X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




LIBREPENSADORES

Decreto de emergencia nacional

Jaime Richart Publicada 29/08/2017 a las 06:00 Actualizada 28/08/2017 a las 23:29    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 5

Puesto que el partido del gobierno y el gobierno son hipercentralistas, apechuguen ambos con la situación calamitosa que se avecina en todo el país. Pues no es una competencia que, dadas las circunstancias que vivimos, corresponda en lo esencial a ayuntamientos y comunidades.

El año hidrológico ha sido desastroso y en lo que llevamos de año prácticamente no ha llovido en toda España. Y donde ha habido precipitaciones han sido torrenciales, pero no para llenar pantanos ni aumentar estable y naturalmente el caudal de los ríos, sino para destrozar cosechas y causar otros estragos. Y lo peor no es eso, ni que el cambio climático negado por los necios origine un panorama extraordinariamente anómalo de modo que ni las temperaturas ni las lluvias se correspondan con lo esperado según el mes o la estación del año, y que no haya llovido suficiente en demasiado tiempo. Lo peor es la tendencia. No hace falta ser un adivino o un augur, sino simplemente haber venido haciendo un seguimiento de la pluviometría desde hace una o dos décadas, para saber que la lluvia es un meteoro dramáticamente decreciente y decreciente además de manera exponencial. Hasta tal punto es así que si esta civilización empezó tras un Diluvio Universal, ésta en la que nos encontramos parece abocada a una sequía universal...

Las lluvias, ya lo he dicho de otra manera, son irregulares o intempestivas y no responden en todo caso a la secuencia correspondiente a las estaciones del año y a las previsiones de los cultivos.

Por otro lado, los “expertos”, en multitud de asuntos, son los menos indicados para ser escuchados y esperar de ellos remedio de lo remediable y menos de lo irremediable, pues a menudo ellos mismos y su estrabismo y deformación sensorial que acompaña a toda especialidad fuera del objeto de su estudio, son los causantes de los males de causa incierta o confusa. Por eso, antes que con un meteorólogo o que con un físico que además no se atreverán a anunciar pésimas noticias para no causar a los gobernantes alarma social siempre difícil de controlar, y desde luego antes que con un profeta, es preferible en este caso consultar con un fino anciano, con un provecto sensible o con un pastor de ovejas, si se quiere penetrar en lo que sucederá en el sombrío e inminente futuro que nos espera, anticiparse y ajustar las precauciones necesarias para evitar un cataclismo súbito.

El caso es que el gobierno, en lugar de fijarse en lo que ocurre en Venezuela y malgastar energías vitales para impedir la consulta en Cataluña, lo que debe ir preparando es un Decreto de emergencia nacional. Está en juego antes que nada la salud pública de toda la población. Luego la supervivencia.

Habida cuenta de esa tendencia a la que me refiero, septiembre, octubre y meses sucesivos pueden estar sujetos a las mismas veleidades térmicas que estos últimos tiempos y no llover si no de un modo ocasional. Las restricciones de agua ya han empezado en algunos sitios. Y las restricciones es de temer que hayan de ir siendo graduales. Por lo visto, se consume mucha más agua para regadío que para el consumo ordinario humano. No obstante, y dada esa tendencia marcada, habrá que ir pensando cómo actuar severamente cuando los embalses y fuentes de agua lleguen al límite... Se puede contar con el agua embotellada para beber; se puede prescindir temporalmente del agua para limpiar vajillas o recurrir a útiles de cartón de usar y tirar que sustituyan a vasos, tazas, cubiertos, etc. Pero –y aquí está el problema capital que relaciono al principio con la sanidad–, el agua de las cisternas de inodoro son vitales después de la que necesitamos para beber y para vivir. Y entonces, si el agua falta para ese uso imprescindible en las urbes ya en todas partes, me dispenso de relatar o describir las consecuencias.

De modo que arriésguese el gobierno a dictar ese Decreto de emergencia nacional cuanto antes, desarrolle luego las medidas oportunas para retrasar en lo posible un desenlace que se perfila catastrófico y no espere a la fatalidad que con desgraciada probabilidad parece no sucederá: que llueva en abundancia en la península en los meses próximos. Napoleón sólo quería generales con suerte. No sabemos mucho de la suerte y de las capacidades del presidente del gobierno español más allá de su aptitud para observar con detalle los “hilillos de plastina” que salían hace años de un buque naufragado que devastó la costa galaica. Pero ahora tiene la oportunidad de dar la medida como hombre y dirigente intrépido al tiempo que como sagaz previsor en el bien de todo el país. Si acierta se lo recordará la población toda la vida que le quede por delante. Y luego, si diluvia y aquí no ha pasado nada, al menos el mundo reconocerá la buena voluntad de un ser que sólo ha sobresalido por no decir nunca nada sustancioso y por su espantosa mediocridad. Al menos, en este Decreto que le propongo por el bien de todos, tendrá la ocasión de dar la medida de sí mismo y de lo que dice representar: España. Porque si las cosas suceden como los agoreros barruntamos, ya puede ir preparándose todo el mundo para el ¡sálvese quien pueda! mucho antes de lo que aconseja la prudencia.
___________________

Jaime Richart es socio de infoLibre


Hazte socio de infolibre



5 Comentarios
  • AMP AMP 29/08/17 11:05

    Que lo que nos anuncias, Jaime, es una verdad insoslayable, no hay duda.
    No obstante a mí me preocupa tanto o más el despilfarro de agua que venimos haciendo desde que me conozco.
    Como aficionado que soy al ciclismo, veo todos los días la vuelta. Es impresionante ver las imágenes aéreas que nos dan los helicópteros. Piscinas y piscinas a rebosar, para el disfrute más zafio y obsceno de algunos, por no hablar de la pérdida de agua en la agricultura y el mal uso que se hace de ella en buena parte del país.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    2

    • vicoposa vicoposa 31/08/17 12:57

      Y eso que se me ha olvidado decir que, en general, estoy de acuerdo con todo lo que dice el artículo, pero no con su comentario.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • vicoposa vicoposa 31/08/17 12:56

      Hay que analizar los datos con algo más de realidad y menos tontuna (o mala leche). Yo tengo piscina en casa y mi consumo de agua está un 15 % por debajo de la media en Zaragoza, que ya de por sí es de las más bajas de España, con un 26,15 % por denbajo de la media estatal (que era de 130 litros por habitante y día en 2013 según el INE ), o sea que consumo sobre 80 litros al dia. ¿como puede ser esto?.
      1º.- Porque tengo en toda la casa dispositivos ahorradores de agua, (buy baratos por cierto). 2º- porque hago del agua un uso cuidadoso y 3º porque tengo piscina (caben unos 15 m3, o sea 15.000 litros) pero solo la he llenado 2 veces en 12 años, porque la cuido con mimo (como suelen lhacer todos los que tienen piscina de gran o media capacidad) y el rellenado semanal supone al año como el 50 % de su capacidad. Las pequeñas hinchables o desmontables es otra casa pues se suelen llenar y vaciar en el año, (aún así si tienen entre 5 y 10 m3, se puede sacar la cuenta). O sea que mi piscina ha gastado en promedio unos 7 litros al dia durante los 4.380 que hace que la tengo, (como lo que gasta media descarga de inodoro al día). Por último debe Vd. saber que un m2 de césped puede consumir unos 500-2.000 litros al año (según tipos y zonas del país) pero un metro cuadrado de maíz consume entre 3.000 y 6.000 litros por METRO CUADRADO, al año y la alfalfa entre 2 y 4 m3 por m2. Y saque la cuenta de cuantos cientos de miles de has. de maiz y alfalfa se producen (casi exclusivamente para alimento del ganado). ESO ES lo que consume agua y no las piscinas. Como referencia, en la mía caben lo que necesitan 3 m2 de maiz en un año, (pero la lleno cada 4-5 años, contando el rellenado) de modo que hacen falta 15.000 como esa para gastar lo que una sola hectárea de maiz en un año, y en Espasa se sembraron 400.000, sólo de maiz en 2015. Asi que por favor tiren un poquico de lapicero y calculadora... Salud y res publica

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • estovamal estovamal 29/08/17 10:49

    Le agradezco de veras su intento, amigo, pero me temo que, como se puede barruntar en su escrito usted mismo espera, va a caer en saco roto.
    Si le sirve de consuelo apúnteme a la lista de agoreros. Yo lo veo igual.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • vianero vianero 29/08/17 08:06

    Esperemos que cuando algún día nos lleguen las ansiadas lluvias no nos pase como en Macondo que no dejó de llover en 5 años. Gracias por tirar de la alarma Sr Richard.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

Lo más...
 
Opinión
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Televisión de negro

    La manipulación partidista de los medios públicos de información es el signo más claro de la degradación democrática. Y en este sentido, como en todos, las actuaciones del PP son desoladoras.
  • La Mirada Internacional Fernando Berlín Fernando Berlín

    ¿Empieza el diálogo en Cataluña de una vez?

    El periodista Fernando Berlín analiza cómo ha reaccionado la prensa internacional a la investidura de Quim Torra como president de la Generalitat.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    La maldita Torrateca

    ¿En qué se parecen Aristóteles y Quim Torra? En nada. Uno lleva gafas y el otro no, uno tiene cuenta de Twitter y el otro no, uno reflexionó y el otro no... Muy fan de Quim el incontinente.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre