X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

“O eres perfecto o te callas”

Himar Reyes Afonso Publicada 16/05/2017 a las 06:00 Actualizada 15/05/2017 a las 17:43    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 20

El que no hace nada le exige al que hace algo que lo haga todo. ¿Con qué autoridad moral? ¿Con qué cara? Que nadie es perfecto ya lo sabemos, ¿por qué solo se culpa de ello, de no ser perfecto, al que, pese a todo, muestra algo de conciencia? Y de manos de quien no tiene la más mínima preocupación por hacer este mundo un poquito mejor, dentro de sus posibilidades, dentro de su voluntad. Pero no, lo que hacen es exigir a los demás lo que ni en sueños se exigirían a sí mismos. Hipócritas y cínicos sabedores de que nadie aguanta una lupa, un examen minucioso de su ejemplaridad ética y moral. A quien plantea la necesidad de acabar con alguna injusticia, se le exige una conducta más allá de la perfección, absolutamente irreprochable, solo porque dijo que no estaba bien que hubiese pobres en un país rico, o que consumiésemos más de lo que realmente necesitábamos, o que comprásemos productos fabricados con el sudor esclavo de algún niño sin presente. A ese osado que se atrevió a levantar la voz, se le exige “ejemplaridad minuciosa”, o si no, el silencio.

Eso es lo que hay detrás de este discurso, eso es lo que esconde en el fondo semejante exigencia: que te calles. Bajo la cantinela de “la coherencia”, se busca que nadie vuelva a sacar las vergüenzas a la palestra, que nadie incomode con lo que todos sabemos. "Farsante, demagogo, hipócrita, populista… O eres perfecto o te callas". Quienes no sufren un ápice de desvelo por los excesos de nuestro sistema, tampoco tienen escrúpulos para insultar y acallar a quienes lo denuncian. No quieren hacer nada y tampoco quieren que los incordien.

Es difícil enfrentarse al sistema desde el sistema. Es duro porque todos somos esclavos de sus necesidades inventadas, sus valores impuestos y sus rutinas innecesarias. Que seamos consumistas forma parte de la lógica neoliberal, y quien toma conciencia de la necesidad de comedir esos excesos, seguramente tendrá que enfrentarse a una inercia de años comportándose de forma reprochable dentro de sus nuevos valores. Es preso de su pasado porque el resto no está dispuesto a perdonarle su impertinencia. Pero lo cierto es que no se cambia todo en un día, salvo que te vayas a la selva a vivir con los lobos, que es lo que seguramente querrían que hicieses aquellos que te insultan por decir la verdad. Y si los lobos te comen, mejor.

Que alguien denuncie la explotación en la industria textil y lleve una camisa de Zara, no le convierte, automáticamente, en un hipócrita demagogo. Es, sencillamente, consecuencia del sistema, y que tome conciencia de algo no implica, sobre la marcha, que se convierta en la virtud personificada. Debe seguir mejorando. Todos debemos mejorar. Sin reproches, sin culparnos. Pero menos aún quien no tiene intención alguna de hacerlo.

No se puede obligar a nadie a cambiar su comportamiento, a modificar sus costumbres. Pero menos podrá esa persona exigir nada a los demás o, lo que es lo mismo, imponerles el silencio.

Insúltame si quieres, intenta desacreditarme con tu desprecio, con tu demagogia.

Yo no me callaré.
_____________

Himar Reyes Afonso es socio de infoLibre


Hazte socio de infolibre



20 Comentarios
  • yoka yoka 17/05/17 10:34

    Vale, estoy de acuerdo, pero si todos no se callan de vez en cuando, nos encontraremos pronto en un avispero en el que nadie escucha. Y, para mi es fundamental saber escuchar al otro para construir un buen ambiente social que requiere trabajar en equipo. Así que yo tendría como lema "Yo no me callaré" pero también escucharé.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Himar Reyes Afonso Himar Reyes Afonso 17/05/17 12:50

      Toda la razón, yoka. Escuchar es lo primero.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Musidora Musidora 16/05/17 20:55

    Muy bueno el artículo! Muchas gracias! Yo insisto en esta idea, porque a este paso de exigir perfección (sobre todo y siempre en el mismo sentido) no vamos a tener quién nos gobierne NUNCA. Nada jorgeplaza, que vuelva Franco, que a ese le encantaría que tomáramos cocacolas y no se lo cuestionaría nunca, y de haber pillado la era Zara hasta habría comprado allí, porque tampoco se cuestionaría el no hacerlo. Nunca. Esa es la gente auténtica como los del PPen y Pxxen, ellos no nos mienten ni son incongruentes porque esas cuestiones, no es que no se las planteen, es que les importan un pimiento. No tienen contradicciones.mLo primero es su hipoteca. Para mí es evidente. Y si los de Podemos piden un salario para todos ellos de 3 veces el sueldo mínimo, se le echan a la yugular, o si piden no cobrar las dietas siquiera los meses que el parlamento está cerrado, caso del andaluz, ídem. O sea, ellos, los de enfrente son "perfectos" (ya sabe, los PPen) y por eso no se callan, porque gente como usted se pasan el día criticando a los imperfectos, a los humanos. Espero que cada vez haya más gente imperfecta que solo intente hacer las cosas bien, aunque se equivoquen a veces. Y es que a mí exigir tanta perfección me da hasta susto...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 9 Respuestas

    0

    0

    • jorgeplaza jorgeplaza 16/05/17 21:56

      Verá: yo tenía 22 añitos cuando Franco, por fin, estiró la pata. Ese año, en junio, había acabado la carrera, o sea que ya era un hombrecito y tenía materia para juzgar y edad para hacerlo. Le aseguro que nunca he tenido el menor deseo de que vuelva la dictadura franquista. Ni la franquista, ni ninguna otra. Pero eso es una cosa y otra tener que aplaudir con las orejas cualquier actuación de Podemos. Precisamente porque detesto las dictaduras y las prohibiciones, una vez producidos y conocidos los boicoteos a Rosa Díez, es difícil que confíe en la buena voluntad democrática de Iglesias & Co. Tampoco es muy de recibo, por ejemplo, que Iglesias haya convertido a su actual pareja en portavoz parlamentaria y sería curioso oír lo que diría el propio Iglesias en caso de que cualquier otro líder que no fuera él hubiera hecho otro tanto. Si se exigen comportamientos irreprochables a los demás, uno tiene la obligación de dar ejemplo y cuanto mayor la exigencia, más obligatorio. Tampoco es tan difícil, me parece, dejar de comprar camisetas en Zara: yo, por ejemplo (aunque no por razones políticas) creo que no he tenido nunca ninguna. De especialistas en la ley del embudo ya estábamos sobrados antes del descubrimiento de la "casta" y de la "trama".

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 5 Respuestas

      0

      0

      • Musidora Musidora 17/05/17 01:31

        En respuesta a su comentario 10 decirle que yo padecí una familia franquista. Aún la sigo padeciendo, para ser exactos. De los de Blas Piñar y Fuerza Nueva. Con 15, cuando falleció, lo pasé bastante mal, porque ya sabía quién era Franco y encima era una oveja negra en mi casa. Y con el golpe de estado pasé pavor encerrada en mi cuarto mientras en mi casa se brindaba con champan y yo tenía a un novio, que era concejal del PSOE encerrado en un ayuntamiento. Por cierto, ahora es un acaudalado señor, con pelotazos urbanísticos incluidos, utilizando descaradamente sus influencias. Aunque no esté enjuiciado ni nada de eso, el licenciado en geografía e historia que era, ahora por facebook me dice que me he vuelto muy roja. Paradojas de la vida. Nunca me afilié al PSOE (menos mal! Que hasta en eso tuve madurez, el refer dum sobre la OTAN fue suficiente para verlo claro, no por la pertenencia, y por contradecirse con su programa, si no por los mensajes ambiguos y la pregunta retorcida del referedum. Nunca lo olvidaré. En eso convirtieron y han convertido este país politica y económicamente (cómo seprarlo, no?), y por lo que se ve muchos se empeñan en que esto no cambie. Señor jorgeplaza, yo tengo muy claro quién era Franco, lo mismo que tengo muy claro que los políticos de la transición del 78 de este país lo han literalmente machacado (con lo que podríamos ser ahora sin tanto desalmado durante décadas rigiendo nuestras vidas) y que los únicos que parece que podrían hacer algo coherente por este país, los están machacando literalmente también gente como usted. Pues a mí no me van a encontrar ustedes a lado de Cebrian, por poner un ejemplo, que podría poner miles...lo siento pero no.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Himar Reyes Afonso Himar Reyes Afonso 17/05/17 00:25

        Buenas. No sé muy bien cómo ha terminado saliendo Podemos en el debate. Es obvio que a los de Podemos se les exige lo que nunca se le exigió a nadie más en política, pero justo en este caso no pensaba tanto en ellos. Tenía ganas de escribir este artículo desde que vi a Risto Mejide crucificar a Rufián porque llevaba una camiseta de Zara, convencidísimo de que le había pillado con las manos en la masa y ya no había nada más que decir. Cuñadismo del bueno. Por si acaso, no soy "separatista". En fin, que como ha dicho otro compañero, todos tenemos contradicciones, y hay que ser jeta para no perdonárselas a quienes osan señalar a un ladrón o un corrupto. Lo de Espinar y la Coca Cola fue bastante memorable, la verdad, pero sigo alucinando con la indignación desproporcionada de estas cosas en comparación con la podredumbre pepera o las mentiras constantes del PSOE. Ahora vuelven a decir que Podemos les negó la presidencia. Después de lo de Évole.En cuanto a que Iglesias puso a Montero... en fin. Sin comentarios.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • jorgeplaza jorgeplaza 18/05/17 18:59

          Vuelvo a insistir en lo mismo: cuanto más se exige a los demás, tanto más se le exigirá a uno; cuanto más acerbas las críticas que uno haga, más debe estar dispuesto a aceptar que se las devuelvan corregidas y aumentadas. Por ejempol, si Podemos inauguró su trayectoria con el despectivo "Casta" dirigido a TODOS los demás políticos salvo ellos mismos y ahora siguen exactamente igual solo que cambiando la murga de la "Casta" por "Trama", que no se quejen de que se les mire con lupa. Lo mismo exactamente se puede decir de Rufián, con o sin camiseta de Zara, o de los curas de los que es fama que predicaban "haced lo que digo y no lo que hago".

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

      • MaikiMaik MaikiMaik 16/05/17 23:01

        Y por cierto, creo que Iglesias no ha convertido a Irene Montero en portavoz, he sido yo, que voté. Écheme la culpa a mí. Ya está bien de hablar de las parejas de los políticos, como si Irene Montero no tuviera trayectoria más que suficiente.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • jorgeplaza jorgeplaza 18/05/17 19:04

          Ya. Verá: la decencia política habría exigido, con independencia de la trayectoria que usted dice, que la pareja del jefe ni siquiera se hubiera postulado para el puesto. O se es pareja del jefe o se ocupa un puesto alto en el organigrama, pero las dos cosas a la vez, no. Si se tiene vergüenza, claro. Repito: ¿qué hubiera dicho el feroz Iglesias si eso mismo --con o sin elección incluida-- lo hubiera hecho cualquier otro partido? Sobre el avasallamiento a Rosa Díez y el total desprecio a la libertad de expresión que demostraron Iglesias and Co. en aquella ocasión, ¿qué me dice usted? ¿También se votó y por eso está justificado? Venga, hombre...

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 16/05/17 21:35

      Que no, Musi, que 'jorgeplaza' es buena gente. Hemos coincidido en 'Los diablos azules' Revista de libros; y, aunque no lo creas, no es lo que parece. Es un buen tio, yo aprendo mucho con sus 'sugerencias' Nadie alcanza la perfección en todo. Hay 'genios' hombre y mujeres, en alguna disciplina. Pedir coherencia, es necesario. Su falta, contradice las enseñanzas por importantes que sean. // El relato que refiere en su comentario#1, entiendo que sería: 'la castidad de la cerradura' por parte del cura, con sus sobrinos. Nada tiene que ver con la perfección y si, precisamente, con la coherencia, con la que se obtiene mas respeto que con una 'supuesta perfección' -nivel que no he sabido apreciar, desde mi imperfeccion humana, en nadie- // Defiendo que todos participemos. Hablar e intentar comunicarse con el /otr@ es importante, saludable e higiénico emocionalmente. Un placer comentar. Salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • Musidora Musidora 17/05/17 01:13

        Lamento tener que decirte irreli que, aunque me parece perfecta tu apreciación sobre jorgeplaza, no la comparto en absoluto. Y tan solo me puedo remitir a innumerables comentarios en los que raramente he podido estar de acuerdo con él. Me atrevería a decir que nunca. Es así. Tenemos visiones muy diferentes de las cosas. Encuentro en jorge esa visión/opinión repetitiva sobre Podemos, como tantos "clones" que abundan en los medios de comunicación. De la misma manera que él seguramente vea en mí a un "clon" podemita (se lo pongo fácil con ese apodo que tanto le gusta a la derecha, como si yo llamara a los del PP Pepitas o las del Psoe psoitas). Pero sabes en dónde estriba la principal diferencia en nuestras opiniones? En que las suyas están por doquier y los que primero las vocean son los poderes fácticos, económicos y los más poderosos y reales medios de poder (valga la redundancia, por lo de "poderes") de este país, incluidos, como no, los medios de información, mientras que las mías las decimos unos cuantos "clones" de Podemos, que desde luego el poder, ese de abrir los cajones y sacar la mierda que hay por ahí escondida también por doquier, y ese de gestionar coherentemente unos fondos públicos y de dejar actuar la justicia de verdad, ese aún no lo tenemos ni por asomo. Ni por supuesto poder sobre los medios de comunicación, ni tampoco lo quiero. Poder para que los medios de comunicación sean libres, eso sí. Y tengo mis serias dudas que llegue ese momento para Podemos, porque nunca le dejaran todos esos poderes de los que hablaba. Pero sobre todo nunca lo harán, y ni siquiera se les dará la oportunidad de hacerlo por tanta gente como jorgeplaza. Nada, espero que en el otro mundo encuentre la perfección, porque lo que es en este... En cuanto a todo lo demas, como ha dicho Himar, sin comentarios.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • irreligionproletaria irreligionproletaria 17/05/17 22:43

          Musi, amiga. Precisamente, abundando en lo expuesto por Joka e Himar, escuchar es fundamental. Tuve mis diferencias con Jorgeplaza, compartir apellido 'lo llevaba mal' No coincido con él en muchos planteamientos, pero -entiendo que eso, se repite con much@s y viceversa- La excepción, es encontrar a mas de un@ comentarista con criterios 'similares' (admito uno, porque, hasta la fecha, Paco Arbillaga, representa mi suerte) Mencionaba que, en 'Los diablos azules' Revista de Libros. Un foro literario, que entiendo conoces, coincidimos, comentando ambos un texto. Identificarse en apreciaciones sensibles, une. Te identifica con el/la otr@, apreciar el mismo verso, el mismo párrafo del texto... Esa es mi tabla de valores. En los arlos de actualidad política, a veces, nos pueden las vísceras. Al leer, comentar un texto, prosa o verso, desarrollamos otras 'potencias' ...ahí aparece el seny, la ética...el espíritu sensible del interlocutor... Encontrarnos en la paz de esos foros, sustanció mi valoración. Saludos cordiales.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • angelenol angelenol 16/05/17 16:32

    Ya ves ciertas respuestas,este país desierto intelectual,da pena y tiene dificil solución porque su problema es cultural.Felicidades por el artículo

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • jorgeplaza jorgeplaza 16/05/17 18:29

      Efectivamente, hay un problema cultural generalizado. Por ejemplo, después de coma o punto hay analfabetos que hasta ponen un espacio. Ya veo que usted no incurre en tamaña barbaridad.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Orión Orión 16/05/17 14:03

    Pues nos tendríamos que callar todos, absolutamente todos, y cuantos más años tengamos, con mayor motivo. Lo cual quizá, no fuera tan penoso.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • jorgeplaza jorgeplaza 16/05/17 18:42

      Seguramente no estaría tan mal que nos calláramos como usted dice, pero vuelvo a insistir en el ejemplo del cura represor: es más fácil disculpar las incongruencias o las culpas ajenas cuando quien las comete tiene, a su vez, manga ancha con los demás. Pero con los Savonarolas o con los que acusan a otros de sus propios delitos es difícil tener, no ya tolerancia, sino simple paciencia. Por cambiar de ejemplo, el eslogan "Espanya ens roba" sería insultante en cualquier caso porque todos los españoles (que es lo que se quiere decir con el abstracto "Espanya") no somos ladrones aunque es obvio que más de uno hay; digo que sería insultante, pero viniendo de partidos que están entre los que más ham robado en España, (CDC y UDC) es directamente intolerable (aparte de ridículo). Lo de "haced lo que yo digo y no lo que yo hago", que es en el fondo de lo que estamos hablando, es indignante en curas, políticos y en cualquier otro caso similar.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Ijon Tychi Ijon Tychi 16/05/17 12:50

    En una primera lectura rápida parece que el texto es una justificación de las incongruencias del señor Espinar. Pero si nos atenemos a la literalidad de lo escrito, se puede referir a cualquier político que cuando expresa sus ideas son magníficas, éticas y democráticas pero cuando tiene que gobernar, ay, se ve atrapado por el "sistema" . También es aplicable a cualquier persona: "estoy en contra de la explotación laboral pero compro en los chinos porque es más barato" . Pues lo siento, señor Reyes Afonso, no se trata de ser perfecto, sino de ser congruente. O callarse.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jorgeplaza jorgeplaza 16/05/17 09:20

    Si lo que exiges a los demás es extremo, entonces, o eres perfecto o te callas. Creo que de lo que se queja el autor es de la frase completa, de la que omite la condición en su artículo. Si uno considera que la política es un juego de intereses contrapuestos en la que difícilmente se puede dar la razón total a ninguno (un poco a la manera de quienes defienden que el derecho está más para poner orden y hacer posible la convivencia antes que para hacer justicia), es decir, si uno es liberal en el sentido antiguo del término, entonces la conclusión del autor sería correcta. Pero si se adoptan posturas extremas, si se pone uno en el papel de redentor, de indignado Cristo expulsor de los mercaderes del Templo, si ya de entrada se califica a todos los demás participantes de "casta" indigna, entonces si conviene acercarse bastante a la perfección... o atenerse a las consecuencias. Es lo mismo que el cura que, mientras mandaban los suyos, prohibía el baile agarrado en el pueblo a la vez que tenía "sobrinos" repartidos por toda la parroquia: cuando cambiaban las tornas, no era improbable --ni injusto-- que fuera maltratado por los mismos a los que había hecho la vida imposible. Me temo que el autor es muy benévolo consigo mismo y con los suyos, como pone de manifiesto el desafortunado ejemplo que escoge: "Que alguien denuncie la explotación en la industria textil y lleve una camisa de Zara, no le convierte, automáticamente, en un hipócrita demagogo. Es, sencillamente, consecuencia del sistema..." Suponiendo que supiera lo que es, no veo qué pinta aquí el dichoso "sistema" y, en cambio, sí veo que es muy fácil NO comprarse una camisa en Zara, de manera que, si no un demagogo, si que por lo menos tendrá que aguantar que, con toda la razón, le llamen inconsecuente quien de tal manera se comporte. Es, por ejemplo, lo menos que se puede decir del señor Espinar Jr, a quien no creo que nadie le hubiera reprochado la modesta plusvalía obtenida con la reventa de su piso protegido... de no haber sido porque, años después, ya con poder y convertido a la verdadera fe, se permitió dar lecciones urbi et orbi sobre el valor social de la propiedad inmobiliaria: igualito que el cura.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • MaikiMaik MaikiMaik 16/05/17 22:55

      De acuerdo con lo de ser prudente y dejar que hablen nuestros actos de nuestros principios, en lugar de pontificar. Pero lo que no estoy seguro de entender es lo de exigir a los demás lo extremo, y mucho menos teniendo en cuenta la sociedad en la que vivimos, tanto si uno es determinista como si no, quiero decir, extremo es lo que yo tengo que tragar sin salir a la calle con un cuchillo a cortarle el cuello a... vamos que creo que en este tinglado que tenemos montado decir que pedir algo es extremo o que tal política es extrema, a poco que uno indague en su propia situación se da cuenta de que los extremos son unos y no otros, y siempre sale perdiendo uno. Por eso me miro y pregunto; ¿quién me representa?. Pues que hable, aunque no sea perfecto, yo tampoco pensaba serlo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Alia Alia 16/05/17 21:29

      Totalmente de acuerdo. Una cosa es pedir perfección y otra pedir una mínima coherencia, sobre todo cuando hablamos de "gestos" más que de trayectorias. Si tienes cierta edad probablemente te encontrarás cuando mires atrás un montón de incongruencias entre lo que decías y pensabas y tu realidad, a todos nos pasa pero lo mínimo que se le puede pedir a alguien es que sea consecuente con lo que ha dicho o pedido hace una semana, sobre todo cuando es lo que exige a los demás. Es necesario comprar en Zaragoza? Es necesario tomar Coca Cola cuando estás pidiendo a los demás que la boicoteen? Un poquito de más autocritica es lo que yo pediría, porque para disculparte a ti mismo yo creo que no necesitamos ayuda.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre