X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

Reforma de la Constitución

Xoán Manuel Estévez Freijeiro
Publicada el 09/12/2020 a las 06:00

Un par de días después de la conmemoración de la Constitución del 78, quiero aportar mi opinión sobre un debate que observo a menudo: lo importante en las distintas políticas es una nivelación social entre los habitantes de un territorio, que todo el mundo tenga derecho a ver cubiertas unas necesidades básicas (alimentación, educación, sanidad, trabajo, etc.). Cualquiera puede estar de acuerdo, pero con frecuencia se utilizan estas reivindicaciones para esquivar el modelo de organización territorial, ciertamente pendiente de consumar en la actual Constitución.

No son debates antagónicos; esas necesidades elementales citadas pueden ser cubiertas por ejemplo, por la Xunta en Galicia, o bien por el Gobierno español. Lo que muchos españoles no asumen es que tenemos unos derechos históricos, que cuando se redactó el actual texto constitucional se tuvieron en cuenta los Estatutos de autonomía aprobados antes de la Guerra Civil, que no se corresponden con el actual modelo autonómico. Que, digámoslo ya, existen unos derechos nacionales que no se contemplan y que se corresponden con aquellos países donde tenemos idioma propio.

Y escribo esto cuando el débil nacionalismo gallego fue marginado de los recientemente aprobados Presupuestos Generales, y que suponen, a mi entender, una nueva frustración para los que creían en los partidos de ámbito estatal.

Por consiguiente, procedería invertir la relación actual, de un Estado indisoluble a uno en que las distintas naciones –nacionalidades en la terminología constitucional–, estén en él por voluntad propia.

Xoán Manuel Estévez Freijeiro es socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema




3 Comentarios
  • Ambon Ambon 09/12/20 12:24

    Desgraciadamente la misma Constitución que se aprobó mediante un referendum, en el que un solo voto positivo mas habría sido suficiente para su aprobación, su reforma requiere de una mayoría cualificada practicamente imposible de alcanzar.

    Lo que significa eso, es que la soberanía popular (referendum) queda secuestrada por sus propios representantes (votación parlamentaria). Para colmo aquellos que se opusieron a esta Constitución como fué Alianza Popular, ahora se erigen en sus principales guardianes, pero solo de los artículos que les conviene, todos aquellos que favorecen a las clases medias y trabajadoras, siguen sin desarrollarse y sin cumplirse 42 años después.

    Siendo consciente de la ineludible necesidad de reformar estas Constitución, a veces me preocupa que la relación de fuerzas sea tal que acaben reformándola para peor.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • JJJ JJJ 09/12/20 11:35

    Atado y bien atado. La reforma de la Constitución es imposible: se necesitan dos tercios del Parlamento, o sea, se requiere del PP (la derecha española), que ya hizo y consintió esa Constitución que otorga permanencia y supremacía a los poderes fácticos para siempre (avalado con las leyes electorales, los tribunales de Justicia, las cloacas policiales, el bipartidismo...). Constitución española, constitución/merienda de nacionalidades y clases sociales!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • josmanbuisan josmanbuisan 09/12/20 08:37

    Xoán muy buen comentario, breve pero con substancia.
    Totalmente de acuerdo contigo, aunque dudo mucho que una vez fuéramos, o seamos Naciones Soberanas queramos estar en el Estado Español por voluntad propia...
    Viva Galiza Ceibe

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

Lo más...
 
Opinión