x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

Secuelas

Antoni Cisteró
Publicada el 04/12/2019 a las 06:00 Actualizada el 03/12/2019 a las 20:19
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Es posible que hablen. Van a oírse. Algo más difícil será que se escuchen, en especial si se admiten en la mesa a voceros hiperventilados, tengan cargo o no, lo ejerzan o no.

Se ha llegado tan lejos en la tarea, a veces sutil a veces zafia, de radicalizar al “pueblo” (vocablo que merece un artículo específico), que muchos de los elementos que debieran ser la base de un eventual acuerdo, por amplios que sean, sabrán a poco, se orillarán para centrarse en posturas histriónicas, tan del gusto de algunos líderes y su séquito. La financiación, las transferencias, los foros transversales (a los que la Generalitat suele no acudir) quedarán oscurecidos por los rayos y centellas que el agip-propdel procésdosificará a voluntad, manteniendo activa la montaña rusa emocional de la ciudadanía.

A pesar de todo, ya sea con diálogo o con suma de monólogos, la Administración seguirá manteniendo el día a día y los participantes en los encuentros irán después a comer juntos, comentando el último y previsiblemente agitado derbi. Meses más tarde, se llegará a una situación más o menos estable, para ir tirando.

Pero ¿y el “pueblo”?, ¿volverán los “excluidos” a asistir a las cenas a las que dejaron de ser invitados? ¿serán capaces las familias de recuperar las conversaciones sobre política, acalladas hace años en bien de la convivencia? ¿frecuentará la ciudadanía, toda, de nuevo, la cultura independiente, sea o no independentista? ¿Se volverá a comprar en función de la calidad y no de la tendencia política del negocio? Y así tantas otras cosas, en la corta y larga distancia. Mucho me temo que las secuelas de la fiebre que se inoculó sin respiro durante esta década persistirán mucho más allá de los rifirrafes políticos y los sobresaltos judiciales.

A menudo, en especial en el ámbito rural, aunque no solo en él, hay familias que se evitan, que no se hablan, que descalifican a las personas por su linaje (“claro, es un…”). En muchos casos, las generaciones posteriores ya no saben el porqué inicial, quizá una disputa por el agua a repartir entre dos predios, o un préstamo no devuelto, o un lance amoroso. Ya no se cultivan las tierras, el dinero fue gastado y los amantes fallecieron. Los hijos son administrativos y los nietos diseñadores gráficos. Pero permanecen los “capuletos y montescos”. ¿Se terminó el divorcio social en el País Vasco con el fin de ETA?

¿Se juzgará a Pujol, Mas, Puigdemont o Torra por esta secuela social? No. Otros delitos serán considerados como tales, o no, por la justicia. Pero el desgarro social, la desconfianza, el menosprecio, y el silencio por miedo o respeto, reinantes entre dos sectores amplios de la población, quedarán ahí, persistentes en la sociedad.

¿Es mucho pedir que, al menos, los impulsores de tal desvarío no se sienten en la mesa de negociación que tratará de sentar las bases de una convivencia acordada y duradera?
_____________

Antoni Cisteró es socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

3 Comentarios
  • Larry2 Larry2 05/12/19 10:33

    Artículo interesante. No vivo en Cataluña pero me imagino que cuadrillas, amigos, familias, en el trabajo a veces se vivirán situaciones desagradables. Pero por estas misma situaciones que se producen, es importante preguntarle al pueblo que quiere. Si, hay elecciones cada cierto tiempo, pero a veces una pregunta concreta y clara despeja para mucho tiempo la situación de una sociedad, que al parecer, está muy dividida. El pueblo es el que tiene la respuesta, hay un porcentaje que no quiere independencia, otro que la quiere, pero hay un gran porcentaje que quiere una consulta para avanzar el la cuestión, si más autonomia, mas estado, independencia, quizás sea esto una solución para no pasar por situaciones desagradables en el trabajo, familia, ocio, etc agur   

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 04/12/19 08:31

    Bueno, caso de mejorarse la situación habrá un tiempo tonto y no habrá "justicia". Mirar Euzkadi ahora es aleccionador, tienes razón. Fíjate de la soberbia Patria y de la cascada de ataques y minusvaloraciones hipócritas que ha cosechado; parecía que Euzkadi era el ultimo reducto de la tan cacareada envidia española!

    Por supuesto que me gustaría que algún día salga una novela sobre toda esta falsedad de Pujol y del procés. Pero si no es el caso, me da igual, me gusta que la cosa mejore aunque sea con todas sus imperfecciones.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    4

    • ACistero ACistero 04/12/19 22:36

      Gracias por el comentario. Y por entender el dolor callado que se vive sin aparente remedio

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.