x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

¿Habremos aprendido algo?

Publicada el 11/07/2020 a las 06:00

No soy escritor ni articulista. No domino las palabras y la expresión escrita como lo hacen las magníficas plumas de este periódico. No sé si puedo encontrar las palabras justas y precisas para expresar las dudas, la incertidumbre y las sensaciones que me produce tratar de seguir la actualidad.

Con la crisis, casi todas las previsiones han saltado por los aires, lo que podíamos creer más o menos seguro y consolidado (al menos en Europa) ya no lo es tanto. Cualquier cosa que vemos o leemos, ya sea en los medios nacionales como en los internacionales genera incertidumbre, no llegan señales claras, precisas, contundentes sobre un camino a seguir.

Hace no demasiadas fechas teníamos como sociedad ciertas "certezas": El rey en una monarquía parlamentaria representa al país, es símbolo de unidad y su imagen era incuestionable e intocable (como institución del Estado); somos un país democrático en el que todas las opiniones caben, en donde la crítica es legítima e incluso sana, pero no parecía de recibo que los personajes públicos y mucho menos nuestros representantes políticos se insultasen mutua y constantemente en el Congreso; creíamos tener una sociedad abierta, solidaria, plural, donde el inmigrante, el desfavorecido, el discapacitado, el anciano o anciana tenían cabida; donde el Estado de Bienestar servía de red protectora para las situaciones más amargas y agudas, donde nuestros mayores eran un valor por su experiencia y sabiduría...

Hoy, todas esas "certezas" más o menos aceptadas se han desvanecido; se privatizan residencias y se gestionan únicamente buscando el beneficio económico, olvidando a las personas usuarias; se rechaza al inmigrante y se le hace salir de los pueblos cuando en realidad se le necesita para recoger los frutos de nuestros campos; el antiguo monarca demuestra ser una persona ajena al mundo en el que vive y solo se representa a sí mismo, mientras que la función del actual no parece tener sentido si es que alguna vez lo tuvo y nada menos que el vicepresidente del Gobierno dice que debemos acostumbrarnos a normalizar el insulto como signo de madurez y normalidad democrática.

La gente olvida pronto y fácilmente la gravedad de las consecuencias de lo que acabamos de pasar y los gestores políticos continúan con su rutina como si nada pasase, hay que asegurar la reelección y seguir gestionando territorios como si fueran nuestra propia casa. Confinamos poblaciones pero no retrasamos ni posponemos elecciones, no vaya a ser que la abstención nos prive de mayorías ya garantizadas de antemano.

Sabemos de la dificultad económica y social, pero desconocemos si la red tiene agujeros o el paraguas está roto, los empresarios y sindicatos acuerdan con el Gobierno pero esa misma noche dicen que el proyecto de ley está desajustado y que no va a ser fácil de aplicar, quizá haya que dejarlo para después, lo importante es disfrutar del verano. Las mascarillas, la distancia, el autocuidado y la responsabilidad se nos ha olvidado, los motivos por los que nos confinamos en casa, teletrabajando o en ERTE o el que se suspendieran las clases parece algo muy lejano, en septiembre volveremos como antes, esperan algunos; hay quien cree que nada cambiará.

Nuestra solidaridad, nuestro agradecimiento ya ha quedado como un recuerdo para contar dentro de unos años: ¿recuerdas cuando salíamos a aplaudir a los balcones?

Tengo muchas más preguntas que certezas, no sé si habremos aprendido algo o no, no tengo idea de cómo será el futuro en los próximos meses pero quiero pensar que el ser humano es capaz de aprender y avanzar, la mayoría silenciosa de la que algunos hablan no es la de las cacerolas, el ruido y el insulto, no es la de la gente que solo espera mantener sus privilegios sin importar si eso afecta a quien tenga a su lado.

Confío en que saquemos lecciones valiosas y sepamos ver que la reconstrucción requiere la colaboración de todas y todos, no el envolvernos en nuestra propia bandera como algunos desean.

Francisco Goya es socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema




5 Comentarios
  • tiago tiago 12/07/20 01:29

    Pues para no saber ud. expresarse, en verdad en verdad le digo que lo ha clavado. Y nos quedan muchas incertidumbres. Y dudo mucho que aunque algo ayamos aprendido seguirán quedando mucho asnos de dos patas ÁNIMO

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MIglesias MIglesias 11/07/20 11:47

    Para no ser escritor ni articulista lo ha explicado mejor que muchos. Creo que somos legión los que nos hacemos esas preguntas y hemos perdido casi todas las certezas, no podemos hacer otra cosa que aportar lo que podamos desde la solidaridad y la denuncia y esperar que seamos más y más fuertes que los insolidarios.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Ambon Ambon 11/07/20 10:06

    Ni cambiará todo lo que debía cambiar, ni permanecerá todo igual.

    Hemos visto como lo público, el Estado, a salido a proteger a ciudadanos y empresas mientras lo privado, algunas empresas privadas especulaban con el material sanitario o los entierros, pero ahora que parece que puede llegara dinero de Europa esos mismos especuladores sacan la mano a ver si les cae algo. Deberíamos aprender como sociedad a quien merece la peña ayudar, a lo público o a lo privado.

    Todos asumimos riesgo como sociedad para que la hostelería y el turismo levante la cabeza, pero algunos insensatos del sector montan saraos incomprensibles poniéndonos a todos en riesgo, quizás habría que cerrar esos negocios irresponsables e inhabiliatr a sus dueños para futuros negocios del mismo tipo.

    Claro que hemos aprendido, pero no todo, ni todos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 11/07/20 08:29

    La Derecha sueña que la enorme crisis economico social que se avecina va a provocar que a Sanchez le pase igual que a Zapatero en 2009. A ver si les sale el tiro por la culata... Eso ultimo es posible porque Sindicatos y Patronal son mucho mâs sensatos que la Derecha politica y tambien estoy seguro de que colectivamente algo hemos aprendido los españoles desde aquella crisis de 2009...

    La propuesta del Presidente Sanchez de restringir los aforamientos es muy, muy positiva.

    Buen dîa !

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Canija Canija 11/07/20 08:22

    Yo también soy optimista, esperemos que la realidad no destruya nuestra esperanza 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

Lo más...
 
Opinión