X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

Acatamiento de la aconfesionalidad estatal

Juan Antonio Aguilera
Publicada el 15/09/2020 a las 06:00

Los laicistas estamos contentos porque, por primera vez desde que se inauguró la ancestral costumbre de que distintas corporaciones granadinas rindan honores a la virgen de las Angustias en septiembre (es decir, desde que cierto concejal comunista se la inventara a principios de los 80), los representantes públicos civiles y militares no asistirán a la gran procesión ni a la ofrenda floral multitudinaria. Nos dirán, jóvenes, ¿no sabéis que se debe a los imperativos sanitarios de la pandemia de la covid-19, y que ni siquiera hay procesión ni ofrenda? Sí, lo sabemos, pero nos abre la esperanza de que acaben haciéndolo por otros imperativos: los del respeto democrático a la aconfesionalidad del Estado y a la ciudadanía diversa.

La verdad es que, bromas aparte, ni siquiera estamos contentos por la no asistencia apuntada, pues esos representantes y corporaciones sí que irán pasando por la basílica de las Angustias a lo largo del mes para rendir honores a la virgen.

Lo que es una afrenta pública a la ciudadanía de Granada, tan diversa en sus convicciones y creencias, la encabezará el alcalde, de Ciudadanos, pero los concejales de PP, PSOE y Vox lo secundarán, de modo que sólo los de Podemos-IU-Adelante Granada permanecerán, en esta ocasión, como representantes de todos los granadinos. También merecen reprobación otros representantes del Estado y sus instituciones, Subdelegación del Gobierno, Guardia Civil, Policía Nacional, Agencia Tributaria, Instituciones Penitenciarias, Fiscalía, Tribunal Superior de Justicia, Ayuntamiento de Granada, Ejército... Y en la lista negra confesional tampoco faltarán Corporaciones de Derecho Público como los Colegios Oficiales (médicos, farmacéuticos, enfermería, notarios, abogados…).

Por supuesto, esas mismas personas a título privado pueden legítimamente, en base a su libertad de conciencia, participar o no en los rituales que deseen. En cambio, cuando participan en ellos como servidores públicos, faltan gravemente a su deber de servir a todos los ciudadanos por igual, sin identificarse con los de ningún credo particular.

Desde Granada Laica exigimos que las instancias, autoridades y cargos públicos se abstengan de participar en actos de cualquier ideología o creencia particular (los aquí citados y tantos otros) sin necesidad de que tengan que venir pandemias para ello, sino que sea por acatamiento de la aconfesionalidad estatal y respeto a toda la ciudadanía.

Juan Antonio Aguilera es miembro de Granada Laica y socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • Ambon Ambon 16/09/20 10:11

    La España de charanga y pandereta sigue muy viva y en Granada es normal ver a los mismos pasar de las cofradías de Semana Santa, a las carretas del Rocío y de estas a las casetas del ferial, todo muy pío y muy caritativo.

    Gracias Juan Antonio por poner a la vista los incumplimientos de la Constitución de quienes se dicen nuestros representantes y solo representan sus intereses y los de quienes les sostienen en los cargos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

 
Opinión