X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

...Y Dios creó a la mujer

Jorge Ulanovsky Getzel Publicada 01/05/2018 a las 06:00 Actualizada 30/04/2018 a las 17:50    
Etiquetas
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 17

...Y Dios creó a la mujer

...Y Dios creó a la mujer

Jorge Ulanovsky Getzel
Hagamos el amor y no la guerra. Deberíamos empezar por tratar a la mujer con ternura, que no por ello perderemos nuestra masculinidad.

Mucho se ha abundado en estos días sobre la condición laboral y social en desventaja del ser mujer. Voy a permitirme en unas líneas salirme del amplio ámbito social para penetrar en un registro más subjetivo.

Independientemente de nuestra anatomía genital nacemos animales, que en lo que se refiere al amor sexual, a nuestra identidad, somos en principio bisexuales. Por obra de un orden de roles familiares, de complejas articulaciones culturales, de pautas y valores, y enlaces atávicos inscriptos en una estructura patriarcal, devendrá la definición de una elección de objeto amoroso. La tendencia dominante en esa constelación nos orienta hacia la heterosexualidad. Lo que no significa que seamos portadores de otras inclinaciones, sumergidas en las huellas de nuestro inconsciente. O de un predominio abierto de una identidad ya sea bisexual, lésbica u homosexual.

Ya desde los orígenes de nuestra “civilización”, en la antigua Grecia fueron perfilándose las características que configurarían la estructura machista de nuestra sociedad. Basta con indagar en la mitología sobre Heracles, el gran héroe y venerado guerrero. Bisexual y asesino de su primera mujer. La naciente democracia fue patrimonio exclusivo de hombres, con tolerado ejercicio de la pederastia siempre que respondiera a un orden jerárquico de penetradores superiores sobre jóvenes varones de inferior condición social. El poder, entre hombres para los hombres.

Los monoteísmos instalaron también sólo hombres en sus tronos sagrados. ¿Y por qué María tuvo que ser sin pecado concebida? ¿Por qué en lugar ser Diosa o Reina, Virgen? Creo que es un dato simbólico interesante para comprender los fundamentos de la falocracia. Habrá mil explicaciones teológicas al respecto mas los que a mi se me ocurre grosso modo es lo siguiente. La mujer nacería según una observación desde luego muy idiota, con un defecto, sin pene. Desde el comienzo se le atribuye una falta. Además pecaminosa, como si tuviera que compensar esa falta con una disposición innata a una sumisión incondicional, en función del esfuerzo -a pesar de su carencia- por ser objeto del deseo del hombre. María poseyó la extraordinaria y milagrosa virtud de poder engendrar sin pecar, sin dejar que su cuerpo cayera en manos del lascivo demonio. Su cuerpo permaneció fiel a la propiedad del gran Dios. A excepción de ella, toda mujer debe llevar el estigma eterno de la culpabilidad por ser presa del deseo y de un placer endiablado en el acto amoroso, habiendo sido este acordado por el Señor, como fin puntualmente reproductor y atendiendo a la necesidad eyaculatoria de la superioridad masculina.

Existe la creencia de que la homosexualidad se ejerce sólo sobre una cama. Sin llegar al acto los hombres establecen entre sí relaciones amorosas, quizás no conscientes, que sin haber coitos ad hoc forman parte de un atractivo sexual. Sucede en todas las esferas jerárquicas, en los ejércitos, en el club, en el bar… El fútbol es un ejemplo paradigmático de la manifestación espectacular de una comunidad homosexual de masas. Se comprenderá que no tiene para mí el término “homosexual” una connotación general peyorativa. El fútbol, partiendo de ser un simple juego de entretenimiento y destreza física, convertido en adicción de multitudes, tiene varias virtudes. El accionar lúdico se somete al cumplimiento de unas reglas básicas, y a diferencia de lo que se veía en una lucha entre gladiadores, o en el boxeo, o en una corrida de toros, digamos que la sangre no llega al río, pese a algunos actos de violencia. Canaliza apasionados compromisos tribales y circunscribe el amor entre los hombres en un registro que no altera sus vidas personales, salvo por la cantidad de tiempo que destinan a su seguimiento. Es evidente que la expresiones de idolatría a sus jugadores y la carga emocional con la que se refieren a sus fallos y éxitos son propias de una prensa más del corazón que de auténtico deporte. El aspecto perverso de la cuestión no tiene que ver con todas esas manifestaciones afectivas entre hombres, homosexuales por cuanto están establecidas entre personas de un único sexo, sino con la negación de la evidente orientación que se perfila en ellas.

El hombre se niega con tozudez a reconocer en sí rastros de una homosexualidad latente. De allí la extendida homofobia. Y para certificarlo busca de copiar patrones supuestamente definitorios de su masculinidad en conductas de aparente valentía, fortaleza, autoridad, e intransigencia. En el campo de la psicopatología machista, por lo general, el maltratador, violador, asesino de mujeres, tiene necesidad de autoafirmar su cuestionada hombría con una estúpida demostración de fuerza y violencia sobre su víctima, que procura indefensa.

La negación es un mecanismo narcisista. Muestra la incapacidad de reconocerse en un otro más allá de sí mismo. El rechazo a verse reflejado en la piel de una mujer, de un homosexual, de un negro si uno es blanco, de un judío, de un viejo, de un débil, de un minusválido…

El futuro del feminismo está estrechamente comprometido con la demolición de la falocracia. No bastará la reivindicación del enorme potencial creativo y alentador femenino sin desentrañar y arrojar a la papelera de la historia las entrañas putrefactas del machismo. Y para ello, a los hombres nos corresponde un alto grado de responsabilidad.
______________

Jorge Ulanovsky Getzel es socio de infoLibre


Hazte socio de infolibre



17 Comentarios
  • Orlinda Orlinda 02/05/18 11:40

    “...Y Dios creó a la mujer”. Eso, “Y”. Después de.
    “Dios creó al hombre a su imagen y semejanza”, nada menos y después creó a la mujer de una costilla de él, como un accesorio más, para él. 
    Sin ánimo de contradecirte, Jorge, mucho más importante que la ausencia de pene y fácilmente visible fue desde el principio que la mujer era creadora y dadora de vida, algo esencial para la comunidad que la hacía superior. La teoría que expones como causa del trato a la mujer es falocrática, la causa no está en lo que “le falta” sino en lo que tiene y ellos no. El patriarcado ha buscado y conseguido en todos los tiempos anular esa superioridad y concedérsela a las hombres. De dos maneras: la mujer es la causa del mal en el mundo, Eva en La Biblia por osar comer del árbol del conocimiento; y las mujeres que dieron los dioses a los hombres en La Teogonía de Hesiodo para castigarlos por haber robado el fuego sagrado, que ellas fuesen su perdición, -ése era el origen de la mujer para los griegos, para lo que fueron creadas- La otra forma de rebajarlas fue reducirlas a la consideración de un mero objeto, una vasija que gestaba tan solo pero todo el poder engendrador se le adjudicó al hombre: “...quienes engendran los hijos son los varones”, (…). “son meras vasijas vacías del recipiente del semen creador”. (Aristóteles)
    La Virgen María tenía que ser virgen. A los escritores canónicos se les ocurrió la brillante idea de que el pecado original se trasmite por el sexo. Y sobre todo, para que fuese como es la figura contrapuesta a Eva y modelo para las mujeres. Eva con el pecado trae al mundo el mal y la muerte, María con su comportamiento la vida y la salvación. 
    María dijo “Hágase en mí según tu palabra” “He aquí la esclava del Señor”. Esa es su mayor virtud, obedecer como una sierva, ella no engendró nada. Y su virtud el ejemplo a seguir. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    5

    0

    • Jorge Ulanovsky Getzel Jorge Ulanovsky Getzel 02/05/18 15:52

      Hola Orlinda. No encuentro que me contradigas en absoluto. Por el contrario, abundas en conocimiento sobre el tema que nos ocupa. No sostengo yo esa teoría falocrática de "la falta", la califico de idiota, como un argumento que ha dado lugar a toda una serie de ridículas justificaciones del falocentrismo. Saludos y gracias por tu aportación.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Orlinda Orlinda 02/05/18 11:42

      Dios. El concepto Dios los hombres lo expresaron en una figura masculina, creador él solo de toda la vida, sin principio femenino. Un patriarca, un padre al que se debe obediencia ciega que premia y castiga y para el que las mujeres son siervas, a imagen y semejanza de los hombres. Y si Dios es como los hombres, así los hombres son como Dios.
      Qué más voy a decir! De esto venimos y esto lo impregna todo, no es tan sencillo arrojarlo a la papelera cuando nos conforma, cuando forma parte de nuestro ser.

      Responder

      Denunciar comentario

      7

      0

  • Orlinda Orlinda 02/05/18 11:37

    Y siempre vuelta a lo mismo. M. T. lo que llamas “malentendido” en el lenguaje no es tal, es una posición de confrontación que nos hace a algunas/os defender el uso del femenino y a otras/os parapetarse en la Academia para negarlo por cuestiones ideológicas. Clarísimo, nada de malentendido.
    Me hace gracia, Tierry cómo abordas el tema, has oído, alguien te ha contado, que las madres enseñan machismo a las niñas... Pero vamos a ver, ¿tú tienes idea de en qué mundo vivimos? ¿De qué hablamos cuando repetimos tan pesadas que que el patriarcado lo domina todo? Te han dicho. ¿Y tú qué crees? ¿Nunca has pensado sobre esto, de dónde vienes? Porque hablas como si fueses marciano.
    A las niñas y a los niños les enseñan estereotipos machistas su madre, su padre, su maestra, su maestro, las películas, los dibujos animados, la publicidad, todo lo que los rodea, todo está imbuido de machismo, yo también. No puedo comprender desde dónde se pretende que las madres, solo ellas, eduquen de una manera diferente a la de la cultura social a la que pertenecen, -ideado y organizada por los hombres- ¡a las niñas! especialmente. Bueno, si, sí lo comprendo, se trata una vez más de revictimizar a la víctima, culparla a ella de los males que sufre.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    2

  • Merm Merm 01/05/18 22:23

    A mi no me gusta el fútbol pero cuando he visto algún partido, me ha parecido siempre increíble lo homosexual que me parecía todo: los abrazos, los toqueteos, la pasión que sienten los fans hombres por los jugadores, como estos se muestran sin camiseta u otras cosas y luego viendo los programas de deportes en la tele, me parecían programas rosa, rosa. A mi todo eso me da igual, pero es verdad que algunos hombres no lo llevan bien y no lo reconocerán jamás.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 01/05/18 21:51

    Jorge tienes mucha razón: ¡deberían penetrarse entre ellos!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 01/05/18 21:43

    M.T, creo que Jorge hace un guiño a la peli de Roger Vadim con Brigitte Bardot "Et Dieu crea la femme".
    Después por mi parte escribiendo "c'est vraiment déguelasse" hice un guiño a "A bout de souffle" cuando al final Belmondo herido de muerte sobre el asfalto se dirige a Jean Seberg diciéndole "c'est vraiment dégueulasse". Pero parece que mi guiño cayó en saco roto. Hoy todo me ha salido mal, Jorge creyó que no entendía una frase suya cuando solamente quería decir que ante violaciones y asesinatos de mujeres se me derrumba todo, tanto que ya no me encuentro capaz de analizar, de pensar nada. Hay dîas así, ¡apaga y vámonos! Seguro que mañana me haré entender mejor...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    2

    • M.T M.T 01/05/18 22:03

      Gracias por tu respuesta, Tierry, con la intención de aclarar algunos conceptos. Ciertamente cualquier tipo de abuso, agresión, violación o como quiera llamarse hacia una persona, mujer, más generalizada, aunque yo quería ampliar esa violencia hacia la persona, cualquier ser humano es algo despreciable, repugnante. No sé si traduzco bien el término 'déguelasse' en el sentido que quieres emplearlo.
      Debes ser muy cinéfilo por tus referencias al cine. Muy agradecida, en cualquier caso. Saludos cordiales.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      4

      • @tierry_precioso @tierry_precioso 01/05/18 22:37

        Creí darme cuenta que tenîas cierto reparo en atribuir de manera binaria el cien por cien de responsabilidad a un genero. Por mi parte no me meto demasiado en este tema, no habiendo puesto suficiente orden en mi sopa de ideas. Pero sî que puedo decir algunas cosas... A veces he oído que a menudo son las propias madres que transmiten el machismo a sus hijos... Por mi parte algunas veces chavalas (hace muchos años te imaginas) me decían de manera tajante que querían "hombres de verdad", yo les contestaba que "sî" pero en realidad no entendía muy bien eso de un "hombre de verdad"... En fin hace como un mes debía estar solo en el autobús porque escuchaba France Culture y estaba entrevistada Christine Angot (no he leido ningún libro suyo) que decía que era un error atacar tanto a los hombres porque estábamos en un momento en que mujeres y hombres comunicaban particularmente mal entre ellos... Te confieso que el nosotras y nosotros no me encandila tanto, tampoco me encandiló cuando alguna ministra socialista dijo algo como que era miembra del gobierno ni Irene Montero cuando dijo que era portavoza... No sé por qué pero creo que en este tema eres un poco próxima a Christine Angot...

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        1

        2

        • M.T M.T 01/05/18 22:58

          Sí creo, Tierry, tal como expresas en tu comentario, que en la educación patriarcal y diferenciadora entre varón y hembra con los estereotipos y valores tradicionales o más sujetos a convenciones las madres tienen un papel preponderante. Lo digo desde lo que observo aún hoy en madres más jóvenes que yo y en esos estereotipos diferentes que inculcan a chicos y chicas.
          En otras categorías y en el espacio de libertades de que gozamos no me atrevo a generalizar en cuestiones de homo o heteros, misoginias o misoandrias... y la violencia se ejerce en muchos ámbitos y hacia diferentes tipos de personas.
          Respecto al lenguaje, que me apasiona, es algo muy complejo y de difícil dominio. Ya ves que con frecuencia se producen malentendidos. Para ello viene bien cualquier aclaración.
          Buenas noches y buen día, mañana.

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          8

      • M.T M.T 01/05/18 22:07

        dégueulasse, corrijo.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • M.T M.T 01/05/18 10:39

    Pareciéndome muy interesante su artículo, también podríamos haberlo titulado: Y Dios creó al hombre y la mujer...¿ de la costilla de Adán?...luego llegó Eva, la serpiente y toda la simbologia y...creencias.
    Mi pensamiento es más simple: circunscribo todos esos términos a la condición de persona, sí ser humano, hombre y mujer, con ternura y sin ella, donde todas las homos y heteros, desde las filias y fobias cabrían y en su o desde su individualidad personal cada ser decide. Y qué decir de la especie y la conservación de la especie? ¿ no es otra fuerza y poder? Caben muchas perspectivas: teocéntricas, antropocéntricas...da para mucho el tema. Gracias por sugerirlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    3

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 01/05/18 06:45

    Muy interesante texto. Ya tengo el café sobre la mesita del ordenador.
    Dices: el maltratador, violador, asesino de mujeres, tiene necesidad de autoafirmar su cuestionada hombría con una estúpida demostración de fuerza y violencia sobre su víctima, que procura indefensa.
    Tendrás razón, lo que pasa es que eso se me escapa, no lo entiendo para nada.
    Ahora tomo el café con leche. Buen dîa, Jorge!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    4

    2

    • Jorge Ulanovsky Getzel Jorge Ulanovsky Getzel 01/05/18 08:58

      Buenos días tierry. Gracias por tu señalamiento. Cierto, la frase es confusa. Me corrijo. Debería decir: ...necesidad patológica de eludir el cuestionamiento de su hombría con una estúpida demostración de fuerza... Con el lenguaje, para ser claros hay que una y otra vez volver a tirar los dados: “velando/dudando/rodando/brillando y meditando/antes de detenerse/en algún punto último que lo consagra/Todo Pensamiento emite un Tirar de Dados” , Stéphane Mallarmé.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      2

      • Jorge Ulanovsky Getzel Jorge Ulanovsky Getzel 01/05/18 09:53

        Una aclaración. Envié este artículo hace tiempo. Mucho antes de conocerse la sentencia de La Manada. El vídeo que se difunde sobre el comportamiento de esos imbéciles viene perfectamente a ilustrar lo que he escrito. ¡Se aman! Muy probablemente individualmente sean unos cobardes y sumisos rastreros, y al agruparse, identificados por un machismo visceral ejercen la violación de una mujer en lugar de penetrarse entre ellos.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        5

      • @tierry_precioso @tierry_precioso 01/05/18 09:38

        Acabo de volver de pasear a Hectot.
        No, no decía que el sentido de tu frase se me escapaba, está bien clara comprensible.
        Lo que quería decir es que ante hechos protagonizados por maltratadores, violadores y asesinos de mujeres ya no tengo ni pensamientos ni ganas de pensar nada. C'est vraiment dégueulasse.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        2

        2

        • @tierry_precioso @tierry_precioso 01/05/18 09:39

          Héctor.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    El peligro de hablar idiomas

    Ser racista, xenófobo y supremacista está de moda; tanto que el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española va a incluir la última, que las otras dos ya estaban. 
  • ¡A la escucha! Helena Resano Helena Resano

    Monitorizando el acoso

    Para aquellos y aquellas que ponen en duda que salir por la noche para una mujer es una tortura aquí va una demostración científica: un estudio tecnológico que lo demuestra.
  • Telepolítica José Miguel Contreras José Miguel Contreras

    El punto ciego de Irene y Pablo

    Es inconcebible que ambos no fueran capaces de vislumbrar la que les iba a caer encima cuando se conociera la compra de su ya famoso chalé.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre