X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

El abuso de los poderosos

Ángel Díez Publicada 21/02/2018 a las 06:00 Actualizada 20/02/2018 a las 21:19    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 3

En los últimos meses estamos viendo como, día sí y día también, se publican nuevos casos de actrices que han sufrido el acoso, el chantaje y la violencia económica y moral, cuando no física, para que accedieran a algún tipo de sexo con productores, directores u otros hombres con capacidad para influir en el presente o en el futuro de esas actrices. Los casos son múltiples y bochornosos. Sin embargo, yo no lo veo sólo como un abuso de unos hombres sobre unas mujeres, yo lo veo esencialmente como el abuso del poderoso sobre el débil. Y eso, desgraciadamente, es universal y lo padecen todos los débiles independientemente de su sexo.

Quiero contarles un caso que viví hace muchos años, allá en 1973. Como ayuda para costearme mis estudios conseguí un trabajo de figurante en la obra Las troyanas, de Eurípides que se representaba en el teatro María Guerrero de Madrid, éramos cinco o seis chavales que en algunos momentos salíamos a escena vestidos de soldados griegos del período clásico, con una lanza y un casco de cartón piedra, que terminaba siendo bastante molesto, y nos colocábamos detrás de la escena como unos objetos más del escenario. Pues bien, en el camerino que teníamos para cambiarnos de ropa, cada día subían algunos actores de medio pelo con la intención de obtener algún tipo de sexo de algunos de nosotros. Yo no tenía ningún interés en hacer carrera en la escena, de hecho, no volví a trabajar más, pero algunos de aquellos compañeros que sí soñaban con hacer una carrera como actores fueron presa de aquellos actores de los cuales no recuerdo a ninguno.

Todas esas cosas son violencia de quien tiene más poder, aunque sea un poco más, ejercida contra el que se encuentra por debajo; es la misma violencia que ejercen ahora muchos jefes que valoran el compromiso de sus empleados por el hecho de si hacen o no horas extras gratis; es la misma violencia que ejercen los bancos con sus clientes que no pueden hacer frente a sus pagos; es la misma violencia que ejercen los fondos de inversión inmobiliaria con los inquilinos mayores que ocupan y pagan fielmente sus pisos en barrios, otrora humildes, que al revalorizarse los buitres quieren echarlos para obtener más beneficios; es la misma violencia que se ejerce en los juzgados cuando una persona normal tiene que litigar contra algún poderoso y sus caros bufetes de abogados; es la violencia del señorito sobre la chica de servicio, sin que la señora y mamá del infante acosador, aunque lo sepa, haga nada por evitarla... es la violencia de siempre, la del poderoso aunque quien la ejerza sea un pobre imbécil ligeramente más poderoso que su víctima y que es a su vez víctima de quien está por encima de él.

Quizás me acusen de falta de empatía con las mujeres víctimas, pero mi empatía es con todas las víctimas. Solo pretendo con la libertad que me dan los años exponer honestamente mis ideas basadas en mi experiencia, la vivida y la leída, y ésta me dice que la lucha por los derechos no tiene sexo ni edad, que todos juntos tenemos que pelear por un mundo mejor, que antes de ser hombre o mujer debemos ser ciudadanos responsables y que solo juntos podremos conseguir conservar e incrementar nuestros derechos cívicos y sociales, solo juntos podremos construir un mundo más justo, más humano, más solidario y más igualitario para todos, un mundo mejor para nuestros hijos y nuestros nietos. Lo otro, lo de dividirnos por género, por raza, por religión o por tendencia sexual, sólo consigue eso, dividirnos y que los poderosos sigan manteniendo sus redes de poder y de abuso.
_______________

Ángel Díez es socio de infoLibre


Hazte socio de infolibre



3 Comentarios
  • JesúsPM JesúsPM 21/02/18 12:35

    Sin duda es cierto que todo abuso procede de quien tiene más poder, pero algo sí tiene que ver con el género, porque generalmente somos los varones quienes tenemos más poder que las mujeres, que suelen ser las víctimas. ¿Se imagina D. Ángel escribiendo sobre "la violencia de la señorita sobre el chico de servicio ante la pasividad de su señor padre"? La lucha por los derechos no tiene sexo ni edad, pero la lucha por los derechos de los que más sufren el abuso, sí tiene género y edad. Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Ambón Ambón 21/02/18 13:04

      Muchas gracias por los comentarios.

      D. Jesús, se me hace dificil imaginar el acoso de una señorita de "casa bien" hacía un servidor suyo, pero no tengo ninguna duda de que si sucediera, quien saldría peor parado sería el inferior, el criado que sería, como mínimo, despedido.

      Las libertades y los derechos de todos, solo los conseguiremos todos juntos partiendo del mutuo respeto, de la tolerancia y de la lucha conjunta, "hoy por ti, mañana por mi".

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Isabelle0651 Isabelle0651 21/02/18 12:00

    ¡Magnífico, señor Díez! Totalmente de acuerdo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.