x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

Rosa Díez, ven y cuéntalo

Gonzalo de Miguel Renedo
Publicada el 08/01/2020 a las 06:00
Los disparates y desvaríos de Rosa Díez comienzan a ser un clásico en las redes sociales, tanto que uno duda de si el objetivo de nuestra protagonista es el análisis político o hacernos pasar un buen rato con sus boutades. Me inclino por una tercera vía: está como un cencerro. Tras estudiar la figura de la exconsejera con el PNV, con n de nacionalista, se llega a la conclusión de que esta dirigente ha buscado siempre su beneficio particular, cambiando de ideología como quien cambia de corbata, aunque puede que ahora sí, por fin, haya sentado la cabeza y nos esté mostrando su verdadera cara, la de una ultranacionalista española con más ganas de llamar la atención que de influir. Hay apuestas en Twitter sobre cuándo será candidata a algo con Abascal. Yo digo que a mitad de esta legislatura que se inicia, o cuando sus amigos de la derecha extrema se conviertan en enemigos declarados de la extrema derecha, que todo llegará, por acaramelados que hoy se les vea. No hay amor en política que una legislatura dure, sobre todo en el dique seco. 

Durante casi ocho años, en la década de los 90, la hoy implacable bestia negra de todo lo que huela a progresismo, ejerció de consejera de comercio, consumo y turismo del gobierno vasco con el lehendakari Ardanza, arquetípico nacionalista democrático. Todos recordamos su gestión por su exitosa campaña del "ven y cuéntalo". Qué tiempos aquellos en que la bizkaitarra era más bizkaitarra que española. No le preocupaban entonces ciertas amistades incómodas. Todo por la patria, la suya, el medrar a jornada completa. Pero su estrella fue apagándose como se apaga una colilla olvidada en un cenicero, y tras perder el cargazo por la ruptura del pacto entre PSE y PNV (cuenta la wikipedia que el periodista Luis Rodríguez Aizpeolea afirmó que Rosa Díez nunca estuvo de acuerdo con la decisión de abandonar el Gobierno Vasco aun sabiendo que el PNV negociaba con Herri Batasuna el Pacto de Lizarra), la exparlamentaria socialista inició su deambular errático por otros puestos alimenticios del partido, hasta que, finalmente, decidió romper con el PSOE o el PSOE decidió desembarazarse de ella, según se mire, dejándola libre para fundar ese engendro egocéntrico que fue UPyD, una formación de corte..., en fin, una formación de corte, a secas, la cual presidirá hasta su descalabro sideral en las autonómicas de 2015. Y es a partir de ahí cuando, finiquitada su saga política, nace a la vida digital ese personaje vengativo, rencoroso y amargado, enfrentado de manera ciega a todo lo que suponga una visión progresista y de izquierdas del mundo y de España. 

Ya en 2020, con una ultraderecha desquiciada, delirante y más franquista que Franco, nuestra sin par Rosa de España, considera que el ya presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es el candidato de los enemigos de España, un traidor a la patria, lo mismo que sus antiguos compañeros y compañeras socialistas, a quienes equipara con aquellos anósmicos voluntarios que permitieron la Solución Final en la Alemania nazi. Nos regala aquí de nuevo uno de sus legendarios patinazos, una banalización de aquello que contara Primo Levi sobre sus verdugos y cómplices en Si esto es un hombre. Pero ni Rosa Díez es Primo Levi, ni la España actual tiene nada que ver con aquella Alemania, ni desde el gobierno de coalición supone la solución final de la democracia en este país.

Rosa Díez, nacida en Sodupe (Bizkaia), ya camino de los 70 años, sin currículum conocido, de trayectoria política voluble, desnortada en lo ideológico, sin contención y humildad en la crítica política, un caso clínico del tremendismo nacionalista que campa a sus anchas en esta España más dividida que nunca.

_______________

Gonzalo de Miguel Renedo es socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema




5 Comentarios
  • Gabrielon Gabrielon 09/01/20 20:04

    Un repaso a su carrera política es en efecto un relato del oportunismo. Pero su actual lenguaje desaforado, su constante competición por superar en fachismo al más Voxero de todos, me hace sospechar que ha entrado en una fase de egocentrismo desesperado en la que solo vive, precisamente, de esto: de lo que estoy haciendo yo ahora. De artículos sobre ella, de ser la estrella de Twitter, de que se hable de Rosa Díez cuando en realidad no pinta nada, no aporta nada, no significa nada.
    Su etapa en UPyD fue ambigua porque, aun siendo un proyecto personalista, sí tenía al menos unas pretensiones centristas que muchos de sus miltantes creyeron (a pesar del énfasis en el DNI). No olvidemos por ejemplo sus querellas contra célebres corruptos. Y eso es algo que Ciudadanos nunca quiso ofrecer (de ahí sus mimitos con la CEOE). Pero, como en el caso de Suárez, fue su canto de cisne. Y no quiero llevar más allá el paralelismo, pero hay días en que me dan ganas.

    Mi resumen de la historia, según lo he visto desde hace años: Rosa Díez, 65 votos. Zapatero, 414 votos. Ese día de julio de 2000 se fraguó la Rosa Díez que nos lleva a los tweets locos del presente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Cesar MV Cesar MV 09/01/20 11:18

    Yo lo simplifico.. Es una pena de mujer. Desorientada y desequilibrada. Cosas de la edad.....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Larry2 Larry2 09/01/20 11:12

    No conocía esta historia de esta señora. Tenia sensaciones de su egoísmo político, y de hacer carrera particular, pero no la situaba en que había sido consejera del gobierno vasco con Ardanza. Esta claro, solo es estar en el sillón, poder, fama, y cambiar de ideología en cada momento que convenga,sí señor, engañó a los mas cercanos, y algunos otros. Egoismo total, no es un buen fichaje. agur

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Ambon Ambon 08/01/20 13:19

    Los que ganaron el PSOE en Suresnnes desmontaron el PSOE que se legitimaba en la II República, renegaron del marxismo para llegar al poder y se entregaron en los brazos del capitalismo primero y del neoliberalismo después en cuanto llegaron al gobierno, han controlado ese partido teniendo el poder y criando a sus pechos a los siguientes, los Lambán, los Page, etc, que no son sino los sucesores de los González, los Guerra, los Ibarra, los Corcuera, los Vázquez de Coruña y tantos otros, hasta que la propia militancia se plantó y comenzó a votar siempre contra los candidatos oficialistas, hasta que aprovechando la ambición de Pedro Sánchez han conseguido controlar a los que mandan en su partido y de paso lo han llevado hacia la izquierda lo que ha permitido el pacto de gobierno que confío en que dure los 4 años y lo haga tan bien que vuelvan a repetir.

    Rosa Díez no es mas que un peón pretencioso de ese PSOE que había que asaltar, solo pensar que hubiera pasado si ella misma hubiera logrado la secretaria general como lo intentó da repelús

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • AMP AMP 08/01/20 12:40

    ¡La cantidad de «socialistas» desnortados! Felipe, Guerra, Leguina, Antoñito Gutiérrez, Bono, Lambán, Page, Ibarra, etc.
    !Madre mía!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

 
Opinión