x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

¡Pero si va desnudo!

Publicada el 20/03/2020 a las 06:00

Exclamó el niño, en el cuento de Andersen, cuando el emperador paseaba por la ciudad enseñando su nuevo traje.

El comunicado de quien ahora ostenta la jefatura de Estado es el nuevo traje que nos muestra. Pero la realidad es que es sólo una farsa, una fake new, tal y como ahora se dice.

En el apartado 1 se remonta, y trascribe parcialmente, a las palabras que pronunció el 19 de junio de 2014. De entre ellas destaco las siguientes: “La Corona debe… observar una conducta… transparente…”

Se ha escrito por muchos, y con toda razón jurídica, que no puede renunciar a la herencia. La realidad es que no lo ha hecho, dice que ha tomado la “decisión de renunciar a la herencia”, que son cosas distintas. Lo que ha hecho, a lo sumo, es tomar una decisión, pero esa decisión carece de efectividad legal y, por tanto, si su padre fallece antes que él accederá a la condición de heredero y sólo entonces podrá renunciar.

¿Pero, habrá más herederos? ¿Pero, habrá legatarios? ¿Van a renunciar, en ese momento, en su caso, su madre, sus hermanas, etc.?

Y si en ese momento una o sus dos hijas son mayores de edad, ¿renunciarán?

Ese intento de confundir intención y realidad no es, a mi entender, transparente. Ha dejado, creo que intencionalmente, que, como en el cuento de Andersen, muchos ciudadanos (por impulso de medios de comunicación y de políticos) hayan pensado que la renuncia está hecha, que la renuncia es firme, y que él ha se ha cubierto con una capa de armiño a la que llama renuncia a la herencia de su padre.

La segunda fake new creo que es más brutal. En el apartado 4 dice: “Su Majestad el Rey, desconoce por completo totalmente y a día de hoy su supuesta designación como beneficiario…”

Y, en el siguiente apartado, dice que mediante carta de fecha 5 de marzo de 2019 “Su Majestad el Rey tuvo conocimiento – sin ninguna justificación documental – de su supuesta designación como beneficiario…”

Es decir, conocimiento lo tuvo el día 5 de marzo de 2019. El hecho de que a la comunicación no se adjuntase copia adverada del documento en que consta esa condición de beneficiario no altera nada. No se puede decir, por una parte, que “día de hoy” (13 de marzo de 2020) desconoce la supuesta designación cuando en comunicación escrita de 5 de marzo de 2019 se le notificó dicha condición.

Pongámonos en situación:

  • Un despacho de abogados dirige una comunicación a un jefe de Estado.
  • A este jefe de Estado le entregan esa comunicación.
  • Tras ello acude a un notario y se refiere a la misma.
  • Da traslado de la comunicación a las “autoridades competentes”.

Seamos serios y honestos. Al final ha terminado diciendo la verdad, pero de un modo tan torticero que nos quiere hace creer que, bajo la capa de armiño, viste uniforme de gala.

Por otra parte me ha llamado la atención cómo ha recurrido a una práctica demasiada asentada en la actualidad en nuestra sociedad. “Todos tienen la culpa, menos yo”. Su padre es culpable. Los abogados de su padre son culpables. Las autoridades competentes con culpables. La Fiscalía suiza es culpable. La prensa inglesa es culpable.

La ética y la transparencia que dice tener, pero no tiene, lo mínimo que exige, si se quiere ser Jefe de Estado, es lo siguiente:

1.- Haber hecho públicas todas y cada de una de las cuentas. Todos y cada uno de los inmuebles. Todos y cada uno de los bienes que, en realidad, son de su padre, estén a nombre de quien estén.

2.- Haber hecho público el origen de todos esos bienes y derechos.

3.- Haber pedido a su padre que ya haga entrega al Estado de todo ello de inmediato.

De nada sirve a los ciudadanos que le “retire” la asignación mensual. Otra tomadura de pelo. Como si calzase lustrosas botas negras de montar.

Felipe Borbón está desnudo. Sólo debemos mira con atención para darnos cuenta de ello.

 

 

Juan Jose Seoane es socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema




2 Comentarios
  • Ambon Ambon 20/03/20 17:25

    El rey no sé si está desnudo, pero se le ven las vergüenzas.

    Miente en su primer párrafo cuando dice que hace el comunicado cumpliendo con su intención de transparencia anunciada en su toma de posesión, transparencia sería que lo hubiera comunicado a la Fiscalía y a los representantes de la soberanía popular en marzo del 2019, cuando le llega la carta de los abogados, no un año después. Transparencia es decir a la ciudadanía a que autoridad competente informó. Transparencia sería, como dice el artículo, hacer público todo lo que sepa de la fortuna de su padre "El Campechano"

    Mas le vale no creerse que el es "El Preparao", porque los que el considera súbditos hace años que somos ciudadanos y no estamos ciegos ni somos tontos, de momento exijamos que el periodismo de este país mantenga la vigilancia estrecha sobre "Los Bribones", quise decir, lo Borbones

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Alfredo20032 Alfredo20032 20/03/20 14:13

    El temor a que las demandas en marcha salpiquen a la monarquia y puedan acabar con ella guian los movimientos del Rey Felipe que, como se manifiesta en este articulo, son torpes e insuficiente.
    La casa real y el gobierno deben dar mas pasos para salir de la crisis.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

 
Opinión