X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

En defensa de la lengua

Tomàs Garcia-Espot Publicada 01/03/2018 a las 06:00 Actualizada 28/02/2018 a las 22:18    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 3

Con el pretexto de tener secuestrado el autogobierno en Cataluña, el Ejecutivo de Mariano Rajoy quiere seguir adelante con el plan de dinamitar la inmersión lingüística catalana. Hablando en plata, Cataluña siempre ha sido un hueso duro de roer para el PP y las fuerzas herederas del régimen franquista, aquéllas que creen que España solo puede ser una e indivisible y en donde solo se puede hablar una lengua, la española. Ya desde la Transición, un periodo en el que presuntamente se consiguió “la concordia y el entendimiento entre todos los españoles”, dichas fuerzas han pretendido que la enseñanza del catalán en las escuelas no sea una realidad.

Uno de los casos más flagrantes fue El manifiesto de los 2.300, en 1981, en el que un grupo de intelectuales denunciaba una supuesta persecución de la lengua castellana en Cataluña. Un manifiesto, que además de ser una sarta de patrañas y falacias, hizo reaccionar a la sociedad catalana, propiciando que saliera en defensa de su lengua, que por mucho que algunos quieran negarlo, estuvo prohibida durante la dictadura que no pocos miembros del Partido Popular (y su marca blanca, Ciudadanos) aún siguen alabando en secreto.

Todos los ataques al catalán han ido en esta dirección. Se ha acusado al sistema de inmersión lingüística de querer imponer el catalán en las escuelas y de denigrar a los alumnos de habla castellana. Paradojas del destino, los que formulan estas acusaciones son los herederos de un sistema autoritario que prohibió, persiguió el catalán y no tuvo reparos en detener, humillar y dar palizas a todo aquel que hablara dicha lengua. Memoria. Lo que falta en este país es memoria y no tanques o submarinos, señores del Ministerio de Defensa. Evidentemente, sin ningún tipo de mayoría social en Cataluña, el Partido Popular nunca ha podido tumbar el sistema lingüístico.

Su única baza ha sido acudir a su tribunal más fiel, “el Constitucional”, para que tumbara todas las leyes posibles que aprobara el Parlament de Cataluña, sin importar cual fuera su contenido. A pesar de ello, los ultranacionalistas españoles nunca habían tenido la oportunidad de tocar directamente la legislación lingüística en Cataluña. Hasta hoy. Utilizando la ya muy conocida excusa que el independentismo es fruto de un supuesto adoctrinamiento perpetrado por la “malvada escuela catalana”, y con la inestimable ayuda del gravísimo atentado a la democracia como es la aplicación del 155, el Partido Popular tiene carta blanca para poder cambiar las normas en materia de lengua en Cataluña. Su propuesta no deja lugar a dudas: dejar escoger a las familias entre una enseñanza completamente en castellano o en catalán, lo cual supondría el inicio del camino hacia la segregación lingüística, que lejos de mejorar la situación social, la agravaría aun más.

Ante esta grave amenaza a la lengua catalana existe solamente una solución: un Gobierno estable en Cataluña. Si el objetivo es proteger las instituciones en Cataluña, su lengua y su cultura de la mano corrupta y homogeneizadora del PP, es imprescindible la unidad de las fuerzas catalanistas, sean independentistas o no. Un frente común para impedir que los intransigentes y los intolerantes nos lleven de nuevo a los tiempos de la una, grande y libre. Y si al final éstos vinieran con todo su arsenal de odio e imposición, no cabe duda que se encontrarían con un sinfín de profesores, alumnos y por supuesto de ciudadanas y ciudadanos comprometidos, para quienes su lengua es uno de sus patrimonios identitarios más importante.
________________

Tomàs Garcia-Espot es socio de infoLibre


Hazte socio de infolibre



3 Comentarios
  • Inocencio XIV Inocencio XIV 01/03/18 16:02

    Muy bien expuesto, Tomàs. Conciso y claro.  És una llàstima haver de tornar a defensar l'ensenyent. Malauradament són molts els drets què hem de defensar perquè estan en perill. Y haya quien crea que defender nuestros derechos no es también defender los suyos...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Elvira Nantes Elvira Nantes 01/03/18 12:20

    El problema no son las lenguas,sino para qué se usan.(El Roto)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Grobledam Grobledam 01/03/18 11:34

    ¡Qué pesadez, por diole!
    Así que lo del "derecho a decidir" en Cataluña es "DEPENDE".

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    5

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.