x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

Cuando el Gobierno aparca los principios y da paso a las prioridades

Mario Diego
Publicada el 20/09/2018 a las 06:00 Actualizada el 19/09/2018 a las 20:39
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Como alguien dijo un día, “el exceso de información asfixia la información”. Y cuanto más leo los periódicos, escucho los informativos a la radio o veo los telediarios, me produce un efecto similar al que me produciría la ingestión de una grasienta e inconsiderada exquisitez culinaria. Además, lo problemático de ese exceso de información, no se debe a la amplitud de los temas abarcados –si así fuese podríamos aceptarlo–, sino al carácter machacón y dirigido de los pocos temas abarcados que podríamos calificar sin duda alguna de mantras. Un buen ejemplo de lo que quiero decir es el embrollo de la venta de las bombas a Arabia Saudí.

“O bombas o trabajo”, nos sacudía Pepa Bueno por la mañana al desayuno. Y añadía en tono socarrón, por lo menos eso me parecía, “es la cruda realidad, la diferencia entre la política deseada y la política real”. Como si la única alternativa para la plantilla de Navantia fuese aceptar el envío de artefactos asesinos a una dictadura sanguinaria para que pueda seguir masacrando a la población yemenita. Hay que decir que desgraciadamente Pepa no es la única a enfocar el tema desde esa perspectiva, día tras otro, y con el mismo ahínco, y es precisamente eso lo que lo convierte en mantra.

Al fin y al cabo las veleidades de los que entonces, e incluso actualmente, se las daban de humanistas progres, de adalides del pacifismo o exhibidores de la miseria y desgracias para sacarnos una lágrima, ni se han planteado tan siquiera ser atados a un mástil, como Ulises, para resistir a la llamada de las sirenas. Los saudíes no necesitaron utilizar gigantescas inversiones para comprarlos, con 1.800 millones de euros lo lograron sin dificultad. Es más, el Gobierno, mediante su portavoz Isabel Celaá, nos explica que no debemos preocuparnos, las bombas vendidas “son bombas láser de alta precisión, no servirán a matar yemeníes”, probablemente Yemen cuente con habitantes de la tercera o cuarta dimensión. Una manera de decirnos: en este caso  aparquemos los principios, dejemos paso a las prioridades sin reparo.

Que un gobierno al mando del Estado, con la totalidad de su aparato a disposición, no supla el contratiempo que supondría la ruptura del contrato de las corbetas saudíes, no es que sea incapaz o no pueda hacerlo, es que no quiere. En ciertas circunstancias, los Estados no necesitan meses para reorientar la producción de una factoría. En vísperas y durante la Segunda Guerra Mundial, factorías con decenas de miles de personas en sus plantillas, como Renault o Citroën, han pasado de la fabricación de coches a la de material bélico y de material bélico a la fabricación de coches al final de la guerra, en un abrir y cerrar de ojos.

Por otra parte, no me parece que todas las necesidades en materia de construcción naval civil estén cubiertas. Entre los navíos mercantes que surcan los mares de un lado para otro sin parar, hay verdaderos ataúdes flotantes. Un peligro no solo para los tripulantes, sino para el conjunto de la población mundial. Obligar a los ricos armadores a renovar su flota no sería una política inepta por parte del gobierno. Como tampoco lo sería cubrir las necesidades navieras  públicas, faltan buques de salvamento marítimo, buques para luchar  contra la contaminación marítima o buques científicos, por ejemplo.

En cuanto a la clase trabajadora, no debemos olvidar que los intereses de los líderes de la industria armamentística –como la de no importa que líder capitalista– son exclusivamente lucrativos, importándoles un pepino todo lo demás. Aceptar e incluso hacer suya la defensa de la industria armamentística, so pretexto de salvaguardar puestos de trabajo, es equivalente a aceptar las imposiciones dictatoriales de la patronal cuando ponen en un lado de la báscula la aceptación de cualquier deterioro en nuestras condiciones de trabajo y del otro el cierre de la empresa. No debemos aceptar tales chantajes.
____________

Mario Diego es socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

8 Comentarios
  • Mario José Mario José 23/09/18 10:31

    Buenos días, quiero agradecer vuestros comentarios y el tiempo que habéis empleado para leerme, es un placer. Gracias de nuevo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Ambón Ambón 20/09/18 13:21

    Excelente artículo y valiente aportación.

    En la historia muchas veces se avanza cuando se anda a la contra, ahora los países hablan como nunca de derechos humanos pero hacen lo que les mandan sus banqueros.

    Alemania que también se había retirado de vender armas a los del "0" en la cabeza (Arabia Saudí) ha dado marcha a trás y vuelve a vendérselas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 20/09/18 10:39

    Gracias por su arl. Comparto 'principios' con usted, pero me sorprende el momento de 'su despertar'

    Ciertamente, deberíamos plantearnos los ciudadanos, transformar el tejido productivo, dado que, una parte importante de nuestro PIB, proviene de actividades (armamento, guerras, tráfico de personas, drogas, lavado de capitales... hoy conocemos que, para vergüenza propia y ajena, la URJC, emite títulos ¿de grado? -previo pago del importe correspondiente- a demandantes italianos...etc) imcompatibles con la ética.

    - Armanento. sea cual fuere el nivel de sofistificación del mismo [por cierto, qué 'valoración' le merece Einstein y sus descubrimientos aplicados a la construcción de la 'bomba atómica'] Las armas, todas, están diseñadas y producidas para vencer al contrario, causando bajas entre seres
    humanos. No entiendo muy bien la 'virtualidad' del término 'población civil' ¿?

    De Junio 2018 a nuestros días:

    - ¿Constatan una bajada importante de ingresos en las ONG's?

    - Debe ser alarmante, dado el ímpetu con el que afrontan su 'contienda' Cada cual en defensa de su 'mendrugo'

    Si así fuere, gran satisfacción ciudadana -SOMOS SUJETOS DE DERECHOS- no el medio de trabajo 'caritativo' de otros; aunque, comprendo 'la defensa de muchas COLABORACIONES remuneradas, dado que su desaparición, incrementará la realidad de la POBLACIÓN TRABAJADORA ESPAÑOLA "SIN EMPLEO"

    En fin, el acoso y derribo de una actividad que data de la noche de los tiempos, desde que el hombre tuvo constancia de la existencia de otro hombre que le podía disputar derechos...Navantia, dice la wiki, "es una empresa pública española dedicada a la construcción naval civil y militar creada en 2005 como resultado de la segregación de los activos militares de la empresa pública Grupo IZAR...."


    Pero, ha debido sonar un tipo de 'ring' estos 3 meses, que han despertado conciencias ética....Los trabajadores de Navantía, también participan con sus cuotas a la TGSS para hacer frente a PENSIONES...

    Debemos enfrentarnos al tipo de sociedad que deseamos, comenzando por metamorfosear los medios de producción... tiene razón, pero, tanto dar 'con el palito a la mariana' canta...


    Corresponsabilidad.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • Mario José Mario José 23/09/18 10:39

      Irreligión, dice muchas cosas en su comentario, solo voy a contestar a la pregunta directa sobre Einstein. Einstein lamentó sus investigaciones sobre la energía nuclear viendo a posteriori los resultados. Personalmente nunca reprocharé a ningún científico sus investigaciones y los descubrimientos obtenidos por dichas investigaciones. El problema, desde mi punto de vista, no es el progreso de la ciencia, pero el empleo que los detentores del poder hace con él.

      Buenos días

      Mario

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 20/09/18 11:20

      Error: *sujetos de derecho* Disculpas.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 20/09/18 11:29

        Hay muchos mas errores dactilograficos:
        *incompatibles*
        *sofisticación*
        *sus 'derechos'*

        Disculpas, si hubiere más.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Jorge Ulanovsky Getzel Jorge Ulanovsky Getzel 20/09/18 10:11

    De felicitar a una persona capaz de expresarse tan clara y abiertamente contra toda la hipocresía que rodea la injustificable venta de armas a Arabia Saudí. Oposición que podría extenderse a toda la maquinaria asesina de la industria armamentista. Haber llegado a calificar, en defensa de la millonaria operación comercial, como “serios” a los gobernantes de la dictadura saudí, muestra hasta qué punto ya no se trata de renunciar a principios sino de declararse cómplice de un régimen que masacra poblaciones enteras, que encarcela y ejecuta a sus enemigos políticos, y amenaza con decapitar a mujeres defensoras de derechos humanos. Saludos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • itnas itnas 20/09/18 09:55

    Le felicito Sr. Diego, un gran artículo de denuncia y posible resolución. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.