x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

El error Morante y el futuro de la tauromaquia

Antonio Campuzano
Publicada el 13/12/2018 a las 06:00 Actualizada el 12/12/2018 a las 18:36
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Asentada la realidad pública y de representación política de Vox, tras las elecciones andaluzas del 2 de diciembre, uno de los apoyos de más notoriedad mediática a la formación de reciente epifanía es el del torero José Antonio Morante de la Puebla. La relación de Morante con un partido que incluye la defensa de la tauromaquia en su prontuario no resulta forzada, máxime cuando la profesión del relacionado está siendo satanizada por otros partidos políticos hasta pedir su prohibición como espectáculo. Pero la proximidad de matadores de toros con políticos concretos o con siglas muy identificadas se han quedado en manifestaciones tibias cuando se comparan con la actitud de Morante respecto de Vox y Santiago Abascal, su más connotado líder.

La entrega y el vuelco del torero con el logotipo y su principal icono, con exhibición externa e implicación logística, supera cualquier comparación de relación ancilar y subordinada. Morante de la Puebla, en su disciplina profesional, representa una variante, una tendencia, conocida como artística, por decirlo para entendimiento de aficionados, indiferentes y detractores, para diferenciarla de aquellos diestros más valerosos pero de maneras y desempeños menos estéticas.

El torero de La Puebla siempre ha representado una discordancia, una excepcionalidad, una corriente polémica y en cierto modo valedora de ortodoxias y purezas, que significaba una rareza y un asentamiento en medio de un espectáculo rutinario y amenazado no ya por la presión denigratoria externa sino por la propia obsolescencia de la organización taurina. Quiero ello decir que el torero sevillano hace una doble manifestación de afirmación constitucional de defensa de la tauromaquia, pero arrastra y prende su acción de voluntad con una militancia que une su destino al del partido Vox.

Probablemente se trata del caso más esclarecedor sobre las intenciones políticas de un primer espada del universo taurino. Al final de la guerra civil, la polarización cruel que significó la contienda y la recuperación de los toros en el inicio de lo que sería un régimen dictatorial de cuatro décadas, la afinidad de los toreros con el estado nacional no era infrecuente. Marcial Lalanda parecía más cercano a la lealtad franquista, como el alejamiento de los hermanos Dominguín no era dudoso de escasa simpatía con el sistema de gobierno imperante. La calidez de amistad de los Dominguín con Picasso generaba sarpullido en esos círculos del franquismo. José Tomás mantiene su hermetismo y uno de los síntomas de su aura de misterio pasa por la negativa a brindar toros al emérito rey Juan Carlos. Pero estos acercamientos/alejamientos a la incitación política son tangenciales, no pasan del hecho puntual, de la fricción ocasional para evitar la influencia para siempre.

Todo lo contrario ofrece la impresión con Morante, que une su necesidad de defensa de la tauromaquia con un impulso de compromiso con una opción definida en el campo de las relaciones públicas. A partir de ahora, las comparecencias de Morante en los ruedos salpicarán de todo lo extra  profesional imaginable para convertirse en performances donde lo grotesco, incluso lo bufón, tendrán su acomodo. No cabe duda que en el toreo de las últimas décadas, Morante ha representado y aún conserva vigencia de epígono de la interpretación más genial de las suertes de ejecución del toreo, considerado con toda justicia un artista de la lectura de esta disciplina, con manejo de una gestualidad y propietario de una liturgia verdaderamente singular.

Lo mismo, en la literatura, se ha dicho, por ejemplo, de Céline, quien ocupa un lugar destacado en la historia de la virtud literaria del siglo XX, pero compensada negativamente por su inclinación en la discrepancia defensiva del antisemitismo, que le haría participar en alineaciones emocionales con los fascismos en boga. El vuelco íntimo de Morante con Santiago Abascal puede desnaturalizar mucho una idea de la tauromaquia como un bien aún protegible. Si para los prohibicionistas ya representaba una anomalía de desprecio por la vida animal, la carga política que supone tan estrecho matrimonio entre la visceralidad política y la notoriedad de un torero de renombre puede desembocar en una construcción factual que aparque los toros definitivamente como una manifestación marginal que configure para siempre una orquestación alejada de las emociones, de la plasticidad y de la estética.
_________

Antonio Campuzano es socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

18 Comentarios
  • JuaniKo JuaniKo 16/12/18 14:40

    PODEMOS comete un error al proponer Un referendun sobre los toros, es mas, Podemos no debe opinar de los toros como partido politico, los toros , como el futbol, la religion, el nacionalismo etc... son sentiimientos y pertenecen a la esfera PERSONAL se debe legislar lo MINIMO sobre ellos. Porque hay personas que siendo de izquierdas estamos en contra de los Antitaurinos. ESTOY SEGURO QUE EL VOTO DE ATAPUERCA se basa en ideas simples, una de ellas es dar una bofetada a los Antitaurinos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    1

    • acracio acracio 30/12/18 22:06

      ¿Y dónde deja usted los sentimientos de los animales, cuya tortura es utilizada como espectáculo para sicópatas como usted y los taurinos? Soy español y no me meta usted, y a muchos, en la mal llamada Fiesta Nacional. La Inquisición también fue un espectáculo creado por los Reyes llamados Católicos y está afortunadamente en el basurero de la historia. Es el progreso, estúpido, que diría su amigo Rato.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • Anselm Llorenç Anselm Llorenç 14/12/18 19:03

    Soy antitaurino, pero no puedo dejar pasar la relación mecánica que se establece entre torerismo y derecha o extrema derecha. En la II República hubo toreros de derechas y de izquierdas. Especialmente había muchos subalternos de izquierdas. Entre las izquierdas, los únicos que estaban contra las corridas de toros eran los anarquistas. Como anécdota, mi difunto tío fue miliciano y siempre fue aficionado a los toros.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • JuaniKo JuaniKo 16/12/18 14:25

      Estoy de acuerdo contigo, nunca he pagado por ir a los toros, pero tampoco soy partidario de satanizarlos como hacen por ERROR y por ignorancia los partidos de Izquierdas, que quiza porque creian, tambien erroneamente que ganaban un puñado de Votos de Revolicionarios pijos, de postal de PCMA; Cuando lo cierto es que perdian MUCHOS votos de gente que siendo de Izquierdas, adoran los toros y no me extraña que hayan teniido que apoyar a VOX, el unico partido que se ha enfentado a lo politiicamente correcto................................................................................................................................... Vamos a ver si se enteran los ideologos de Izquierdas. LOS TOROS NO SON DE DERECHAS, por cierto La Monarquia tampoco tiene porque ser de Derechas.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      2

  • jorgeplaza jorgeplaza 14/12/18 00:09

    La tauromaquia se va a morir ella sola sin necesidad de Morante. Los toreros, sobre todo las figuras, han colaborado eficazmente en el declive de los toros a base de no torear más que toros suaves, blandos, muchas veces sospechosos de cuernos o incluso de haber sido narcotizados. Pero yo creo que la razón fundamental del ocaso taurino es que la sociedad española hace ya muchos años que dejó de ser una sociedad agraria. Muy poca gente vive en y del campo. Muy poca gente está familiarizada con el ganado. Del mismo modo que se ha acabado la cantera de curas porque la gente ni cree ni necesita el sustento seguro del curato de antaño, se ha terminado la de toreros porque para la inmensa mayoría de los jóvenes un toro es algo más exótico que un dinosaurio, y eso que los dinosaurios se extinguieron hace 60 millones de años. Además, es mucho más arriesgado y bastante más improbable llegar a millonario siendo torero que siendo futbolista: cuéntense, si no, las figuras del toreo y los futbolistas de primera división. La puntilla (perdón, perdón por el término taurino) puede que se la terminen de dar los pintorescos animalistas, pero la tauromaquia ya venía con media en la yema.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    3

  • HEREJE HEREJE 13/12/18 20:27

    Ciertamente desconozco si ese charcutero hace mejores morcillas que otros. Por mí como si quiere poner una casquería para venderle sesos a Abascal, a ver si le da por pensar. No he entendido nunca el arte en esa vergüenza histriónica que trata de la tortura y asesinato cruento de pobres animales indefensos mientras unos animales mucho más peligrosos se regocijan en las gradas mientras se festejan y exhiben su barbarie como símbolo de poder. ¡¡Qué asco!!. Yo siempre voy con el toro.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    5

    3

    • JuaniKo JuaniKo 16/12/18 14:14

      Querido y admirado Hereje, permiteme discrepar de tu comentario, por una vez ( toda regla tiene excepciones). En esto de los toros soy admirador de Tragabuches ( torero y uno de los 7 niños de Ecija); A pesar de no ser aficionado a los toros ni haber ido en mi vida a una corrida siento especial admiracion por estos que se juegan la vida, el toro ni es pobre ni indefenso, en tiempos de Tragabuches los caballos no llevaban petos protectores y morian mas caballos que toros y mas toreros por cierto debutó para acabar la faena de G.Romero que resultó cogido ................... Solo por la aportacion al arte y al diccionario, los toros merecen un respeto, que por cierto le ha dado muchos votos a los Barbaros de Atapuerca ( Almeria).

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      2

  • luzin luzin 13/12/18 14:03

    Es triste ver como se mezclan churras con merinas y como el nacionalismo politiza e intenta apropiarse de cualquier actividad. Si Morante decide apoyar una determinada fuerza política ese es su tema. El nacional-catolicismo español intentó apropiarse de determinados aspecto de la cultura de un determinado grupo, entre ellos de la Tauromaquía, y hacer bandera política de algo que no debería serlo.
    En este sentido quiero reivindicar y recordar a los dos banderilleros anarquistas, Francisco Galadí Melgar y Joaquín Arcollas Cabezas, que fueron vilmente asesinados junto con el enorme poeta Federico García Lorca

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    7

    • jorgeplaza jorgeplaza 13/12/18 23:57

      Muy oportuno recuerdo a aquellos dos banderilleros. Según cierta descerebrada progresía actual ser torero equivale a ser un asesino. Me gustaría recordar igualmente la amistad de García Lorca con el torero Ignacio Sánchez Mejía, a quien dedicó un poema muy conocido después de que un toro lo matara.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      3

      • JuaniKo JuaniKo 16/12/18 14:47

        En esto de Los toros, estoy de acuerdo contigo ( casi nunca lo estoy).Es un gran error de la Izquierda, Los Antitaurinos de verdad ya votan PCMA y siempre votaran al original. Ademas de que los toros no tienen ideologia.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

  • AMP AMP 13/12/18 13:18

    Antonio, por favor. Los toreos han sido mayoritariamente partidarios de la derechona más recalcitrante. Se termina mucho antes nombrando a los que no lo fueron.
    El mundo de la tauromaquia, ni te cuento, no creo que se escape alguno.
    Algabeño hijo, un criminal del golpe de estado franquista. Dominguín, por favor, amigo íntimo de juergas con el yernísimo marqués de Villaverde. El cordobés, muletilla del franquismo. Lalanda y muchos más haciendo el paseíllo con el brazo en alto. Así que no sé porqué extrañarse de este seguidor de vos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    3

    4

    • jorgeplaza jorgeplaza 14/12/18 00:18

      Eso que usted dice es sencillamente falso. Mi abuelo paterno fue carpintero. El materno, descargador de pellejos de vino. Como ve, millonarios los dos. Millonarios y muy aficionados a los toros. El materno incluso intentó ser torero. Ninguno era andaluz, por cierto: uno, de Madrid; el otro, de cerca: de Navalcarnero. Claro que de eso hace más o menos un siglo. España era entonces una sociedad agraria: la mayor parte de la renta y del empleo procedía del campo. Hace muchos años que ya no es así y se nota: mi padre era algo aficionado, aunque no tenía dinero para ir a las corridas, pero su afición real era el fútbol. Yo he ido tres veces a los toros en mis 65 años de vida (una vez cada 22 años: todo un aficionado). Para mis hijos, los toros son casi tan exóticos como el teatro kabuki. Sus hijos, si los llegan a tener (que no parece) tendrán que consultar en internet o lo que haya entonces para saber de qué habla el abuelo cuando habla de toros.

      Pero es mentira que los toros hayan sido una fiesta de ricos. Si no sabe usted de qué habla, por lo menos cállese y no pontifique.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      2

      • AMP AMP 14/12/18 11:33

        Amigo Jorge, dice: "Eso que usted dice es sencillamente falso." Así que yo pontifico, ¿ y usted?. Yo me he limitado a responder al articulista exponiéndole ejemplos reales de hechos incontrovertibles. ¿Dónde he hablado aquí de ricos y pobres? ¿Qué tiene que ver aquí el dinero ni la clase social, con lo que yo he dicho a Antonio?, para ser un mataanimales por diversión o por salir del hambre no hay que ser ni rico ni pobre ni de derechas ni de izquierdas,
        aunque sea la derechona principalmente la que defienda tal barbaridad, simplemente alguien que no tiene sentimientos para con los animales.
        Por otro lado. ¿Quién coño eres tú para mandarme callar? ¡Será imbécil!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 13/12/18 11:30

    Muy interesante columna. Buen día.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Elvira Nantes Elvira Nantes 13/12/18 11:17

    Repugnante! Como todo lo que tenga que ver con esa aberración que llaman tauromaquia...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    5

    • jorgeplaza jorgeplaza 14/12/18 00:10

      No diga usted bobadas, ande.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      0

  • Ambón Ambón 13/12/18 09:26

    El negocio de la tauramoquia hace mucho tiempo que se apartó de lo popular, no hay mas que ver un mediodía de sábado cualquiera el programa taurino de la 2, en el se aprecia que ni el lenguaje, ni la forma de vestir de los protagonistas, ni los valores que dicen defender tiene ya nada que ver con lo que cualquier ciudadano entiende por popular, a menos que a lo de popular se le anteponga lo de partido.

    Que por cierto es dificil encontrar mayor muestra de populismo que llamar popular a un partido que defiende a las clases dominantes.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    3

    • AMP AMP 13/12/18 12:49

      Lo que no entiendo es que una televisión que pagamos todos tenga programas como ese, o la misa en un Estado aconfesional.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      3

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.