x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

La matraca catalana

Ángel Lozano Heras
Publicada el 04/12/2018 a las 06:00 Actualizada el 03/12/2018 a las 21:16
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

En España hay presos políticos. Ya sé que muchos veteranos antifranquistas me saldrán con eso de que en España últimamente solo han existido los presos políticos de la dictadura de Franco (sin pretender equiparar yo la comparación procesal). Pero sí existen. Llámense como ustedes quieran (a la derecha o a la izquierda) y están en la cárcel por su actividad y motivaciones  políticas. Y, mientras tanto, sigue la matraca catalana, ahora  con más fuerza con una huelga de hambre de los apresados y otros pidiendo un artículo 155 aún más duro que en tiempos de Rajoy.

Los líderes independentistas encarcelados, especialmente dos al menos, Jordi Cuixart, líder de Ómium Cultural, y el expresidente de la Asociación Nacional Catalana, Jordi Sánchez, ¿no son presos políticos?

Se subieron a un todoterreno de la Guardia Civil para contener el ímpetu independentista de miles de catalanes y encauzar la concentración frente a la sede de la Consellería d’Economía. Emplazaron a la gente a que se manifestara pacíficamente y luego se disolviera. ¿Qué delito –tan grave, de lesa humanidad– han cometido los señores Cuixart y Sánchez?

Por defender el derecho de autodeterminación y los derechos y libertades fundamentales de millones de catalanes, llevan en prisión preventiva –sin condena– más de un año. No han realizado actos de rebeldía ni violentos; no llevaron armas ni aceptaron consignas bélicas para conseguir la república catalana. Son insumisos, pacifistas reconocidos e indomables, a los que le están conculcando sus derechos y libertades fundamentales.

Podemos considerar que el juez Pablo Llarena, la magistrada Carmen Lamela –y el Ministerio Fiscal– (con anuencia de parte del poder judicial del Tribunal Supremo, afecto al PP) no son independientes. Cuixart y Sánchez no han cometido rebelión alguna. Y el juez y el Poder Judicial lo saben. Tampoco los otros presos independentistas han perpetrado dicho delito. En los despachos jurídicos de la Unión Europea se mofan –y se escandalizan– por esta jurisprudencia de escándalo, que el PP impuso desde un principio a capa y espada. Un recurso ante lo órganos judiciales de la UE no soportaría esas acusaciones. Y de seguir así, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo puede darnos un coscorrón judicial tremendo con la sentencia del procés. El problema catalán no se resuelve con judicializarlo y con penas de cárcel, sino con diálogo y acciones políticas. Se ha tratado un conflicto político como si fuese un conflicto judicial. Jueces y fiscales han ocupado el papel de los políticos.

El Gobierno de Pésanchez, reflexionando más razonablemente, y por tanto la Abogacía del Estado, acusará solo de sedición a los líderes del procés.

Disparidad de criterios técnico-jurídicos que abren un debate jurídico entre el Gobierno, el Ministerio Público y la Abogacía del Estado. También entre los partidos políticos. Existen esas discrepancias serias, más allá de lo puramente judicial. El Gobierno del PSOE defiende que esa decisión de la Abogacía del Estado se rige por estrictos valoraciones profesionales, que no es una imposición gubernamental. Es más, estos desacuerdos entre la Fiscalía y la Abogacía obedecen al debate jurídico abierto sobre el tema, sostiene la ministra de Justicia, Dolores Delgado. Y desde Juezas y Jueces por la Democracia ven técnicamente errónea la acusación de rebelión de la Fiscalía.

El fiscal general Maza, colocado por el PP (fallecido hace un año en Argentina), inició la judicialización del conflicto catalán, a instancias de su ministro de Justicia Catalá y la tropelía pepera. Y de ahí vienen todos los males o al menos algunos, decisivos. El Gobierno del PP utilizó los poderes del Estado para reorientar un tema político en judicial. Pero este Gobierno socialista no está de acuerdo con la imputación de rebelión, pues entiende que no ha habido uso de armas ni alzamiento militar o civil armado y con violencia clara. O sea, que no fue un alzamiento violento. Son interpretaciones de un Código Penal que nunca tuvo que  aplicarse al tema catalán. O al menos, solo el que estaba desde el comienzo:  desobediencia grave o no, prevaricación y malversación de fondos públicos. Es un simbolismo que puede ser revertido en la vista oral, por la Fiscalía, y después en la aplicación de las penas –si las hubiera– o en los posibles indultos. Pero respecto a Cuixart y Sánchez no les afecta esos delitos porque no eran cargos públicos.

¿Esta peticiones de cárcel a los independentistas catalanes, por rebelión o sedición, cierran la aprobación de los presupuestos generales? No; debe hacerse política al margen de la situación procesal. Pero ya sabemos que, ahora mismo, para los catalanes independentistas, estas calificaciones atenuadas de la Abogacía previas al juicio oral son un gesto insuficiente. Y para la oposición, PP y C’s, son demasiado condescendientes, indecentes e inmorales. Pero el caso es que el gobierno de Rajoy solo se personó en la causa por delito de malversación. Y ahora cacarean, los líderes histriónicos Casado y Rivera, con tactismos electoralistas descarados.

Pese a que un expresidente del Tribunal Supremo y reconocidos jueces y catedráticos juristas, no independentistas, en España y en la UE, hayan contradicho, desde un principio con argumentos y Código Penal en mano, a la Fiscalía y al juez Llarena, estos siguen en sus trece. Y también admitieron intromisiones intolerables y errores de bulto en épocas del PP de Rajoy y de Maza. Les acusan de haber lanzado contra el independentismo a sus fiscales y jueces, a la Policía y Guardia Civil y a los buitres del Ibex con sus tanques económicos.

Tampoco ayudan a solucionar el procés, las ambiguas y equívocas interpretaciones de algunas togas judiciales y medios de comunicación (no todos) con gran poder, y los discursos irresponsables y peligrosos como los de Pablo Casado y Albert Rivera, semejantes a los de Vox.
____________

Ángel Lozano Heras es socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

7 Comentarios
  • Cuca de llum Cuca de llum 07/12/18 17:29

    En mi opinión, es un buen artículo con un pésimo título..

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • kelykely kelykely 07/12/18 23:16

      Cuca de llum, en realidad el titulo es "En España hay presos políticos"... 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Infobron Infobron 05/12/18 15:41

    Estoy de acuerdo con que la solución al conflicto catalán sólo puede ser política. Pero, ¿Cuixart y Sánchez sólo se subieron al coche de la Guardia Civil para aplacar ánimos? ¿Llevan años calentando ánimos y a última hora se dedican a aplacarlos? ¿No fueron partícipes con bastante protagonismo en la organización de ese acto que se oponía a un mandato judicial (el registro de la Conselleria? Es posible que sedición o rebelión sean categorías jurídicas exageradas para lo que ocurrió. No lo sé, no soy jurista. Pero, ¿de nada cabe acusarles? El artículo, aunque lleve razón en muchas de sus aseveraciones, es sesgado y un poco naive, si se permite la expresión.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    1

    • kelykely kelykely 05/12/18 17:41

      Amigo Infobron, discrepemos en varias cosas, entre ellas lo del texto naive…, No es nada memo ni cándido. sino realista. También se discrepa en lo de la acusación de  Cuixart y Sánchez, ¿desde cuándo luchar por lo que crees pacíficamente sin violencia, aunque calentado ánimos, es un delito de rebelión?
      Y en la dictadura franquista y en la Transición. ¿no se llevaron hasta el límite, acciones protesta contra lo “oficialmente” regulado…?  Pero  no fuimos acusados de rebelión… 
      Lo hecho con estos dos presos activistas. raya la venganza judicial estatal española, al estilo de un Tribunal calcado de la Inquisición. Y eso, a pesar de que se cometieron muchos errores entre los “independentistas”. Pero serian delitos de multas e inhabilitacion. a lo más…

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      2

      • Ambón Ambón 09/12/18 13:52

        "Y en la dictadura franquista y en la Transición. ¿no se llevaron hasta el límite, acciones protesta contra lo “oficialmente” regulado…? Pero no fuimos acusados de rebelión… "

        ¿En que país vivias?, En la España franquista se acusaba de rebelíon, de hecho esa fué la acusación principal que los rebeldes franquistas hicieron contra los leales republicanos.

        Los presos catalanes lo están porque se les acusa de delitos, no por sus ideas políticas, otra cosa es que estemos de acuerdo en los delitos concretos de que se les acusa.

        Creo que no debían estar en la cárcel, pero no son presos politicos.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • XIMO ESTAL XIMO ESTAL 05/12/18 11:54

    Palabras sensatas. No habrá solución sino hay diálogo. Y mientras tanto Vox y la la ultraderecha creciendo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • kelykely kelykely 04/12/18 09:25

    Los tres poderes del Estado están últimamente en entredicho, con razón… En concreto, ahora el poder judicial lo está por sus propios errores (sobre todo del Presidente Carlos Lesmes y otros magistrados…)
    Los mecanismos más básicos del Estado de derecho se estrangularon con el tema catalán.
    El Gobierno pepero de Mariano Rajoy, con la complacencia ferviente de la Justicia (ministro Catalá), judicializó el problema político del “procés” lanzando a través del Fiscal General del Estado (el fallecido Maza) unas acusaciones truculentas y sin fundamento.
    Por ello, se han pedido elevadísimas condenas de cárcel a los líderes del movimiento independentista y del anterior Gobierno de la Generalitat. 
    En la UE estas peticiones de pena son muy cuestionadas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.