X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

Sanitarios rotos

José Manuel González de la Cuesta
Publicada el 12/11/2020 a las 06:00

Nos dijeron que teníamos la mejor sanidad del mundo y nos lo creímos. Hasta que la sanidad sufrió un test de estrés y todo se vino abajo y descubrimos lo que ya sabíamos y nadie quería ver. Como las avestruces nos habíamos dedicado durante años a esconder la cabeza ante las listas de espera, los recortes, los equipamientos obsoletos, la mengua de las plantillas, la paulatina desaparición de camas hospitalarias, la precariedad de los contratos y el crecimiento de la sanidad privada, gracias a los conciertos que los diferentes Gobiernos autonómicos vienen firmando desde hace años; un 44,6% en Baleares o un 29,1% en Madrid, de crecimiento en los últimos siete años.

Cuando la primera ola de coronavirus puso al borde del colapso la sanidad pública, nadie tuvo el valor de reconocer la responsabilidad que tenían en ello. Ningún dirigente salió a los medios de comunicación a pedir perdón por haber estado engañándonos durante años. A todos se les llenó la boca diciendo que tomaban nota de lo que estaba pasando y que se ponían a trabajar para solucionarlo, como si de la noche a la mañana se pudiera enderezar lo que llevaba años torcido. Pero lo cierto, es que si se pudo trampear la situación y evitar el derrumbe absoluto de la sanidad, fue gracias a los sanitarios y al esfuerzo sobrehumano físico y mental, que muchos de ellos tuvieron que realizar. Parecía que los aplausos de todos los días serían un revulsivo para que los gobernantes aprendieran de los errores del pasado y empezaran a enmendar el problema, pero todo se quedó en homenaje y agradecimiento al esfuerzo que estaban realizando. Ya lo advirtieron ellos: menos aplausos y más soluciones a los problemas del sistema sanitario público.

Llegó el verano, nos creímos que todo había pasado y los gobernantes, una vez más, miraron para otro lado. Y de aquellos barros estos lodos. Hoy, en plena segunda ola de la pandemia, con el coronavirus amenazando otra vez vidas, haciendas y capacidad de respuesta en los diferentes niveles de la sanidad, volvemos a fiarlo todo al esfuerzo de los sanitarios, al trabajo extenuante que se les prometió no iban a volver a sufrir. Y la única respuesta de los gobernantes es seguir con las mismas carencias que antes, exigir que doblen turnos, que pierdan vacaciones y que renuncien a trabajar en buenas condiciones. Si fiamos la suerte de los enfermos solo a su esfuerzo, por la falta de implementación de medidas, está todo fallando otra vez. En definitiva, recortar derechos como única respuesta a la incapacidad de gestionar bien los problemas, es el peor camino que se puede tomar, además de injusto.

Ya se acabó el tiempo de refrendo por la urgencia de las medidas y porque en momentos de crisis aguda es mejor arrimar el hombro todos juntos, que tirar cada uno por un lado. Produce una infinita vergüenza ver que los sanitarios están en el mismo punto de partida que al principio de la pandemia, pero mucho más agotados psicológicamente, con sensación de abandono y ahora viendo como los gobernantes aprietan las turcas de su incapacidad para solucionar problemas sobre ellos. País.


José Manuel González de la Cuesta es socio de infoLibre

 

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




3 Comentarios
  • M.T M.T 12/11/20 20:04

    Pues sí señor. Suscribo y comparto lo que expresa y denuncia.
    ¿ Está en manos de la ciudadanía de a pie resolver algo? Porque tengo serías dudas.
    Con las sucesivas políticas ¿ ha mejorado la Sanidad? Creo que no.
    Mi solidaridad con los sanitarios, sin lugar a dudas.
    Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Ambon Ambon 12/11/20 13:29

    Absolutamente de acuerdo, José Manuel

    No se ha contratado personal, mi para atención primaria, ni para rastreo, en muchos casos ni para sustituciones de bajas o vacaciones, en vez de eso se han gastado una millonada en hacer un nuevo hospital innecesario según los expertos en vez de dotar de personal, equipamiento y recursos a los centros ya existentes.

    Llevamos muchos meses en que los millones de enfermos crónicos de este país están siendo atendidos por teléfono y no olvidemos que en ese segmento de población hay personas mayores que ni saben explicar lo que les pasa ni entienden bien lo que les dice su médico, cuando es el suyo quien llama. ¿En que año de carrera estudiaron diagnóstico por teléfono? ¿Porqué no se rebelan ante los políticos que les obligan a incumplir su juramento hipocrático?

    La ciudadanía que aplaudía a las 8 de la noche, una mayoría creo que estaría dispuesta a luchar al lado de los sanitarios por la sanidad de todos y por supuesto debemos impedir que se desvíe un solo euro mas para la privada

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • AMP AMP 12/11/20 12:39

    Ni aprenden los políticos, o quizá no quieran, ni aprendemos los ciudadanos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión