x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

Un nuevo país

Jaime Richart
Publicada el 12/06/2017 a las 06:00
En España, hace muchos años, en 1978, a pesar de los presuntos esfuerzos de los más sabios legisladores, el Estado democrático fue demasiado imperfecto desde el principio para no hacerse sospechoso de haber sido construido por los mismos que serían luego los más beneficiados en perjuicio de los más débiles social y económicamente. Y, mal empezado, han ido descubriéndose progresivamente sus defectos sin poder nunca corregirse los vicios de su Constitución. No se ha intentado en ninguna fase, ni la de la Transición ni después reforma alguna que remediase en alguna medida dichos vicios. Pero aun cuando se hubiese intentado y se hubiese reformado sin cesar, de ningún modo se hubiesen tapado las enormes grietas que presenta el edificio.

Por todo ello, los buenos propósitos tanto de la socialdemocracia como de la otra formación política sin clasificar que respalda, a la espera de su caída para ponerse en su lugar, a la facción indeseable que gobierna, no tienen recorrido. Y por eso, la única manera de salir del presente atolladero, aun sin recurrir necesariamente al escarmiento de tantos cientos o miles de bellacos que lo merecen, es construyendo un Estado, una Constitución y un ordenamiento jurídico a la medida de las exigencias de la inteligencia y sensibilidad de esa España que nunca ha llegado a gobernar, salvo un periodo muy corto, por la belicosidad y por las malas artes de la dominación mantenida por la otra España en el fondo ridícula pero dramáticamente minoritaria. Es decir, lo único que cuadra ahora es separar del edificio los viejos materiales y, como hizo Licurgo en Esparta, construir en su lugar un edificio nuevo...



Jaime Richart es antropólogo y jurista y socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • vianero vianero 12/06/17 07:56

    ¿Podría decriptarnos el Sr autor el último párrafo: ahora lo que queda es...
    Papá papá ¿es verdad que si se separa Cataluña los de Aragón tendremos playa?

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

Lo más...
 
Opinión