Estados Unidos, después de haber acusado al Gobierno sirio del bombardeo de Khan Sheikoum, decide bombardear, a su vez, una base aérea siria, para “ayudar a la población siria”, pretende Trump. Qué hipocresía por parte del Presidente de Estados Unidos, no hemos olvidado que ha sido precisamente él quien cerró la puerta definitivamente a los refugiados sirios pidiendo asilo a las autoridades estadounidenses.

Su preocupación ni ha sido, ni es, ni  será nunca la protección de la población siria, pero sí la defensa de los intereses de Estados Unidos en dicha guerra, como también la de demostrar que ellos son quienes imponen las reglas. Los misiles estadounidenses no pondrán fin a esa guerra atroz, como tampoco acabarán con el régimen de Assad, de hecho no es el objetivo.

Ese bombardeo se suma a la larga lista de felonías impuestas por el imperialismo en la región, una región en la cual las grandes potencias han pillado y devastado desde hace más de un siglo, exactamente, desde que en la Primera Guerra mundial se repartieron los despojos del Imperio Otomán y las riquezas petrolíferas.

Los dirigentes europeos críticos con Trump le felicitan hoy, haciéndose los portavoces del pueblo sirio pero, al igual que Trump, olvidando que ellos tampoco quieren acoger más refugiados. La Unión Europea acoge hoy menos refugiados que Líbano, país de cuatro millones de habitantes, condenando dichos refugiados a incrementar el número de tumbas en ese cementerio en el que se convirtió el Mediterráneo.

Nos dicen que vivimos en un estado de paz, pero los presupuestos militares y los gastos en armamento se disparan en el mundo entero. Nuestro Gobierno se felicita de la buena salud de la industria armamentística española y de la venta de armas. La escalada armamentística prepara la guerra no la paz.

Nadie sabe adónde nos puede llevar la intervención estadounidense en Oriente Medio, región en la cual ya están implicados Rusia, Turquía, Irán, Arabia Saudí y Francia. Como tampoco podemos saber a dónde nos llevará el recrudecimiento de las declaraciones bélicas y el envío de navíos en vista de Corea del Norte por parte de los mismos Estados Unidos.

Es necesario poner fin a la causa real que nos lleva a la guerra: la rivalidad entre las grandes potencias en búsqueda del incremento de beneficios para la minoría burguesa, dominadora de la sociedad y detentora del poder. La clase trabajadora no debe dejar la sociedad en manos de los capitalistas; comenzando primero por la defensa de nuestras condiciones de vida, pero también afirmando, a continuación, la necesidad de poner fin al capitalismo, proveedor de guerras, paro y miseria.


Mario Diego es socio de infoLibre


Hazte socio de infolibre



1 Comentarios
  • irreligionproletaria irreligionproletaria 21/04/17 13:57

    Humildemente, creo que el problema primigenio es: 'concretar el concepto' Capitalismo, se fundamenta en el incremento de beneficios -groso modo- Ergo, todo está conceptuado desde el logro económico/financiero, respecto de todas las actividades humanas que conforman la vida. No se desarrolla la prevención de la salud, eso no les resulta rentable; sus negocios han sido concebidos desde la enfermedad: industria del medicamento, grandes distribuidoras, etc... ¿Creen que van a prevenir con la pérdida de beneficios que entienden, representaría para su desarrollo industrial? NO. Convivencia para la paz entre los pueblos: NO. Han construido imperios económicos con las industrias armamentísticas ¿Qué tiene que morir gente para que se 'reciclen' sus productos? Daños colaterales. // Ha mencionado a Jean Jaurés, docente y político. Tesis: Origen del pensamiento socialista alemán. Caso Dreyfus; creador de L'Humanité, etc. En 1905, consigue la unión de los socialistas franceses y crean SFIO ¿Verdad que, un Jaurés nos vendría de perlas -hoy- a los españoles? // Imprescindible, a mi entender, en su buen arlo: 'Reflexiones sobre la guerra' de Michel Walzer. Especial atención al Capítulo 10. 'Después del 11 de septiembre: cinco preguntas sobre el terrorismo (2002)' 1.-¿Qué es el terrorismo? / 2.- ¿Cómo deberíamos proceder para explicarlo? / 3.- ¿Cómo se defiende o se excusa?/ 4.- ¿Cómo deberíamos responder al mismo? y 5.- ¿Cuáles serían los indicios de una respuesta satisfactoria?. Este texto de Walzer, autor igualmente de 'Guerras justas e injustas' Walter, en sus Reflexiones...contribuye a que en un futuro, la guerra no desempeñe un papel importante en nuestras vidas. ¿Cuál es el objetivo que debería guiarnos a toda la humanidad? Concretemos el concepto. Gracias por su arlo y disculpe mi atrevimiento. Salu2.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    La Internacional del Odio

    La mayoría de los atentados yihadistas en Europa los han cometido ciudadanos europeos. Las propuestas de cerrar las fronteras son inútiles. Es un hagamos algo porque no sabemos qué hacer. Son inútiles porque los terroristas no vienen de fuera, están dentro, han nacido aquí.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Sin garantías no hay democracia

    La democracia, compleja y resbaladiza como ella sola, puede nombrarse y apellidarse de muchas maneras, pero todas tienen un elemento común: la articulación de un sistema de poderes y contrapoderes que actúan como garantía.
  • Cobarde con causa Juan Herrera Juan Herrera

    El wéstern, género de Trump

    El día que Trump, Kim-Jong-un o Maduro no hacen un duelo de pistoleros tuiteros, en el telediario hay un sheriff corrupto o un juez prevaricador.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre