X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

Imagina un país

Vanessa Fernández González Publicada 08/06/2017 a las 06:00 Actualizada 07/06/2017 a las 12:10    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 3

Vamos a cerrar los ojos un momento.

Vamos a imaginar un país precioso, un país muy plural, hermoso y donde en cada uno de sus rincones hay parajes indescriptibles. Verdes, montañosos y húmedos al norte. Con maravillosas y salvajes playas al sur.

Sus habitantes, variopintos, diferentes pero iguales, son gente sencilla, herederos de unos años terribles, oscuros, y que desde hace casi 40, intentan aprender lo que es vivir en democracia.

Gentes que diariamente luchan como fieras por salir de las dificultades económicas en que les ha sumido una crisis financiera que ha azotado con excesiva crudeza a su humilde economía diaria.

Sin embargo, es un país gobernado y dirigido por dirigentes con grandes patrimonios, instalados en la corrupción más absoluta. Por sus cuatro costados aparecen casi diariamente casos, con nombres y apellidos, de personas que, aprovechándose de su posición, y en detrimento de su obligación de servicio al ciudadano, han intentado beneficiarse únicamente a ellos mismos, cuando no a su partido, familiares y amiguetes.

Es un país donde los jueces son elegidos a dedo, a conveniencia del acusado. Un país donde se proyectan obras faraónicas e inútiles con el dinero de todos, que quedan inconclusas, podridas en sobrecostes, y de las que nadie se hace responsable. Un país donde un ministro del Interior pone al servicio de su partido a un sector de la Policía, a fin de que conspiren para derrocar a sus contrincantes políticos. Un país donde los medios de comunicación más poderosos se venden a los poderes económicos, en pudrimiento de la verdad. Un país en el cual el partido del Gobierno tiene cajas en B, está imputado por financiación ilegal, tiene más de 900 imputados en casos de corrupción y cuyo máximo responsable es llamado a declarar en los tribunales. Un país donde los que tienen que ejercer la oposición conspiran para derrocarse mutuamente dentro de su partido, y un país en el que su ex dirigentes, desde su discurso más rancio intentan dar lecciones de moral a una sociedad que cada vez está más harta de todos ellos.

Este país, rico en todo, está gobernado por un hombre al frente. Un hombre cobarde, que nunca da la cara, que se pone de lado ante los problemas esperando a que escampe el chaparrón. Y lo más inaudito es que le funciona esa táctica infantil.

Ahora vuelve a cerrar los ojos.

Vuelve a imaginar que estás en un país hermoso.

Es un país donde todos trabajamos juntos. Un país donde los que tienen que trabajar por los ciudadanos, lo hacen. Un país donde a quien solicita llevar a cabo un referéndum, se le escucha. Un país donde los dirigentes cuidan e invierten los euros del contribuyente como si fueran suyos. Donde se cuida el medio ambiente con máximo celo, aprovechando los recursos naturales de los que disponen. Donde no hay niños con necesidades, ni familias sin luz, ni aeropuertos sin aviones, ni partidos con cajas sucias, ni despidos en diferido. Un país donde la bandera nacional sea de todos, y no de unos pocos, pero también un país donde cada uno pueda utilizar la bandera que mejor le represente. Y un país donde bajo ningún concepto se permita tener cadáveres en las cunetas, ni genocidas adorados en monumentos inhumanos.

Parafraseando a un gran entrenador de fútbol: gobiernen, no roben y cállense la boca. 


Vanessa Fernández González es socia de infoLibre


Hazte socio de infolibre



3 Comentarios
  • M.T M.T 08/06/17 12:43

    Del sueño, ilusión y deseo a la cruda realidad, muy bien analizada y descrita. Excelente relato. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • korrosivo korrosivo 08/06/17 11:02

    Para paisajes indescriptibles, las redacciones de RAC1, Sport y Mundo Deportivo, el sábado, tras la final de Cardiff. ¿Pelín de mala leche? ¡Es que me lo han puesto a güebo! 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • vianero vianero 08/06/17 08:36

    Exacto resumen y bello sueño.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    La Internacional del Odio

    La mayoría de los atentados yihadistas en Europa los han cometido ciudadanos europeos. Las propuestas de cerrar las fronteras son inútiles. Es un hagamos algo porque no sabemos qué hacer. Son inútiles porque los terroristas no vienen de fuera, están dentro, han nacido aquí.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Sin garantías no hay democracia

    La democracia, compleja y resbaladiza como ella sola, puede nombrarse y apellidarse de muchas maneras, pero todas tienen un elemento común: la articulación de un sistema de poderes y contrapoderes que actúan como garantía.
  • Cobarde con causa Juan Herrera Juan Herrera

    El wéstern, género de Trump

    El día que Trump, Kim-Jong-un o Maduro no hacen un duelo de pistoleros tuiteros, en el telediario hay un sheriff corrupto o un juez prevaricador.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre