X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

Todo aquello fue un error

Jesús Pichel Martín
Publicada el 28/10/2020 a las 06:00

El estado de alarma general, que se estableció el pasado 14 de marzo, decayó el 21 de junio después de seis prórrogas de 15 días aprobadas por el Congreso de los Diputados (y Diputadas). 126 días después, el Gobierno activa un nuevo estado de alarma general, aunque con contenidos y características distintas a aquél.

Decayó el primero al menos por cuatro motivos, que no razones. En primer lugar, las prisas de las comunidades autónomas por recuperar todas sus competencias, bien porque pensaran de buena fe que podían actuar mejor que el Gobierno, bien por temor a perder su cuota de poder; otro, la estrategia política de buena parte de la oposición para desgastar al Gobierno acusándole de autoritarismo e ineficacia y amenazando con no aprobar nuevas prórrogas; el tercero, el temor del Gobierno a que efectivamente el Congreso rechazase una nueva prórroga; y el cuarto, no menor, el intento de salvar al menos el turismo nacional durante el verano que se iniciaba.

Hoy sabemos que aquel estado de alarma debió continuar y que todo aquello fue un error; las comunidades autónomas no han gestionado mejor que el Gobierno, por mucho que sigan culpándole de lo que ha sido y es su propia ineficacia, y han sido las propias autonomías quienes han pedido que se declarara el nuevo estado de alarma; la estrategia de desgaste ha fallado. El Gobierno sigue siendo Gobierno y, según las encuestas, no pierde apoyos; el Gobierno ha tenido que decretar un nuevo estado de alarma, pidiendo de antemano que se prorrogue seis meses; y el verano algo salvó al turismo, sí, pero a costa de seguir expandiendo el virus por playas y fiestas.

Ahora veremos si se aprueba o no tal prórroga en el Congreso de Diputados (y Diputadas) y en qué condiciones. Pero me temo que, sea como sea, seguiremos oyendo a las partes escurrir el bulto culpando a otros de los errores propios mientras el común de los mortales, nunca mejor dicho, seguiremos expuestos al contagio y a sus consecuencias.

Jesús Pichel Martín es socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión