x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

Mayores, ancianos y viejos

Publicada el 11/09/2019 a las 06:00 Actualizada el 10/09/2019 a las 20:44
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Cuando leo en una noticia que “un anciano de 66 años se cayó...”, me digo que esto lo ha escrito una o un periodista de entre 24 y 35 años. Cuando la edad media de vida en España se cifra en 82 años para los hombres y 85 para las mujeres, la perspectiva de los jóvenes es que a partir de los 60 eres ya anciano o, en el mejor de los casos, mayor. España y Europa van hacia el dominio cada vez mayor de los que superan los 67 y se plantea que se tendrá que extender la jubilación hasta los 70, como los profesores, los jueces y fiscales o los funcionarios, si se quiere mantener el sistema de pensiones.

Reclaman los interesados que estas sean adecuadas a una vida “digna” sin saber exactamente qué se entiende por tal. Supongo que se refieren básicamente a poder pagar el agua, la luz, la contribución o el alquiler, comer y cenar mesuradamente todos los días, aprovechar alguna oferta del Imserso cuando este aclare su situación, ir a algún espectáculo de ocio al mes o hacerles algún apaño a los nietos. Manteniendo la gratuidad del ambulatorio u hospital y las medicinas (si eres de Muface con un recargo del 30%) o asistir por una matrícula módica a cursos diversos para jubilados de las universidades públicas o privadas. También disfrutar de rebajas en los servicios de transportes en las ciudades o en la media o larga distancia.

Todo esto está extendido por la mayoría de los países de la UE, incluido el Reino Unido, y el peso de esta población es cada vez mayor, lo que ha potenciado los estudios gerontológicos en medicina, sociología, psicología o las investigaciones sobre enfermedades como el alzhéimer o la demencia senil, dando lugar a lo que pomposamente se llama “Ciencias del envejecimiento”. Al tiempo que aumentan las residencias para estas personas porque sus familiares no pueden, o no quieren, atenderlas, o ellas prefieren vivir en compañía de los de su misma edad para huir de la soledad que asola a muchas personas jubiladas, viudas o viudos. Impresiona visitar alguna de estas residencias y ver cómo viven sus internos, los cuidados que necesitan o las distracciones programadas para que el tiempo trascurra de la mejor manera posible.

Los discursos hegemónicos que se emiten vienen incidiendo en la necesidad de cuidar a los mayores como una manera de devolverles lo realizado con su trabajo y dedicación a lo largo de sus vidas. Se alude a que es necesario mantenerlos y cuidarlos como una cultura de buena humanidad, con referencias a principios religiosos, filosóficos, históricos, antropológicos que forman parte de nuestra cultura y de otras etnias donde el respeto por los ancianos está muy arraigado. Además, se ha descubierto que envejecer es la única forma de vivir mucho tiempo y la literatura ha reaccionado ante el fenómeno.

Decía Jules Renard, escritor que influyó en las greguerías de Gómez de la Serna, que la vejez comienza cuando empezamos a decir “nunca me he sentido tan joven” o, en un sentido positivo, el proverbio que afirma que los árboles más viejos son los que mejores frutos producen. Sin embargo, cada vez está más complicado, y a medida que esta población crece de forma geométrica la práctica y la reacción suscitada no es tan dulce.

Pasa lo mismo que con los turistas, que hasta ahora han sido valorados como fuente de riqueza e intercambio cultural, pero a medida que su número se incrementa se hace insoportable, con colas infinitas para ver el patrimonio o para tener sitio en muchos lugares, y criticamos ese turismo superficial que consume monumentos como si comiera granos de arroz. Toda masificación atormenta y suele ser difícil de gestionar.

La diputada ecologista holandesa Corinne Ellemeet, nacida en 1976, empezó proponiendo que a los 70 años no se realicen determinadas operaciones médicas por los costos que ello supone para la sanidad pública y su relación con los resultados obtenidos. Pero aún dice más: que a partir de los 75 años ya no se asista a nadie en los hospitales ni se les proporcione fármacos, solo cuidados paliativos o se les facilite la eutanasia. Que la vida dé lo que dé y que si llega a los 90 o más que sea por la propia genética.

Es la vuelta al neomalthusismo porque se interpreta que el aumento de la población dependiente puede causar una pérdida importante en el nivel de vida de toda la población por la cantidad de recursos que consume. En estas circunstancias, como en las grandes catástrofes, he empezado a acumular medicinas por si acaso, y a crear una célula clandestina de médicos, como en los viejos tiempos.


Javier Paniagua es socio de  infoLibre
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

6 Comentarios
  • irreligionproletaria irreligionproletaria 11/09/19 12:39

    Agradezco el tema de su artículo y aplaudo sus formas.

    A finales de octubre, serán 73, y soy de los ancianos que asisten a la universidad senior de la UCM. Vivo con mis hijos desde Abril, por venta del edificio en el que estaba domiciliada, en Madrid, disfrutando/desarrollando mi propia individualidad hacía 14 años.

    La frase transmitida por la madre de Ambon "hijo eres, padres serás, cual hiciste, tal tendrás" que comparto absolutamente, predice, por consecuencia, a mi hija, un futuro afectofamiliar, extraordinario.

    Soy miembro activo de DMD, y deseo que nuestras leyes, recojan el derecho a una muerte digna. Consecuentemente entiendo que, el SNS de todo el territorio del Estado, responda en las 17 autonomías, de su desarrollo.

    El texto del art 143.4, del CP:
    "El que causare o cooperare activamente con actos necesarios y directos a la muerte de otro, por la petición expresa, seria e inequívoca de éste, en el caso de que la víctima sufriera una enfermedad grave que conduciría necesariamente a su muerte, o que produjera graves padecimientos permanentes y difíciles de soportar, será castigado con la pena inferior en uno o dos grados a las señaladas en los numeros 2 y 3 de este artículo."

    Este punto debe modificarse, exculpando al 'samaritano' colaborador imprescindible, frente a la incapacidad absoluta de la persona demandante en los términos legales. Lo contrario es agravio comparativo, traducido en horribles sufrimientos, frente a quienes por causas idénticas, cuentan con facultades fisicas/psiquicas para lograrlo, frente a quien, habiéndolo demandado fehacientemente, depende de otro para conseguir 'su' muerte digna.

    NO CONFUNDIR CON 'CUIDADOS PALIATIVOS', recogidos en los protocolos de Sanidad Pública de todo el Estado español.

    Para concluir y no aburrir.

    ¿Qué estamos haciendo los 'ancianos', imprescindibles socialmente, para que la sociedad considere/testifique un VALOR ENRIQUECEDOR, nuestra labor en todas y cada una de las disciplinas sociales que conforman la sociedad?

    Desarrollar/valorar el beneficio social/familiar con nuestra aportación efectiva, en curriculum vitae de pasivos, VISIBLE, especificándose el efecto real, en el PIB estatal.

    Salu2

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    1

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 11/09/19 16:06

      *Desarrollemos/pongamos en valor...*

      [No es un logro lo que refiero, es una sana intención de considerar nuestra labor, equivalente al concepto 'pago en especie'en el IRP. No recibimos salario alguno, pero, en el entorno cercano, consecuentemente en beneficio de toda la sociedad, representamos una mejor calidad de vida.]

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      1

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 11/09/19 16:22

        Disculpas por la irresponsable confección del comentario en directo, en el recuadro pertinente, y, sin reflexionar el mismo, dar a 'enviar' Nuevamente, intento hacerlo comprensible:

        *...nuestra participación/atención, redunda en una mayor calidad de vida del entorno familiar del que formamos parte.*

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

  • M.T M.T 11/09/19 12:29

    Tras la lectura del artículo, en mi opinión certero a la hora de describir la realidad que trata, y los 2 comentarios que me preceden, debo decir que " estamos en las mismas" y suscribo lo dicho.
    Da igual el eufemismo: vejez, senectud, ancianidad...o como quiera llamarse. Para alguien de 20 años todo eso somos y mi consuelo, con el puntito de perversidad añadido, es que el veinteañero, si llega, también cumplirá los 60 y más y pasará por las penas y glorias vividas.
    Los y las de nuestra quinta hemos cuidado a nuestros mayores y de igual modo a los menores. Nos esforzamos por mantener nuestra autonomía, en la medida de lo posible, física, psíquica y económica, las 3 muy necesarias..
    porque no quiero pensar qué sucedería si alguna o las 3 fallaran...trastos viejos arrumbados en el desván...¿ en qué desván?
    Dejémoslo así.
    Gracias y saludos al autor y comentaristas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Ambon Ambon 11/09/19 09:56

    En una sociedad que solo valora la economía, no hay sitio para los valores humanos que son cualquier cosa menos economía. La diputada holandesa seguro que como ecologista dice que es preciso cuidar a los árboles milenarios, pero le parece un gasto la atención a sus mayores, solo le diré algo que decía mi madre que murió con 99 años y cuidada en familia, "hijo eres, padre serás, cual hicieses, tal tendrás".

    Olvidando la indignación que me ha producido esa sin vergüenza, también debemos decir que parece que en el modelo actual de sociedad solo existe la juventud, se dice que está joven a personas de uno u otro sexo que pasan de los 70, matrimonios cuarentones hablan de su chico o su chica, cuando es obvio que esas palabras entrañan juventud, conozco a algunos abuelos que les molesta que se diga de ellos que son mayores o viejos y la palabra ancianidad ni se menciona, pues bien, a lo que aspiro es a ser un viejo cascarrabias en lo social y político, un anciano venerable en las ideas y un abuelo querido en lo familiar.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • AMP AMP 11/09/19 12:15

      La mía me decía: Con la vara que midas te medirán. Que viene a ser lo mismo que decía la tuya.
      Viejo cascarrabias, ya lo soy. Venerable en las ideas, que lo digan los demás, y querido en lo familiar, eso espero.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.