x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

Desprendimiento de rutina

Pablo Alcázar
Publicada el 13/01/2019 a las 06:00 Actualizada el 12/01/2019 a las 16:11
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Las fiestas, en las sociedades tradicionales, suponían un desprendimiento de la rutina. Del trabajo agotador. De la explotación de los horarios y de los relojes. Todavía por los años 80, si te invitaban a dar un pregón de fiestas, sermoneabas sobre lo revolucionario del carnaval, de las fiestas. E invitabas a los vecinos a tirarse a la calle en las fiestas señaladas y a disparar a los relojes, como hicieran aquellos arcabuceros franceses de finales del siglo XVIII que dispararon contra los relojes que desde los más alto de los edificios medían inexorables el tiempo organizado, el tiempo del trabajo. Las fiestas eran entonces espacios conquistados al poder que a lo que tiende es a tener a la gente trabajando sin pausas. Esclavizada. Porque siempre hay quien tiene que trabajar, para que unos cuantos no den golpe.

En la Asamblea de las mujeres, de Aristófanes (444 a. C.), Praxágora, la protagonista, propone un comunismo absoluto: “Pues bien; que nadie me contradiga ni interrumpa antes de conocer mi sistema y de haberme oído. Quiero que todos los bienes sean comunes, y que todos tengan igual parte en ellos y vivan de los mismos; que no sea éste rico y aquél pobre; que no cultive uno un inmenso campo y otro no tenga donde sepultar su cadáver…, en una palabra: establezco una vida común e igual para todos”. Perfecto. Pero Blépiro, su marido, no lo tiene tan claro y le pregunta que quién cultivará la tierra. Praxágora lo tranquiliza: “Los esclavos. Tú no tendrás otro quehacer que acudir limpio y perfumado al banquete”.

Las sucesivas reformas laborales se han encargado, con sus contratos de mierda, de hacer desaparecer los relojes, sin disparar un solo arcabuzazo. Y ha sido la fiesta perpetua en que se ha convertido España vendida, con la anuencia de todos nosotros, a los turistas extranjeros, que la invaden permanentemente, la que ha roto todos los relojes. España ha sido tomada por los forasteros y es hoy un after hour sucio de meadas y vómitos. Intransitable para los nativos. Ahora, España está abierta las 24 horas del día, vendiendo tortillas de patatas, paella y migas con torreznos. Nuestros jóvenes son ahora los esclavos que, sin horarios definidos ni pagados, ponen todos los días la mesa del banquete a los de fuera y a los listos de dentro que los explotan. La fiesta es ahora la rutina.
___________

Pablo Alcázar es socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

6 Comentarios
  • Ambón Ambón 15/01/19 11:03

    Los esclavos son los trabajadores jóvenes o no, y de ambos sexos, porque la vuelta de tuerca de las relaciones laborales en la segunda mitad del siglo XX ha significado un empeoramiento de la calidad de vida de la gente con el engaño de la liberación por el trabajo.

    Se nos ha convencido que el trabajo realiza socialmente a las personas y todos sabemos que eso solo pasa en los casos excepcionales en que alguien realiza una actividad satisfactoria para el o ella y además le pagan por ello, la inmensa mayoría de la población trabajamos por dinero y porque no tenemos mas remedio que hacerlo, pero en la generación de nuestros padres con que trabajara uno de los miembros de la pareja, toda la familia vivía como el resto de sus vecinos, ahora para vivr como todos necesitan trabajar los dos, es decir, dos explotados, frente a uno de hace 40 o 50 años. ¿De verdad estamos mejor en este sentido?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • Pablo Alcázar Pablo Alcázar 15/01/19 11:28

      De la patria, solo queda la palabra con la que nos martillean y asustan unos y otros, el poder y el dinero está en instancias desubicadas, pero eficaces, que nos dicen lo que tenemos y no tenemos que hacer. Gracias por su comentario. Un saludo cordial.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 13/01/19 14:42

    En fin, su cita es real, pero, quizás, en referencia a la comedia antigua de Aristófanes, y en este particular, sus comedias con argumentos "Asambleistas", concretamente a la 'manipuladoradeasambleas', Praxágora, resultaría complementario exponer, que Aristófanes, imita de forma burlesca, costumbre y comportamientos sociales -en este caso, la marginación de las mujeres- decidido a evidenciar estas lacras en la sociedad ateniense.

    "La Asamblea de las mujeres' que refiere, fué representada tras el final de la guerra, en el 392 a.C.

    "Las mujeres, hartas del mal gobierno de sus maridos, deciden en reunión establecer normas de gobierno a su manera, entre ellas la comunidad de bienes. Praxágora es elegida presidenta del nuevo gobierno. La comicidad de la pieza, la aseguran la adpción de nuevas normas sociales, según las cuales, la ley garantiza que tanto jóvenes como viejos, mujeres hermosas o menos bellas, deben obtener una misma cuota de relaciones sexuales..." (A.Guzmán Guerra, 'Introducción al teatro griego')

    Modestamente, considero esta especie de 'prólogo' necesario: introduce el argumento y predispone al público...imprescindible en la estructura de la comedia.

    Fuera bromas, en nada resta la veracidad del problema expuesto por usted, Sr. Alcázar, respecto de la 'inquietante' esclavitud de nuestros jóvenes y no tan jóvenes, en este 'after hour sucio de meadas y vómitos' en que, el poder económico-financiero, y con el único objetivo de incrementar beneficios, han convertido el tejido laboral de la tan cacareada "ESPAÑA", Una, grande y libre...

    A 'Una' no se si lograrán reducirla; pero, respecto de 'grande' y 'libre'... al servicio del poder eclesiastico-económico-financiero, garantizado por las FAEs...¡están en ello!

    Saludos cordiales,

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • Pablo Alcázar Pablo Alcázar 14/01/19 21:49

      Gracias por la contextualización. La fecha que doy de 444- debí de aclararlo- es la del nacimiento de Aristófanes y no la de el estreno de la obra. Saludos cordiales

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • AMP AMP 13/01/19 10:40

    Tal cual lo explicas, Pablo, tal cual.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • Pablo Alcázar Pablo Alcázar 14/01/19 21:52

      Gracias, un saludo cordial.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.