x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

El orden de las cosas

Antonio Nadal Pería
Publicada el 22/10/2018 a las 06:00 Actualizada el 19/10/2018 a las 19:48
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Ganar una medalla de plata en unos Juegos Olímpicos no es un chollo según diversas investigaciones. O se gana la medalla de oro o la de bronce. Ser un segundón, incluso en el deporte, no es una alegría. Conseguir el oro es, por supuesto, una gran satisfacción. El que obtiene la plata se siente frustrado, a un paso de haber ganado el máximo premio, que tal vez hubiese conseguido con más esfuerzo, trabajo y dedicación. Mientras que el ganador del bronce tenía menos expectativas y aun así consigue un premio nada desdeñable.

En la vida laboral sucede otro tanto de lo mismo. Ser jefe es alcanzar una meta pero a partir de entonces las responsabilidades y el riesgo son mayores. El segundón, que se cree con méritos suficientes para ser el primero, ha de tragarse la rabia de no subir el último escalón y depender de las órdenes de otro al que mira con rabia o envidia. Mientras que el tercero en la escala de jerarquías se encuentra más cómodo, con menos responsabilidad, menos expuesto a pagar las consecuencias de los fallos en la gestión empresarial.

También en la familia es más conveniente encontrarse en un tercer plano, tanto en la propia como en la de la pareja. En la propia, el puesto que se ocupa es cosa del azar, en la otra te colocan quieras o no. En ésta, figuran en primer lugar los suegros, luego sus hijos (convertidos en cuñados) incluida la pareja, y en tercer lugar el cónyuge de la hija de los primeros y hermana de los segundos. Ese puesto lleva consigo no pintar nada o casi nada en la toma de decisiones, pero es cómodo por cuanto uno se libra de responsabilidades que le pueden superar. Distinto es el puesto que cada uno ocupa en su propia familia. Los tres primeros hermanos se pueden comparar con el caso de las medallas de oro, plata y bronce. El oro para el mayor, la plata para el segundo y el bronce para el tercero. El primer hijo es el que despierta más ilusión y recibe más estímulos, suele ser más responsable y conformista. El segundo hijo suele ser más independiente,  inconformista y rebelde y para llamar la atención de sus padres ha de destacar por habilidades propias, además de encargarse del más pequeño de los hermanos, el más mimado y protegido de la familia. Esto lo dicen los expertos y la experiencia, en general. Si se pudiera elegir el orden de nacimiento, mejor el primero o el tercero que el segundo, lo mismo que las medallas, mejor la de oro o de bronce que la de plata.


Antonio Nadal Pería es socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




Hazte socio de infolibre

12 Comentarios
  • @tierry_precioso @tierry_precioso 23/10/18 12:45

    Buena columna. No la pude leer ayer. Buen día!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Anselm Llorenç Anselm Llorenç 22/10/18 23:50

    Como divertimento, no está mal.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • MASEGOSO MASEGOSO 22/10/18 23:28

    No le deís los dos tantas vueltas. Yo fui el primero. Pero les salí rana. Inconformista, rebelde, llano en el tratro con los demás y respetuoso con las ideas. No podría estar bien en un lugar de "ordeno y mando".
    Así que, el factor lugar no es determinante en nadie. Cada cual es como es y tratar de cambiar el rumbo de las personas es amputarles su sentido de libertad, justicia y compromiso.


    Cordiales saludos a los dos y gracias por este dialogo situacional.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • platanito platanito 24/10/18 17:44

      Pués yo pienso, estimado MASEGOSO, que si tiene importancia el orden de aparición.
      El 1º es el esperado pero los padres son primerizos.
      El 2º llega y se tiene que hacer un hueco a empujones
      El 3º consigue mucho antes que los dos anteriores todos los caprichos y además consigue el apoyo de los mayores.
      En muy simplificado y con ningún valor científico. Salud.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • platanito platanito 22/10/18 07:48

    ¿ Y si eres el cuarto, como es mi caso?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    1

    • M.T M.T 22/10/18 08:09

      La ventaja de los pares, Platanito.
      Tú el 4° y servidora la 2a: ¿ segundona?, mujer entre 2 varones, mis hermanos, muy queridos y aliados, siempre complices en trastadas y peleas. Me vienen recuerdos de esconderme durante horas en armarios por si en el reparto de golpes, entre ellos o de algún otro, me pudiera llegar algo en el reparto...ja ja.
      Buen día, Platanito.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      1

      • platanito platanito 22/10/18 08:30

        Será porque somos divisibles. Y además tú eres primo. Solo te dejas dividir por la unidad. !multipliquémonos!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

  • M.T M.T 22/10/18 07:22

    Y en una traslación al orden político de las cosas ¿ se puede trastocar o subvertir ese orden?: el gobernante, el oponente, el aspirante. ¿ Qué ocurre con la alternancia en ese juego por llegar a ocupar el 1er puesto?
    Interesante su artículo: en muchas ocasiones me pregunto por el orden de las cosas y su posible subversión, sobre todo en la relación de poderes establecidos.
    Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    1

    • platanito platanito 22/10/18 08:10

      Te voy siguiendo los pasos!!!!
      En mi caso personal yo he tenido siempre debilidad por el 2º, el más independiente, dinámico y rompedor, y que lleva una vida familiar llana, sencilla y plena a la vez. ¿Se nota mucho que es mi preferido? ¡Y qué le voy a hacer, si yo... Etc...!
      ¿Y qué ocurriría con las coaliciones?
      Habas-Cal, Casado y Albert contra Garzón Iglesias Sánchez más cuatro árbitros norteños (Junqueras y Torra el este y Urkullu y Otegui al norte). Parece un partido de pelota valenciana.
      Feliz día

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      1

      • M.T M.T 22/10/18 08:14

        Coaliguemos, coaliguemos...y veremos.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        1

        • M.T M.T 22/10/18 08:31

          Coaliguemos, coaliguemos y ganemos. Como castellana me gusta más ganemos. Y sí se puede.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          1

          • platanito platanito 22/10/18 09:20

            Pués....A jugar!

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            1

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.