x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

Billy el Niño

Gonzalo de Miguel Renedo
Publicada el 26/02/2019 a las 06:00
Todos hemos pasado por un mal trago a consecuencia de una discusión trivial en la calle con un desconocido o de un disturbio dialéctico tras un sobresalto circulatorio. Lo mal que se pasa luego, ¿verdad? Andamos todo el día dándole vueltas, castigándonos por no haber sabido reaccionar con más educación y pesarosos también de haber sufrido un ataque excesivo por la otra parte, la cual, como nosotros, salvo que sea una ameba, andará igualmente dándole vueltas a su lamentable actitud. Horas, días, en ocasiones semanas, padeciendo en el recuerdo aquella experiencia desagradable, hasta que se pasa.

Bien. Pues ahora imagínense a una persona que haya sido torturada a conciencia, abusando de su condición física y mental hasta apurar su resistencia, las más de las veces ignorando la razón de tanta iniquidad. El tiempo que pasa sin que se cure. La tortura es el mal absoluto. Es el ataque a la dignidad humana, sin defensa posible. En España hay torturadores sueltos, como Antonio González Pacheco, más conocido como Billy el Niño. Este personaje, calificado por sus víctimas como un chulo y un sádico profesional que disfrutaba haciendo sufrir, goza de muy buena salud económica, gracias a su jugosa pensión de inspector de policía, pero también a cuatro medallas pensionadas, una de ellas otorgada en 1982.

Pedro Sánchez se comprometió a retirárselas, pero debe costar mucho expropiar honores indebidos a un canalla. Vivimos en un país en el que resulta extremadamente sencillo desahuciar a un desgraciado por no pagar el alquiler, pero resulta casi imposible recuperar la dignidad pública quitando méritos a un torturador. ¡Cómo para sacar los despojos del dictador del Valle de los Caídos cuando ni siquiera podemos arrancar las medallas de la pechera de uno de sus sicarios!

En fin, la sociedad española padece aún los coletazos de la resaca del franquismo. Y es bueno saberlo. Al menos, piensen en ello la próxima vez que sientan la tentación de hacer un escándalo a cuenta de una discusión de tráfico o montar un pollo a alguien que se salta la cola del súper. No merece la pena sufrir por ello ni magnificar nimiedades cuando uno piensa en el dolor profundo que debe sentir una víctima de Billy el Niño cada vez que se cruza con él en su misma calle, como se relata en el documental galardonado con un Goya, El silencio de otros. Una tortura a título póstumo que permite este Estado nuestro, tan escrupuloso, en cambio, con vigilar la legalidad ajena en otros lares.
_____________

Gonzalo de Miguel Renedo es socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema




7 Comentarios
  • Ambon Ambon 27/02/19 13:34

    El puebo soberano elige cada 4 años a un poder legislativo, de hecho el 28 de abril volveremos a las urnas.

    Si este gobierno no ha podido retirar las medallas al canalla por que la ley no lo permite, quiero ver como en el programa electoral se anuncia un cambio legislativo para que sea posible devolver la dignidad a las víctimas y si es posible que tenga también un carácter condenatorio y de reprobación social OFICIAL de esa mala persona, lo de exigirle que devulva lo cobrado por esas inmerecidas medallas entiendo que no será posible.

    También se debe recordar cuando y quienes le han dado esas medallas, porque alguna creo que se la dió Martín Villa, despues de muerto el dictador, y este funesto personaje también debe ser reprobado y condenado como mínimo a la "pena del telediario"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Janubio Janubio 27/02/19 11:26

    Este gran país contra un torturador. Gana el torturador. Este gran país contra la descendencia del dictador. Gana la descendencia. Este gran país contra los ciudadanos de a pie. Gana el aparato del estado. No entiendo que esto pase en la democracia consolidada del rey Borbón. Sabrá que estas cosas ocurren en su gran país?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Grobledam Grobledam 27/02/19 09:47

    "Mala gente que camina y va apestando la tierra".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Ciro2 Ciro2 26/02/19 14:01

    El súmmum de la indecencia, no solo no responde por sus crímenes sino que es recompensado por ellos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • AMP AMP 26/02/19 13:22

    Gonzalo, estamos en Egpaña.
    Ya lo dijo Fraga: Spain is..., claro que, por razones muy diferentes a las que él promocionaba.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • AMP AMP 26/02/19 13:22

    Gonzalo, estamos en Egpaña.
    Ya lo dijo Fraga: Spain is..., claro que, por razones muy diferentes a las que él promocionaba.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • Hammurabi Hammurabi 26/02/19 09:11

    Una vez más parece estar todo bien atado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

 
Opinión