x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

La educación va... ¿o no?

Antonio García Gómez
Publicada el 20/09/2017 a las 06:00
Como casi todo, de soslayo, sin dejarse empujar a favor de sotavento, y tampoco con el coraje de apabullar a barlovento. Simplemente va ... ¿o no?

Pues por eso, los expertos continúan experimentando desde sus despachos. Y también desde... sus escaños, "dándose un tiempo" para elaborar el Informe del Pacto Social y Político para la Educación. Valiente requiebro a la urgencia de una población académica y escolar que abomina en gran porcentaje de la ley LOMCE, porque de momento ha entrado en vigor otro año y ya se sabe que tras el paso de cierto tiempo la peste del hedor solo termina por desavanecerse.

En todo como un mal sueño, como una esperanza predicada desde las vocerías institucionales, el curso se ha iniciado y nos bautizamos con un dato recalcitrante: el 35% de los muchachos estudiantes no llegarán a Bachillerato.

Sin que nadie considere esto una razón de Estado, mientras se nos van por el sumidero, al menos de la frustración, miles y miles de compatriotas jóvenes.

Siquiera por no haber sido capaces de haberles inoculado a lo largo de más de 10 cursos algo, por ejemplo, de "egoísmo propio", por querer saber, comprender, tal vez para ¿no dejarse engañar?, tal vez por ¿no haber encontrado sentido a la escuela, al colegio, al instituto ...?, e incluso, y también, por no haber sido capaces, los responsables, gobernantes, docentes, familias... de cierto altruismo social -pudiera llamarse "solidaridad" y tal y tal- por intentar añadir un granito de arena a la mejora de nuestro mundo.

Tan atentos a las evaluaciones sancionadoras, alejados del fin primordial: contagiar, mostrar, guiar, entusiasmar, emocionar, dar esperanza a los niños, a los adolescentes, a los jóvenes, enfrascados en la selección, mientras se nos van por el embudo hacia la nada, hacia la invisibilidad... miles y miles y miles, ¡escuchemos!, miles y miles de jóvenes.

Recuerdo cómo se les exigía a los niños de 3º o 4º de primaria, por ejemplo, que estudiasen la lección, cuando estos niños apenas dominaban el deletreo de lo que debían leer y estudiar... para el día siguiente, en el que terminaban por... suspender. Para volver a ser reprochados por sus maestras y maestros por ¡vagos!, cuando su tragedia era que sencillamente ¡no sabían leer!

Y así curso tras curso, hasta que el odio por la lectura fuera insuperable.

Y, lo que tal vez es lo peor, es aquello de que la única posibilidad que tenían estos niños de salir de su misión imposible fuera a ser el estímulo familiar, o el de una academia o profesor particulares y digo lo que digo con conocimiento de causa. Treinta y nueve años y medio de docencia avalan, también, mi complicidad con el sistema ... ¡siempre el estudio para ¿mejorar? ... ¿a favor o en contra de los niños? Los datos a menudo terminan por avergonzarnos.

Aunque nos inventemos los culpables y las culpas. Y siempre por el orden que nos apetezca.


Antonio García Gómez es socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




4 Comentarios
  • Pamplinash Pamplinash 22/09/17 20:07

    Es muy interesante. Gracias.
    Creo que no va, pero que no irá hasta que no vayan a la raíz. Desde pequeños, desde los 3-4 años, asignaturas como Violencia de Género, Creatividad, deberían desarrollarse en paralelo a una mayor participación de los padres en talleres de acompañamiento. Cuando lo propuse en el cole de mis hijos, me miraron raramente, en la Dirección del mismo. La Educación en este país y en otros está muy dejada.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Julio SC Julio SC 21/09/17 08:48

    Como estudiante no he sufrido la LOMCE pero si que he podido ver, en mi paso por la ESO y Bachillerato, muchos compañeros desmotivados sin un mínimo de interés por alguna disciplina. Algunos tuvimos la suerte de tener un estímulo familiar. Quizás esto no vaya de leyes educativas y es que al Estado le viene bien tener una población con una actitud acrítica, sometida a las reglas del juego. Interesante reflexión, Antonio.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • M.T M.T 20/09/17 11:52

    En 1er lugar mi agradecimiento al autor por suscitar un debate sobre cuestiones de aprendizaje y educación en las 1as etapas escolares y el fracaso escolar cuando ese porcentaje de alumnos que menciona no llega al Bachillerato.
    Desde esa lectura se me plantean 2 cuestiones: el aprendizaje es solo responsabilidad de gobernantes y escuela? Mal vamos si posponemos el aprendizaje de la lectoescritura hasta los 9, 10 años, edades de 3°, 4° de Primaria.
    En ese estimular, mostrar, persuadir, guiar, que comparto, ¿dónde dejamos el esfuerzo que entraña el aprendizaje? La lectura, actividad intelectual, por muy lúdica y motivadora que debe y puede ser, exige esfuerzo en su comprensión e interpretación. Así lo veo tras bastantes años dedicada a estas tareas. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • AMP AMP 20/09/17 11:22

    Pues no va Antonio, no va o va por mal camino, como se desee decir.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

 
Opinión