x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

Sobre la práctica periodística

José Antonio Villar Oiarzabal
Publicada el 22/07/2019 a las 06:00 Actualizada el 21/07/2019 a las 15:40
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Desde la política y, sobre todo, desde el periodismo se reivindica la libertad de expresión como indispensable y no hay duda de que la reivindicación es justa, pero no en términos absolutos.

Las libertades, todas, tienen sus líneas de frontera que no se pueden traspasar sin vulnerar la ética en general y la profesional en particular.

Ni la ética política ni la periodística ni ninguna otra permiten la libertad de mentir ni dar por buena la mentira, tergiversar o aceptar la tergiversación, insultar o no condenar el insulto, manifestar o aceptar como ciertas las afirmaciones, dudas o negaciones especulativas, interpretativas, subjetivas sin fundamento de objetivación sobre cualquier persona o circunstancia.

Soy testigo de la existencia y de la actividad impecable de algunos políticos y periodistas, no demasiados, pero también de la práctica demasiado habitual de manifestaciones políticas y periodísticas no respetuosas con lo que creo el límite de la ética profesional.

Las famosas 5W traducidas “quién” “qué” “cómo” “cuándo” “dónde” que todo periodista ha estudiado al inicio de su carrera y que supuestamente deben constituir la base de la objetividad de un relato sólo serán objetivas si son verdad y otras dos que algunos añaden también en el lote “porqué” y “para qué” son siempre especulativas, interpretativas y subjetivas si no existe una confesión explícita del sujeto o sujetos actores del hecho.

Llegado hasta aquí en mi exposición, presumo con cierto fundamento porque ya estoy acostumbrado a ello, la pregunta que se harán algunos: ¿Quién es este individuo que se permite darnos lecciones de periodismo o de comunicación política a quienes tenemos experiencia de tantos años de profesión?

No es mi propósito aleccionar a nadie, pero sí poner ante el punto de mira critico las actuaciones impropias que se pasan por alto.

En cuanto a mí como individuo pensante, puedo afirmar que a este individuo no le ha gustado nunca “fardar” de “entendido” en este tema ni en ningún otro, ni ha contratado nunca a nadie para buscar o vender esos reconocimientos, pero lleva más de medio siglo estudiando, analizando, trabajando y criticando, sin mucho éxito por cierto, las actitudes que ve fuera de lugar según su disciplina de la Teoría de la Comunicación Humanística susceptible de constituir un alegato multidisciplinar de Comunicología, término sin reconocer aún por la Academia, que publicó en una tesis ad hoc. Puede presentar, naturalmente, las acreditaciones académicas (de verdad y no regaladas ni compradas) de las diversas universidades que le ha sido dado pisar.

Soy pecador, sin embargo, pero con propósito de enmienda si se me llega a convencer del error de mi pecado, de confesarme independentista vasco, aunque defino claramente el concepto y confieso explícitamente su “porqué” y su “para qué” de forma que se entiendan, si se quiere, por quien quiera, porque todo el mundo puede.

A los pecadores como yo, no se les suele permitir en la mayoría de los medios la intervención equilibrada ni en número ni en tiempo con respecto a los virtuosos de turno, pero en infoLibre se han publicado enteramente mis escritos. Pena que resulto minoría pecadora dentro de una mayoría de virtuosos.

Nadie ha querido ¿o tal vez podido? rebatir, ni siquiera debatir, las afirmaciones que he publicado de una o de otra forma ni responder a las preguntas sin dobles intenciones cuyas respuestas suelo esperar directas, que es lo más sencillo, pero salvo algunos indicativos de que mis preguntas son razonables y lógicas, me encuentro con respuestas-pregunta que sugieren la interpretación, subjetiva claro está, de que se me atribuyen determinadas y no confesas intencionalidades ¿perversas? escondidas en ellas.

Se hacen, además, tantas afirmaciones sin fundamento razonado ni razonable y se incurre tantas veces en el nivel de los insultos, aceptándose generalmente todo ese paquete como bueno, que uno se ve abocado a pensar que va a necesitar todo el resto de su vida para combatir amablemente, pero sin resultados probables, esas prácticas que considera detestables.

No dejaremos a pesar de todo de perseguir la utopía.
____________

José Antonio Villar Oiarzabal es socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

6 Comentarios
  • Arkiloco Arkiloco 22/07/19 10:46

    A diferencia de Tierry pocas veces me acerco a esta sección. Cuando lo hago, me basta con leer unas pocas lineas para abandonar su lectura aunque en alguna ocasión si me pareció interesante alguna de estas columnas. Si es necesaria o no esta sección no lo discutiré y es evidente que alguna tiene. Permite, por ejemplo, satisfacer algunas vanidades del tipo "Yo escribí una columna en un diario". Y que deber servir para enseñar a familiares o amigos y, quizás, recortarla y pegarla en algun album de recuerdos. Aparte esas vanidades tan sencillas y humanas, también hay personas que creen que tienen cosas interesantes que contar o muy interesantes y que los lectores deberían conocer su opinión. Lugares comunes casi siempre, algún esfuerzo para denotar algo de estilo y poco más. El interés parece estar en que a la persona que escribe le interesa mucho que esta columna tenga su nombre debajo. La de hoy me ha llevado un poco más lejos de las primeras líneas porque no sabía que quería decir. Como Tierry, al llegar a "pecadores como yo" ya me he dado cuenta de que iba. Una columna que se escribe para hablar de uno mismo y autoproclamarse miembro de alguno de esos selectos y virtuosos grupos, tan abundantes, que quieren o necesitan describirse como minorias incomprendidas, que nadan contracorriente y con un puntito de perseguidos o censurados. Y que tiene su atractivo. Lo que no había visto es tanto autoelogio ni una columna dedicada solo a eso y a contarnos algo que nos debería fascinar por su rareza: que es independentista con su "por qué" y su "para qué". Rarísismo conocer esto y parece que no hubiese medios donde escriban y nos cuenten además el "qué" "quién" y "cómo". Pero lo que nos cuenta Villar es extraordinario: aquí si le publican sus interesantes y equilibradas opiniones pero pertenece a una minoria pecadora. Sólo tiene una queja pero es como un lamento con el que quiere destacar cuan enorme es su rareza y a cuan selecto y extraordinario grupo pertenece. Tan selecto que solo debe tener un miembro: Villar Ormazabal.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    3

    3

    • Oihartza Oihartza 24/07/19 08:58

      Artiloko: Tu comentario merece la única respuesta posible por mi parte.
      Desde el olimpo de los dioses que son capaces de interpretar y valorar la calidad de los contenidos de los mensajes ajenos con solo leer las primeras líneas de sus columnas no te has tomado por lo visto la molestia de leer tu propio mensaje y no te has dado cuenta de que desde esas tus primeras ya muestras adolecer de las mismas o mayores cualidades de vanidad y de autoelogio de las que a mí me acusas. Después de haber dejado claro tu punto de vista desde la superioridad, tu comentario contiene precisamente uno de los paradigmas de las actitudes de políticos y periodistas que yo he tratado siempre y seguiré tratando de denunciar y combatir: Evitar o eludir la dialéctica sobre los mensajes descalificando al mensajero. Esa estratagema engaña todavía demasiado a mucha gente pero tengo la esperanza de que ocurra cada vez menos. Me descalificas, sí, ofensiva e insultantemente y a otros que como yo pretendemos exclusivamente, según tú, hacer ver nuestra firma bajo un artículo y de alguna forma lo haces también con respecto al medio infoLibre que da lugar y espacio a artículos que pueden no tener lugar en medios subvencionados por instituciones oficiales o grupos de interés que arguyen “líneas editoriales” determinadas para evitar supuestamente compromisos de publicaciones incómodas. A mí me ha ocurrido muchas veces y por eso recurrí a este.
      No, no voy a responder a tus descalificaciones ni con el ataque, que no quiero, ni con la defensa, que no necesito, y sólo constato la evidencia de tu estilo, porque creo que el que descalifica gratuitamente a otros se descalifica a sí mismo.
      Por cierto, no me considero selecto ni estoy solo y mis apellidos son Villar Oiarzabal

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

    • Arkiloco Arkiloco 22/07/19 11:27

      Resulta que nadie ha querido rebatir sus afirmaciones y lo más seguro, o lo que piensa el, es que nadie ha podido. Esta es una cima casi inalcanzable para seres normales y pensantes y a la que no han llegado ni se han planteado alcanzar las más grandes figuras del pensamiento y la intelectualidad. El pensar es una cosa y pensar que nadie quiere o puede rebatir tus afirmaciones es otra cosa muy distinta y casi opuesta al pensar. Un ejercicio siempre humilde y totalmente opuesto a la falta de humildad que Villar manifiesta. Nada podemos contrastar pero Villar solo ve como oposición a sus preguntas razonables y lógicas, afirmaciones sin fundamento "razonado ni razonable" e insultos. Misterios de los que nada sabemos ni podemos opinar o solo intuir. Igual lo que afirma no tiene interes o es tan extravagante que nadie se detiene en sus opiniones. ¿Tiene algun interés rebatir que uno sea independentista con su "por qué" y su "para qué"? o ¿quiere decirnos que todos deberíamos tener un "por qué" y un "para qué" para ser independentistas? Que cosas, alguien que quiere dedicar su vida a convencernos de que debemos pensar como el y cuyo pensar es irrebatible. A medida que leia estaba pensando en que esta columna solo la podría escribir un comentarista habitual en este medio. No conozco otro con tanta soberbia y falta de humildad. El final casi convierte mi sospecha en certeza pero sería descacharrante. No puede ser que, además de la falta de humildad, se pueda ser tan mentiroso. O quizás sí y haya que decir y vivir entre muchas mentiras para escribir esto. El comentarista en el que pienso insulta mucho o no hay nada que afirme que no lo acompañe con algún insulto. No será el que pensaba, parece imposible tanta mentira. Pero la duda se me queda y anda por ahí un "por qué" con el que el citado comentarista resbala y suele escribir como aqui "porqué". NO puedo creer que Villar Ormazabal sea un comentarista que empieza por "B". Estaríamos ante una cima de la mentira, la impostura y la ignominia. Yo que tu no recortaría esta columna ni se la enseñaría a nadie. La columna será necesaria pero hay necesidades casi incomprensibles.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      2

      3

      • Arkiloco Arkiloco 22/07/19 12:03

        Querría añadir y para descartar mi sospecha que el comentarista en el que pensaba nunca discute con nadie ni rebate nada de lo que se le opone. Y que manifiesta así su inseguridad respecto a lo irrebatible o su falta de atrevimiento para meterse en el contraste. De hecho, lo de aquel comentarista, es de tal simpleza que casi resulta hiriente para la razón y la logica y duele tener que desmenuzar pensamiento tan prejuicioso y lleno de ignorantes dogmatismos. Asi que, salvo que me lo aclare, de ninguna manera Villar Oiarzabal puede ser el comentarista que empieza por "B". Pero....tampoco puedo imaginar otro o no he leido a nadie que se considere irrebatible o al que le parezca que tiene algun interes rebatirle que sea independentista. Ya me contarás Villar e igual nos puedes explicar que te ha movido a escribir de algo tan poco interesante en principio como escribir sobre ti y la totalitaria utopia que persigues: que todos lleguemos a sustentar tus irrebatibles afirmaciones y "porqué" (sic) y "para qué" todos deberiamos ser independentistas. Igual haces como áquel y no contestas a nadie.

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        3

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 22/07/19 08:09

    Cada mañana suelo acudir muy rápido a Librepensadores. Considero que esta sección es la mâs necesaria en infoLibre. No entiendo nada bien los pasajes después de "A los pecadores como yo". Pero ademâs, y lo digo sin animo de ofender, lo que leo y sî entiendo antes sencillamente no me atrae.
    En este mismo instante prefiero leer los dos artículos acerca de Max Aub en Los diablos azules. No conozco Aub para nada, solamente creo saber que su familia en parte judía alsaciana venîa a España a raíz de la primera guerra mundial.
    Es que trabajo la mayor parte del día y lo que consigo leer en infoLibre, creo que no debe superar el cinco por cien.
    Buen día!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 22/07/19 08:09

    Cada mañana suelo acudir muy rápido a Librepensadores. Considero que esta sección es la mâs necesaria en infoLibre. No entiendo nada bien los pasajes después de "A los pecadores como yo". Pero ademâs, y lo digo sin animo de ofender, lo que leo y sî entiendo antes sencillamente no me atrae.
    En este mismo instante prefiero leer los dos artículos acerca de Max Aub en Los diablos azules. No conozco Aub para nada, solamente creo saber que su familia en parte judía alsaciana venîa a España a raíz de la primera guerra mundial.
    Es que trabajo la mayor parte del día y lo que consigo leer en infoLibre, creo que no debe superar el cinco por cien.
    Buen día!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.