x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

"Fuck Vox"

Gonzalo de Miguel Renedo
Publicada el 06/12/2019 a las 06:00 Actualizada el 05/12/2019 a las 21:30
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Sabemos por el Código Penal (artículo 403) que ejercer actos propios de una profesión sin el correspondiente título académico expedido en España es delito. Se llama intrusismo profesional y puede conllevar prisión, si el culpable se ha atribuido públicamente el título referido o si se ha desarrollado en un establecimiento abierto al público. Así descrito, el tipo le encaja como un guante a Rocío Monasterio, la líder de Vox en Madrid, que parece que firmó como arquitecta, sin serlo, lo que no está escrito y proyectado, ello con la ayuda inestimable de su partenaire en el negocio, el inefable Iván Espinosa de los Monteros. Pese a que ya habrían prescrito los presuntos delitos cometidos durante casi una década, una década ominosa plagada de falsedades y usurpaciones de funciones, parece evidente que estos hechos no son solo asuntos personales, como insisten desde las sedes madrileñas de PP y Ciudadanos, cuyo Gobierno en comandita, no lo olvidemos, depende de la arquitecta fantasma. ¡Qué valientes! Demuestran que no solo no les tiembla el pulso para pactar con la extrema derecha, sino que, llegado el caso, evitan criticar sus turbios asuntos, más penales que personales. ¿Qué dirían los medios más derechistas, que son casi todos, si tal escándalo salpicase a un dirigente podemita? Recordemos la murga con la beca de Errejón, cuando Indas y demás ralea esputaban sus bilis sin parar como si tal irregularidad fuera el acabose del mundo. ¡Cuánta exageración cuando les conviene!

Lo cierto y no desmentido es que Rocío Monasterio, la líder de Vox en Madrid, se disfrazó de arquitecta durante casi diez años, como lleva demostrando de manera reiterada el diario El País desde hace varias semanas. La labor de El País resulta encomiable, pues no solo sacan a la luz unos hechos ilegales cometidos flagrantemente por una temible pareja sin escrúpulos, sino que sirve, además, dada su trayectoria actual, para alertar del peligro que representa para la vida pública que tales personajes puedan decidir el destino del país. La reacción de la formación ultraderechista ha sido inmediata, vetando la presencia de los medios de Prisa en sus mítines y demá actos públicos. Más que ruedas de prensa las de Vox van a semejar ruedas de reconocimiento, en las que los llamados a responder seleccionarán previamente a quienes cumplen el perfil adecuado para preguntar u opinar. Ante esta espiral delirante y liberticida en que nos ha metido Abascal y su tropa, me quedo con Rosalía y su recado, vía Twitter, su cariñoso "Fuck Vox". No ha sentado bien en las prietas filas de los ultraderechistas de pro el coletazo de la flamenca, a la que han restado con una frase de un pensador falangista, valga el oxímoron, con aquello de que solo los millonarios pueden permitirse el lujo de no tener patria. Ahí sí se han pasado varios pueblos los de la formación verde, ojalá que fuera verde, pues su programa económico podría ser tildado de antipatriota, dada su excesiva indulgencia fiscal con quienes más tienen. 

Pero volvamos a nuestra Rocío y su pasado de arquitecta cuando solo poseía el bachiller. ¡Qué tiempos aquellos de firmar y firmar proyectos arquitectónicos sin la capacitación necesaria! Pese a ello, además de la prescripción penal, también le favorece la prescripción de los Estatutos de su no-colegio. Daba igual, pues ahora hemos sabido que el Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM) no investigará el caso Monasterio, alegando que no era colegiada cuando cometió las presuntas acciones delictivas. Claro, es difícil estar colegiado sin el título. Yo diría que es imposible. Curioso este corporativismo a la inversa en que incurre el COAM: defiende al gremio no atacando a quienes usurpan las funciones de su profesión por no estar colegiados, dando prevalencia a lo formal sobre lo material, a lo adjetivo sobre lo sustantivo, a la colegiación sobre la titulación. Qué quieren que les diga, esta negativa huele mal, muy mal, casi diría que apesta, según la distinción establecida en su día por el sabio Doctor Johnson.

Así las cosas, el affaire Monasterio-Espinosa resulta más peliagudo de lo que parece y podría ocultar prácticas y corruptelas en la gestión urbanística más generalizadas de lo que pensamos. De otro modo no se entiende el carpetazo apresurado dado por la entidad colegial de los profesionales de la arquitectura madrileña, un finiquito inmoral que ruboriza a propios y a extraños. Algo falla de manera estrepitosa, tanto que casi me dan ganas de firmar este artículo como arquitecto para comprobarlo. En el escándalo Espinosa-Monasterio, tanto monta, cuesta entender cómo no saltaron las alarmas mucho antes. Cualquiera que, por cuenta propia o ajena, haya realizado gestiones ante la Administración por expedientes urbanísticos, conoce la cantidad de controles existentes que, presuntamente, aseguran la correcta aplicación de las normas municipales y autonómicas. Por eso resulta más increíble aún que en sede administrativa, y hasta judicial, nadie haya detectado antes irregularidad alguna en los tejemanejes de estos personajes. ¿Cómo es posible que una persona sea llamada en un juicio como perito para dictaminar sobre unas obras en las que esa misma persona figuraba como dirección facultativa cuando ni siquiera contaba con la titulación requerida? ¿Nadie de la profesión, del Colegio, del servicio municipal de licencias de obras sospechó nada? ¿Es verdad, pues, como aseguraba la temible pareja a sus víctimas, que disponían de contactos importantes en la Administración que les facilitarían sus objetivos ilegales, o en el peor de los casos, que no revelarían sus abusos y falsedades?


En el caso Monasterio-Espinosa, monta tanto, confluyen, por tanto, varios elementos que lo hacen posible. Por un lado, un elemento subjetivo, la catadura moral de dos caraduras, sobre la cual poco puede añadirse. Y por otro, éste sí más preocupante, un elemento cuasiobjetivo, la nula eficacia, voluntaria o no, de los controles oficiales enderezados a neutralizar las acciones dolosas y culposas de los caraduras. Por todo ello, resulta imprescindible para nuestra democracia arrojar abundante luz sobre los sospechosos negocios urdidos durante años por Rocío Monasterio y su marido, porque quienes antes jugaron con los cimientos de nuestros edificios pretenden hacerlo ahora con los cimientos de nuestros valores.

_____________

Gonzalo de Miguel Renedo es socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

10 Comentarios
  • Ambon Ambon 07/12/19 13:11

    Excelente artículo, mis felicitaciones

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • pantera pantera 07/12/19 02:34

    Posdata: un buen artículo. Muchas gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • pantera pantera 07/12/19 02:33

    Hay que observar que en su gran mayoría provenían del PP y saben lo que es la corrupción, el control y manejo de instituciones. Está claro que tampoco C´s va a regenerar nada, más al contrario, están sirviendo de apoyo. A ver si la ciudadanía se da cuenta de qué clase de gente estamos hablando, de qué clase de ideario plantean, de qué clase de ética practican, de qué clase de valores quieren imponer. Y todo bajo el palio de la bandera y viva España. Si no vemos con seriedad y sentido común entonces triunfarán las barbaridades, las mentiras, las corrupciones ...Espero que no tengamos que lamentarlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • jorgeplaza jorgeplaza 06/12/19 20:42

    Tiene toda la razón el autor del artículo (que, además, está bien escrito) pero lamento decir que caerá en saco roto. ¿Cuántos (y cuántas) votantes de VOX cambiarán su voto al conocer las tropelías de esta pareja? ¿Son peores que Berlusconi? ¿Es nuestro electorado más íntegro que el italiano?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • estovamal estovamal 06/12/19 11:42

     Completamente de acuerdo con su escrito.
    Soy (mas bien, he sido) arquitecto (en otro colegio), y afirmo que no es de recibo la excusa que ha puesto el de Madrid, diciendo que la Comisión Deontológica no puede actuar contra alguien que no está colegiado. ¡Claro¡ . Porque es el Decano quien tiene que hacerlo. El tiene la tarea y la responsabilidad de actuar en un caso de intrusismo, y bien que se hace en estos tiempos de crisis.
    Y siempre está vigilante cuando existe el menor indicio, a través de la gestión. No se cree nadie que los arquitectos municipales no hayan dicho nada.
    Por eso, tiene usted toda la razón: a pesar del posibles prescripciones, es necesario investigar y conocer, destapar quienes son y como actuar esta gente de vox.
    Aprovecho para recomendar, porque viene a decir algo parecido, el artículo de Santiago Rico Alba de hoy. Excelente, como siempre. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    2

    • estovamal estovamal 06/12/19 11:55

      El artículo de Santi Alba, en "eldiario.es".

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • CinicoRadical CinicoRadical 06/12/19 11:16

    Clasismo instituido quién nos jode es vox y sus protectores

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Larry2 Larry2 06/12/19 10:36

    Excelente artículo Sr De Miguel. Tienen pinta esta pareja de hacer lo que les venga en gana sin ruborizarse, y sin tener ningún problema a la hora de actuar y decir mentiras. Aquí tienen trabajo el Sr Inda, Maruenda, la Sra Claver, y alguno más. Lo que sucede en este país con algunos es de traca. Pero en fín ahí están, en las instituciones, y con buen apoyo por parte de los ciudadanos. De sus colaboradores , usted lo ha dicho muy bién. Corporativismo, sin ganas de investigar, todo prescrito, pero la dignidad de estos delincuentes esta puesta en duda por supuesto. Bueno así nos va en este país, es triste que en este país un arquitecto o arquitecta en este caso firme proyectos de viviendas sin tener ninguna titulación oficial, algo se estará haciendo mal. gracias, agur

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Ciro2 Ciro2 06/12/19 09:52

    Pues yo me conformaba con que le llegara a Rosalía, jeje.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Canija Canija 06/12/19 08:50

    Me parece muy interesante tu artículo, el único problema es que los que lo leemos no votamos a VOX....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.