X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

'Corrupcioncita'

Antonio García Gómez Publicada 08/12/2017 a las 06:00 Actualizada 07/12/2017 a las 19:03    
Etiquetas
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 3

“Fuera, están los campamentos de los parados, gente engañada por una megafonía que les asegura que viven en el mejor mundo de los posibles”.
José Luis Cuerda, director de cine y de la película '9.177, mil años arriba, mil años abajo, que tampoco hay que pillarse los dedos'

___________
 
Resulta que el que fue alcalde de Sayalonga, un pueblecito de unos 1.628 habitantes, en la Axarquía malagueña, famoso por sus nísperos y por su empinado enclave, ha sido condenado a pagar 2.100 euros por prevaricación, tras haberse saltado a la torera, hace 21 años, los informes técnicos del Ayuntamiento que presidía, contrarios a los deseos del citado edil mayor, tras haber decidido construirse, donde no podía ni debía, un casoplón de 380 metros cuadrados, aunque resulte que haya prescrito el tal delito, como para que la sentencia haya quedado pírrica y ¿raquítica?, e ¿injusta?, como para que, al cabo, le haya salido al tal tipo, al edil máximo de hace 21 años, la falta real a 5 euros el metro cuadrado. Un chollo y una infracción que nos azota a todos en nuestra supuesta integridad muy honorable, per se.


Como para que luego resulte sangrante las risas que nos provocan las declaraciones de Granados y Marjariza, por ejemplo. O como cuando ya empezamos ¿a olvidarnos de Urdangarín?, por ejemplo, también.


Españolismo:

Extremadura es una autonomía muy patriótica, muy ideal, humilde, fiel, responsable y buena vasalla, excelente ciudadana, muy cívica y resistente, paradigma de los sentimientos españolistas más arraigados. Sin duda, aunque paralelamente resulte que sus servicios ferroviarios funcionen como poco, como el “culo”, valga la grosería. Y así se desprende y se conoce que el tiempo de ir de Madrid a Badajoz, 400 kilómetros de alejamiento, en tren ronda las seis horas, mientras que en coche no llegarían a las tres horas y cuarenta y cinco minutos. Ni hablar, por ejemplo y también, de la comunicación directa de Madrid, Badajoz, Lisboa.

En otro orden se ha sabido, según datos oficiales, que el año pasado murieron 500 trabajadores en accidentes laborales, amén de miles que quedaron heridos, lesionados, mutilados … sin poder soportar y superar tal horror, desde el punto de que la inmensa mayoría, supervivientes o familiares, han de luchar por reconocer que “la responsabilidad” no era, casi en exclusiva, de las víctimas.

Es curioso que ningún empresario ha sido condenado como responsable de ninguno de los accidentes laborales del año pasado. En aras de un españolismo que tal vez no se merezca tanta entrega y devoción.

¿Machismo o feminismo?:

Hace 20 años, un salvaje, un hombre, un marido, un culpable con todos los agravantes, tras haber ocasionado, día a día, toda una vida de horror, de maldad, de maltrato y tortura, con un comportamiento inhumano y maligno, no pudo superar que su víctima, su mujer, “hablara” y denunciara ante Canal Sur la vida de horror, humillación y dolor que le hacía padecer su marido, del que se había separado y que terminó por quemar viva a su exmujer, Ana Orantes. La venganza de un infame se produjo y ¿despertó todas las alarmas?

¿Se imaginan que en nuestras poblaciones todas las principales plazas llevasen el nombre de la valiente, de la víctima, de la asesinada Ana Orantes?

Simultáneamente, en Pamplona se ha celebrado un juicio por una agresión machista, dicen que presunta; una violación múltiple, una humillación salvaje, insisten que presunta, produce inquietud en parte de la población española.

Cuando se pretende “acercar” el comportamiento de la víctima, de la mujer… a esas agresiones recibidas y que, desgraciadamente, se repiten a diario, la realidad es tremenda: desde “el beso indeseado que era una broma” hasta “el asesinato de una hija de dos años por venganza contra la mujer que quiere separarse”; desde “la agonía cotidiana y doméstica de miles y miles de mujeres”, hasta el espanto de unos datos que se atragantan cuando lo sabemos, cuando nos dicen que “uno de cada cuatro jóvenes acepta que el maltrato en las relaciones de pareja sea normal”.

Queda mucho antes de ofrecer firmeza y fe en la igualdad, en el respeto incuestionable, inaplazable, denunciable.
_______________

Antonio García Gómez es socio de infoLibre


Hazte socio de infolibre



3 Comentarios
  • Isabelle0651 Isabelle0651 08/12/17 11:51

    Descarnado relato de una realidad, la España olvidada y cruel, cuánto queda por hacer desde las Instituciones para que nadie quede excluido de sus derechos más primarios ¿por qué tanta distancia e indiferencia entre unos ciudadanos y otros? Gracias por tu artículo de denuncia,  Antonio, muy bueno.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Aserejé Aserejé 08/12/17 10:42

    Muy bueno el artículo. Qué triste es que olvidemos tan pronto, lo que no se debe de olvidar... Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • platanito platanito 08/12/17 09:14

    Veníamos ya muy bien formados desde la dictadura. Falsa moral e hipocresía.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre