x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

¿Desde cuándo trocear un país es de izquierdas?

Andrés Herrero
Publicada el 17/09/2018 a las 06:00 Actualizada el 15/09/2018 a las 20:37
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

La mayor parte de la riqueza industrial española se genera en Cataluña, pero no porque sea obra únicamente de los nacidos allí, sino que se ha conseguido con el trabajo de los demás españoles también, aunque los independentistas se atribuyan el mérito ellos en exclusiva.

Por eso aspiran a que "los impuestos y riqueza de Pedralbes se queden en Pedralbes, y los Del Pozo Del Tío Raimundo en el Pozo del Tio Raimundo" [Francisco Igea Risqueta], buscando mediante la secesión no compartir con sus compatriotas ese nivel más alto de prosperidad que han alcanzado, adornándolo con motivos sentimentales, culturales, históricos y hasta republicanos para vender mejor su producto.

Y aunque haya todavía quien compre su cansina letanía de victimismo, opresión y agravio permanente, a la mayoría no la engañan ya, porque sabe que sufren tanto a causa de los malvados españoles, como los antepasados esclavistas de alguno de sus ilustres dirigentes por culpa de los negros que los enriquecieron.

“Si Cataluña, según ellos, no es de los españoles, aplicando su misma lógica, Gerona sería de los gerundenses y no de los catalanes" [Pedro Insúa]. Que los independentistas hablen de plurinacionalidad cuando ni siquiera son capaces de reconocer la pluralidad existente dentro de su propia sociedad (y no vacilen en calificar de colonos, charnegos, unionistas, españolistas, franquistas, fachas, traidores, renegados y malos catalanes a quienes no comulgan con su credo, se apelliden Serrat, Évole, Sardá o Borrell ), lo dice todo sobre su talento democrático

Sin embargo, ni cortos ni perezosos, se presentan en sociedad como los líderes supremos de la “voluntad de un poble” (el catalán), que como mínimo está fracturado en dos mitades irreconciliables, afirmando que la democracia consiste en votar lo que ellos quieran. El hecho diferencial es que Cataluña es irrompible (¡vade retro Tabarnia!), mientras que España no.

Pero detrás del procés, no está la república, sino la sombra de los Pujol, Mas, Puigdemont, Torra y Cia. Que los mayores saqueadores de Cataluña, CIU/ PdeCAT y la familia Pujol, sean los artífices de la liberación del pueblo catalán tiene bemoles, pero que “la izquierda” (llamémosla así) vaya a rebufo de la estelada, es como para abrirse en canal. Porque las reivindicaciones sociales de las clases populares y la suerte de los trabajadores, son antagónicas con la causa e intereses independentistas.

¿Por qué si no los independentistas no preguntan primero a la gente si está de acuerdo con que la privatización de hospitales, con las reformas laborales, con el retraso de la edad de jubilación o con que aquí paguen más impuestos los trabajadores que los empresarios?

Hablamos de esos trabajadores a quienes los nativos catalanes de pura cepa tachan de invasores y charnegos aunque hayan logrado adquirir la milenaria identidad catalana en un pispas, renunciando a la suya española, cambiando Joselito por Pep para profesar su nueva fe nacionalista, siguen siendo considerados ciudadanos de segunda categoría.

Resulta grotesco que los independentistas vayan detrás de los que agitan banderas, como los toros detrás del capote, máxime después de haber prohibido las corridas en Cataluña. Banderas que son, han sido y seguirán siendo, armas de destrucción masiva y que solo han servido históricamente para justificar guerras, segregaciones, emigraciones forzosas y genocidios. Y es que no hay bandera que por mal no venga.

Los nacionalismos han servido históricamente para combatir a otros nacionalismos y sustituir la lucha de clases por la lucha de “pueblos”, pero no para desmontar al capitalismo.

Ir con el PdeCat/ CIU no es hacer la revolución, sino subirse al tren de la corrupción.

Por eso, ver a “la izquierda” ayudando a la derecha a independizarse de los españoles… en vez de las multinacionales, la oligarquía catalana y la corrupción, produce estupefacción y bochorno ajeno a partes iguales.

¿Desde cuándo trocear un país es de izquierdas? ¿Necesita la izquierda envolverse en el manto de la estelada para combatir al capitalismo? ¿De verdad la manera de resistir con éxito a unas multinacionales cada vez más gigantescas y poderosas consiste en debilitar a los trabajadores? ¿En qué mejora la vinculación a la bandera la explotación del trabajador?

El negocio de enfrentar a la gente entre sí (por raza, religión, sexo, lengua, nación, profesión, etc.) había sido siempre patrimonio del capital. Estrategia que la izquierda contrarrestaba promoviendo la igualdad, unidad y cooperación como antídotos. Esos eran sus principios, y así fue durante generaciones, hasta que la izquierda local alumbró un valor nuevo: el de la ruptura y desmembramiento de un país.

Como si hubiera olvidado que nadie es mejor que nadie por ser de aquí o de allá, o por nacer en determinado lugar. Porque los territorios no hacen mejores a las personas, y lo que realmente las distingue, es su disposición y comportamiento respecto de las demás, especialmente las más vulnerables que ellas.

No existe el derecho a tener más derechos, ni a ser más guapo que los demás. Como tampoco basta con que muchos individuos de una región se crean y sostengan que son una nación para que lo sean (igual que no basta con creerse Napoleón para serlo).

Lo único que les falta ya a los independentistas es incorporar a nuestro ordenamiento jurídico el “derecho a delinquir” para convertirnos en la democracia más avanzada de Occidente. Apenas un suspiro les separa de pasar de los derechos históricos a los prehistóricos.

Y es que no hay peor desconexión que la de la realidad.

Por eso el sueño del cava independentista termina en Estremera.
___________

Andrés Herrero es socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

9 Comentarios
  • Ambón Ambón 19/09/18 19:19

    Absolutamente de acuerdo, la izquierda o es internacionalista o NO ES.

    El progreso de Cataluña, Euskadi y Madrid deben agradecérselo a Franco que obligaba a las Cajas de Ahorros de todo el país a invertir un cierto porcentaje de sus recursos en esas, entonces regiones y hoy CCAA, eso produjo que se esquilmara al resto del país, Andalucía, las Castillas, Aragón, Extremadura, etc de sus recursos humanos con la emigración y de sus recursos financieros y ahora el Estado sigue haciendo lo mismo potenciando la concentración de empresas, capital y trabajo en ciertas zonas, mientras el centro de la península tiene zonas con una densidad de población menor que Laponia. España y Europa necesita un modelo a 20 o 30 años, no ir tapando agujeros según surgen.

    Mientras las clases populares crean que sus enemigos son sus vecinos, el verdadero enemigo que es el capital, ahora globalizado, puede dormir tranquilo, divide y vencerás, deben estar riendo por lo bajini.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • AMP AMP 18/09/18 17:04

    Estimados tierry y Arkiloco, cuando hablo de emociones no me refiero a las de las cabezas visibles de un lado, independentistas, ni del otro, España se rompe, no. Hablo de la manipulación que de las emociones hacen todos ellos con la gente llana. Y es que el razonamiento, y menos aún el político, no es el fuerte de la gente que vota, ni mucho menos, a la vista está.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Domingo Sanz Domingo Sanz 18/09/18 08:53

    Toda la izquierda española no sabe como ocultar su propia cobardía de 40 años al abrazar la Monarquía franquista sin la menor justificación. Los catalanes están abanderando esa causa, y la afirmación del autor diciendo que "detrás del procés, no está la república, sino la sombra de los Pujol, Mas, Puigdemont, Torra y Cia." es una opinión descalificadora que no se sostiene, como la mayor parte de los argumentos que presenta, más que repetidos durante estos años.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 18/09/18 07:19

    AMP, estoy de acuerdo con Arkiloco. No hay ninguna obligación de querer el Estado al que te afilia tu pasaporte. El asunto es lograr el poder y repartirse el botín. Después en las escuelas primarias, cada mañana harán cantar a los niños el emotivo himno nacional, pero en realidad la cosa va de poder y botín.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • AMP AMP 17/09/18 16:38

    Tocayo, estando de acuerdo en muchas cosas de las que dices, no en todas, yo quiero preguntante y también a unos cuantos millones más: ¿cómo se hace para que alguien que no te quiere te quiera?, porque no olvidemos que en este asunto hay más de emociones que de razonamientos y ya se sabe que las emociones son tan difíciles como fáciles de dirigir.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    1

    • Arkiloco Arkiloco 17/09/18 18:17

      Plantear en términos románticos el conflicto que enfrenta a un sector de la sociedad catalana con las leyes españolas, sus gobiernos y millones de españoles y catalanes, es abrir sucesivas interrogantes a la interrogante que tu planteas, para llegar al absurdo, a preguntas que no tienen respuesta y a ninguna propuesta que pueda satisfacer el desamor. Aún sabiendo que en cualquier conflicto identitario o nacional intervienen mucho las emociones y hay que tenerlas en cuenta, la discusión solo se puede realizar alrededor de razones y a las de los separatistas se enfrentan otras. Sobre emociones no se puede discutir y alrededor de la identidad y de los nacionalismos, el enfrentamiento no tendría final y la convivencia sería imposible. Esto no va de amor ni nadie está obligado a querer no se que cosa ni por ser ciudadano español, vasco o catalán yo estoy obligado a querer a mi vecino o a todos los compatriotas que viven en otros territorios. Los separatistas no pueden ser seducidos ni enamorados y sería un error plantearselo así. Un pais o cualquier comunidad es imposible que pueda organizar la convivencia sobre esas bases. O si se plantea de esa forma, ellos, los separatistas, también tendrán que plantearse como hacer que les quieran los catalanes que hoy no les quieren. Si es por amor o por fidelidad a algún amor, ya me contará como se puede avanzar en esto y a que problema insoluble se enfrentan los catalanes. Esperemos que no sean de los amores que matan y que con razón y realismo se llegue a alguna "solución". Para convivir, prosperar o ser mejores personas y ciudadanos este "amor" no nos hace falta y más bien nos sobra casi todo. O con pocos "amores" y algunos desamores se puede vivir perfectamente y cualquier pais lo puede soportar. Si se piensa desde la razón, es facil observar que quienes tienen un gran problema son los que que quieren crear un nuevo pais contra la voluntad de la mitad de su población y carecen de fuerza y apoyos para imponerlo.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      5

  • Birth 3 Birth 3 17/09/18 13:10

    Dice Andrés Herrero : "No existe el derecho a tener más derechos, ni a ser más guapo que los demás." Esa frase, como casi el resto que las anteceden y finalizan su texto son discutibles y confusas. . El artículo no da ni siquiera fundamentos para el debate. Creo que coincido con el comentario de @tierry_precioso si lo he descifrado bien. Salvo que en mi caso, excusadme, no lo encuentro interesante. Y menciono a Tierry porque fue su comentario el que me impulsó a leer el artículo. Buen día

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    1

  • Canija Canija 17/09/18 08:49

    Suscribo totalmente tu artículo 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 17/09/18 07:51

    La verdad es que en general, frente a una misma percepción debo tener una actitud distinta a la tuya. Pero tu articulo es muy interesante. Cambia del Carlismo de izquierda o de la izquierda miméticamente germanopratina. Buen dîa!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.